sábado, 25 de marzo de 2017

Propuesta (no tan) descabellada



Yo: Agus, vos realmente me lo decís en serio o me estás 'jodiendo' (haciendo una broma)?


Esa fue la única conclusión a la que pude llegar, después de haberme encontrado con la Agus, un mediodía, a la salida del colegio y haber hablado primero de 'bueyes perdidos', luego de tener sexo intenso y fogoso y luego, volver sobre un 'temita' que se está volviendo obsesivo en la Agus. Esto es, nos damos cuenta de que estamos creciendo y dejando etapas atrás. Ya pasó nuestra adolescencia y estamos entrando, vertiginosamente, en la última etapa de nuestra juventud. 

En cuanto menos nos demos cuenta ya estaremos entrando en la primera etapa de nuestra adultez. Y eso, como me 'pica' (molesta) a mí también le 'pica' a la Agus. Ella ya es médico y está haciendo su residencia. Tiene 26 años y un gran futuro porque además de ser bonita e inteligente, tienen la particularidad de haber sido medalla de oro al mejor promedio de la universidad, además de pertenecer a una familia de gran abolengo en la sociedad rosarina. 

Con todos esos laureles personales, se situó en una posición realmente increíble y sino fuera porque es la única amiga 'con derecho' que tengo, sería para mí tan inaccesible como lo es para el resto de los mortales. Y de tanto en tanto, tenemos este tipo de 'encuentros', donde dejamos fluir nuestros sentimientos y logramos el mejor de los sexos. Amo a la Agus y sé que ella me ama a mí y cada vez que nos encontramos no podemos dejar de exteriorizar nuestro amor.

Y esta vez, no fue la excepción. Almorzamos en un resto-bar de la zona céntrica de la ciudad y decidimos tomar café en su departamento. El departamento de la Agus es tal cual como nosotros (léase Luciano y yo) hubiéramos querido para alquilar. Un departamento de dos dormitorios y una tercera habitación, tipo comodín, pequeña pero cómoda y con un bañito privado. Esta habitación, está destinada para el personal de servicio o un tercer dormitorio o eventual escritorio. 

El living-comedor es grande y luminoso y la cocina es de dimensiones importantes. El dormitorio principal y el living-comedor dan a un amplísimo balcón con una vista al río y a las islas, realmente espectacular. El dormitorio de servicio, uno de los dormitorios y la cocina-lavadero dan al contrafrente y tienen un balcón pequeñito e individual. Tiene cochera privada y baulera y son dos departamentos por piso, en un edificio de construcción relativamente nuevo y de categoría.

Fue en el balcón, donde tomamos café con 'masitas' (masas dulces) y allí mismo, nos comenzamos a transar y a recordar nuestro primer encuentro. Segundos después, ya estábamos desnudándonos en el dormitorio, acostados en la cama y teniendo sexo. Obviamente, nos conocemos a la perfección y ya sabemos, que es lo que nos gusta y qué es lo que no. Personalmente, no me gusta chupar sus pezones ni la vagina aunque la mantiene cuidadosamente depilada. Eso, ella lo sabe y no me lo pide.

En cambio sabe que me gusta que me felacione y se entrega a chuparme la pija con toda intensidad y placer. Sabe que me gusta que se trague mi leche y lo hace sin ningún tipo de quejas. También sabe que gusta cojerla/follarla por la 'cola' (culo). Obviamente me llevó algún tiempo convencerla, cuando era más chica, después de nuestros primeros 'encuentros', que me dejara penetrarla analmente, pero finalmente cuando me entregó su culo, nunca más me lo negó.

Claro que todas estas concesiones dan lugar a un pase de 'factura' que ahora tengo que asumir y 'pagar'. La Agus está preocupada por su 'estado civil' (soltera) porque se peleó con el novio, pero más le pesa, tener 26 años y todavía no haber concebido un hijo. Y es en estos temas, donde yo aparezco. Creo que desde el primer día que nos encamamos, hace diez años, nos amamos incondicionalmente y a partir de ese día nació en mí este sentimiento que me hace dudar que sea 100% gay.

De todos modos, es la única mujer que amo y por la que siento atracción física y sexual, tanto como si fuera cualquier 'diosito'. Lo cierto que pensé, que después de haber tenido ese encuentro sexual intenso, entre la felación y la penetración anal y cuando estábamos descansando, previo a la penetración vaginal, me dijo lo que desembocó en la primera frase de esta entrada. La Agus pretende que yo la embarace para tener un hijo mío y sin casarnos ni tener obligaciones matrimoniales.

Toda una propuesta descabellada. Sé que ella me ama y que, aunque sabe que soy gay, también sabe, lo que ella despierta en mí y que yo también la amo. De ahí, la posibilidad de tener un hijo juntos, sin necesidad de ser matrimonio pero sí de conformar una especie de pareja 'camas afuera'. Obvio, que es una posibilidad, porque amo a la Agus, pero de ahí a formar una pareja con ella, hay un largo trecho, ya que debería sacrificar, mi atracción hacia los 'diositos' de los que no estoy dispuesto a renunciar.

Claro que no deja de ser toda una 'jugada' (mecanismo estratégico). No me desvela no tener hijos pero no deja de atraerme la idea de tener un hijo. Creo que seria un muy buen padre. Y lo educaría tan distinto a como me educaron a mí! Al menos, no con tanta represión. Y cuando sea grande, me gustaría que comprendiera que fue concebido por dos personas que se aman sin importar, la orientación sexual de los padres.

Obviamente, ya para ese entonces, yo, Luciano y varios 'diositos' más, deberíamos haber salido del 'closet' y estar viviendo de otra manera a como lo hacemos ahora. No sé tampoco, cómo voy a reaccionar cuando vea al bebé, porque además de reconocer mi paternidad y darle mi apellido, tendría que asumir la responsabilidad que me toca, aunque la idea de la Agus, es dejarme liberado de toda responsabilidad, obligación u otra cuestión legal. Pero creo que no podría mantenerme al margen de esa criatura y que sería un buen padre, más allá, de que yo conviva con otro hombre (léase Luciano y/o Carlitos y/o el Colo) y que la madre, lo críe sola y sin otra pareja al lado, ya que no quiere que otro hombre mas que yo, sea el padre de la criatura. Y, aunque creo que no habría problemas, supongo que igual se presentarían otras situaciones legales que desconozco y que incluso, pueden ser impredecibles o impensables. Así que hoy por hoy, lo que en un momento, me pareció una idea descabellada, ahora no me parece tanto y acaricio la idea de tener un hijo con la Agus, con la misma pasión, que cuando le hago el amor a Luciano... jaaaaaaa...




sábado, 18 de marzo de 2017

Decisión final




La reacción en cadena se produjo una noche, cuando estábamos cenando todos (léase los 'pájaros', y nosotros) y se me ocurrió comentarles la idea que teníamos, Luciano y yo, de irnos a vivir solos. Se los dije, sin preparación previa ni haber comentado nada antes. La verdad que no me pareció pertinente. Tampoco era una cuestión de 'estado' pero así fue tomado y la reacción de los 'pájaros' fue dispar aunque al principio, les cayó como un balde de agua helada que los conmocionó.

Y los conmocionó tanto que esa sensación se transmitió al ambiente. Se creó un silencio que parecía que había petrificado la zona y que una tijera, lo podía cortar. Cuatro pares de ojos se clavaron en mí y todos, absolutamente todos, dejaron de comer. Así que no tuve otro remedio que explayarme, justificarme y explicarles cuál era la idea y que nos motivaba para concretar esa idea: la búsqueda de una intimidad que habíamos perdido y queríamos recuperar.

También les dije que nadie tenía la culpa, ya que todos tenían 'derechos' en la casa. Y no solamente de vivir en ella, sino de recibir amigos, hacer y deshacer y todo eso. Y que me parecía perfecto que sea así. Que era solamente por una cuestión de 'intimidad' que sentíamos que habíamos perdido y que necesitábamos. La mala nueva fue difícil de digerir, según las respuestas que tuvimos, cuando conversamos individualmente y en diferentes días de la semna, con cada uno de ellos.

LOS QUE NOS DIJO EL TOMI.
Me dijo que ya se lo veía venir y sabía que en algún momento iba a pasar. Y que entendía que no es lo mismo, vivir solo que en pareja porque la pareja necesita tener una 'intimidad' que no se podía circunscribir a nuestro dormitorio solamente. Que estaba de acuerdo con nuestra idea y que teníamos su 'bendición' para que le diéramos para 'adelante'. Que yo me merecía lo mejor del mundo y que estaba muy agradecido por todo lo que habíamos hecho por él, tanto mi viejo como todos nosotros.

Y ahí nomás se 'quebró' (emocionó) y nos dijo, que lo único que lamentaba es que mi 'ida' iba a provocar que ellos también tengan que abandonar el departamento porque no estaban en condiciones económicas para mantenerlo. Una, porque él, en ese momento, no tenía trabajo, aunque tenía un poco de dinero ahorrado. El Nachito no trabajaba y el sueldo del Tato no alcanzaba para afrontar los gastos de la casa. Así que probablemente, iban a tener que buscar un lugar donde vivir. Con la madre, ni lo pensaba. Con mi viejo, 'no daba' (no era pertinente). Tampoco con mi vieja, porque aunque nunca tuvieron 'diferencias', el Tomi nunca fue 'santo de su devoción'. Así que lo más probable era que alquilara una habitación amoblada en una casa de pensión hasta que consiguiera trabajo y pudiera estabilizarse económicamente y ver si podía alquilar aunque sea un departamento de un solo ambiente y que otra cosa no podía hacer.

LO QUE NOS DIJO EL TATO.
Me dijo que no le extrañaba que yo quisiera irme de mi casa, porque él también pensó, muchas veces que algún día, esa convivencia se tenía que terminar. Especialmente, porque ahora, al estar más 'grandes', cada uno de nosotros, buscaba esa libertad e independencia que era muy difícil de lograr viviendo todos juntos. Incluso, me dijo que él también había pensado alquilar un departamento para irse a vivir con la novia, pero que tuvo que renunciar a ese deseo porque no le alcanzaba el sueldo para todos los gastos que tenía que afrontar.

Incluso, compartió la idea con el Tomi para que se fueran juntos y alquilar un departamento de dos dormitorios y dividir los gastos, pero el Tomi, estaba pensando, en esa época, renunciar al trabajo y reiniciar la facultad, y no iba a tener dinero para afrontar la idea del Tato, por mucho que lo subyugaba la propuesta. Así que todo quedó en la nada. El tema era que no quería irse a vivir con ninguno de mis viejos, así que la otra que le quedaba, era irse a vivir a la casa del campo, pero le quedaba lejos y se la iba a pasar viajando. Esa idea la había barajado también con el Tomi, pero los dos tenían el mismo problema de horarios y de distancias.

LO QUE NOS DIJO EL NACHITO.
Me dijo que no entendía por qué nos queríamos ir a vivir solos, teniendo todo lo que teníamos. Que si era para estar más tiempo solos que nos podíamos organizar. Y que si yo no quería que él llevara a los amigos, no los iba a llevar más y listo. Pero que todo era cuestión de organización. Y después, empezó a 'dorarme la píldora' (hablar bien de mí). Me dijo que él me necesitaba, que no podía dejarlo solo y menos ahora que era el momento que más me necesitaba. Que yo no solamente era el hermano mayor, sino su mejor amigo, su verdadero papá, su maestro, su guía y así siguió por un largo rato. 

Finalmente, apoyó su frente sobre la mesa, se cubrió el rostros con los brazos y se echó a llorar. La puta madre! Esa sí que no me la esperaba! Bah, no me esperaba nada de lo que me había dicho y entre sus palabras y sus lágrimas, me conmoví tanto que no pude evitar comenzar a lagrimear. Y Luciano que estaba conmigo, y como es de lágrima fácil, terminamos llorando los tres. El Nachito me pidió por favor, me rogó y me imploró que no me fuera y que si me iba, lo llevara conmigo. Que no quería irse a vivir con mi vieja ni con mi viejo. Que quería vivir conmigo y con nadie más. Que él se iba a encargar de todas las cosas de la casa, de hacer las compras, de limpiar, lavar y acomodar, pero que no lo abandonara. Y siguió llorando y prometiendo y comprometiéndose para muchas cosas. Qué 'pendejo' (pibito) de mierda! Qué hacer? Le tenía que hacer comprender que Luciano quería tener intimidad y que él, era parte, de los que no nos dejaban alcanzar esa intimidad que tanto anhelábamos. Qué se hace, en un caso así, cuando dos amores incondicionales colisionan?

LA SOLUCIÓN DE LUCIANO.
Cuando el Nachito se fue y quedamos solos, Luciano, cuyo peso en kg, debe ser todo de oro, incluido su corazón, me dijo que le daba lástima el Nachito y que no podía dejar de ponerse en su lugar. Y que también le daba lástima el Tomi, porque solamente con nosotros, conoció lo que realmente era una familia y una vida 'normal'. Y que vivir en una pensión era horrible, porque iba a tener que convivir con gente que no conocía, que no lo querían y siguió con la 'sanata' (argumentación) un buen rato.

Y ahí fue cuando me dijo que el Nachito y el Tomi, se podían mudar con nosotros, total, íbamos a alquilar un departamento de dos dormitorios. Así que, en uno, podíamos dormir nosotros y en el otro, ellos. El Tato mucho no le 'calentaba' (preocupaba) porque tenía novia y pensaba, irse a vivir con ella y la situación era 'diferente', que bien podía arreglarse con la casa del campo. O de última, irse a vivir con nosotros, hasta que encontrara 'algo' económica para alquilar y mudarse con la novia y todo eso.

DECISIÓN FINAL.
Con ese pensamiento, le dije a Luciano, que no cambiaba nada y que iba a volver a pasar lo mismo que nos pasaba ahora pero en un lugar mucho más chico. Luciano se rió y me dio la razón y me dijo que pensándola bien, era mejor como estábamos y que el Nachito, tenía razón, que si nos organizábamos bien, las 'cosas' podían cambiar. Así que, en esa quedamos. Dimos 'marcha atrás' en nuestros planes de mudanza y decidimos hablar con los 'pájaros' para ver como nos podíamos organizar para que todos estuviéramos contentos. Definitivamente, esta intimidad buscada, nos dio la posibilidad de sincerarnos entre nosotros y lograr, un consenso para mejorar la convivencia. Todos estamos creciendo y no somos los mismos de antes. Así que tuvimos que juntas las 'cartas' (naipes), mezclar y 'dar' (repartir) las cartas de nuevo. Algo así como dice la oración de Alcohólicos Anónimos: 'Serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar. Valor para cambiar aquellas que puedo. Y sabiduría para reconocer la diferencia'... En fin,..




sábado, 11 de marzo de 2017

Intimidad





No es fácil la convivencia. Menos cuando se mezclan edades, parentescos y orientaciones sexuales. Desde hace bastante tiempo estamos conviviendo en casa, mis hermanos, el Nachito (16), el Tato (23), Tomi (hermano adoptivo y de 23 años también), Luciano (19) que es mi pareja y yo (25). El primero es heterosexual (creo). El Tato es bisexual y los tres restantes, somos gays. Durante mucho tiempo todo transcurrió sin problemas. Incluso ahora tampoco se presentan inconvenientes de relación porque cuando hay buena predisposición, tolerancia, comprensión y diálogo pero...

Lo que pasa que ya no somos los cinco de siempre. Ahora, el Nachito trae a sus amigos/as, a los que yo les digo 'pajaritos'. Y es comprensible que así sea. Esta también es 'su' casa. El Tato trae a la novia o a sus amigos/as. Tomi solamente trae algunos amigos gays o no, pero muy de tanto en tanto, aunque él también considera mi casa como suya. Y está bien que así sea. Mi viejo, prácticamente, lo adoptó y Tomi se siente uno más de la familia. Luciano a veces invita a alguno de los 'pollitos' y yo a los 'diositos', aunque no mucho porque Luciano no se termina de adaptar a ellos ni ellos a Luciano.

Es decir, que cuando coincidimos todos, esto es una torre de Babel. A veces, en los diferentes ambientes o momentos del día, hay más gente adentro de mi casa que en la peatonal del centro. Y si bien, a mí no me jode, a Luciano sí. Le molesta la falta de 'intimidad' que solamente encontramos y/o tenemos en nuestro dormitorio. Y no es un problema de los chicos/as que vienen, porque todos saben que Luciano y yo somos gays y además somos pareja. Nos aceptan naturalmente y aceptan también, nuestras manifestaciones de amor y exteriorizaciones físicas como caricias, abrazos y besos. 

Pero, Luciano no termina de acostumbrarse a que nos vean teniendo esas exteriorizaciones de nuestro amor, aunque estemos adentro de nuestra casa. Es una faceta de su personalidad que dudo mucho que pueda cambiar porque yo soy más o menos igual. Quizás, con una buena terapia psicoanalítica, logre liberarse, de lo que ahora, es una carga pesada. Yo, mucho no me puedo asustar, porque me pasaba (pasa) lo mismo aunque cada vez me estoy soltando un poco más. Es como si no quisiera que otros sepan que es gay. Yo tengo la misma dificultad y por eso será que lo entiendo y comprendo tanto. 

A partir de esta situación, estoy viendo con Luciano, la posibilidad de mudarnos, a un departamento más chico pero exclusivamente para nosotros. Nos gusta la zona donde viven los 'pollitos' y donde tiene el departamento el Gasti. Es un trozo del macrocentro, al sur de la ciudad,  y limitado por dos importantes avenidas al norte y al sur, un enorme parque de más de 50 hectáreas al oeste y una calle muy comercial, dedicada a la venta de repuestos del automotor al este. El barrio es residencial y las casas son muy lindas, aunque últimamente están haciendo muchos edificios horizontales.

Los 'pollitos' viven en esas casas, pero no se consiguen en alquiler. La mayoría están a la venta. Casi todas son demolidas para dar paso a edificios horizontales de categoría, cuyo valor de compra es inaccesible para nosotros. Así que no nos queda otra que alquilar. Algo ya estuvimos viendo: es un departamento muy lindo y en el precio (500 dólares) nos incluyen cochera y baulera, un plus, nada despreciable, porque en ese barrio estacionar en la calle, es imposible y como no hay muchas cocheras ni públicas ni privadas, lugares para guardar el auto de noche, prácticamente, no existen.

Por otra parte, nos movilizaríamos en 'colectivo' (bus) y poder ahorrar nuestros gastos de movilidad en auto (nafta, estacionamiento, etc). Estamos a 10' del centro de la ciudad y a 15' de nuestro trabajo y de la facultad y conectados con el resto de la ciudad por una enorme red de 'colectivos' (mi ciudad el único transporte público que tiene es el 'colectivo' o el taxi) ya que no hay trenes ni subterráneos. Pero lo principal lo tendríamos: la intimidad que tanto buscamos y alejarnos del 'microcentro' donde ya es casi imposible vivir normalmente debido al caos de la gente y los vehículos.

El Gasti, cuando se enteró que estábamos buscando un departamento para alquilar, generosamente nos ofreció el suyo, sin cobrarnos absolutamente nada y solamente tendríamos que pagar las expensas y los servicios, ya que los impuestos, los seguiría pagando él. La oferta es tentadora pero tiene dos 'contras': una que el departamento es chico (solamente tiene un dormitorio y nosotros buscamos de dos) y la otra, es que no tiene cochera. Así que en esa estamos. Cuando le demos a conocer, la noticia de nuestra mudanza, a los 'pájaros' seguramente, no les caerá muy bien. Porque si bien nuestras causales son entendibles, a ellos, se les va a plantear un gran problema. Ninguno está en condiciones económicas de mantener el departamento gigante en el que vivimos y necesitarían de otra/s persona/s que aportara dinero para seguir viviendo acá o caso contrario, ellos también, deberían buscar otros 'horizontes'. O sea, que en este momento, somos como esas filas de 'dominó', donde cuando uno de ellos se cae, indefectiblemente, comienza a empujar al resto y terminan cayendo todos. Pero, bueno, esto es lo que hay. Vamos a ver que sale de todo este 'bolonki'... jeeeeeee...




sábado, 4 de marzo de 2017

Juego de tronos




El sábado pasado, a la noche, el Matius celebró su cumpleaños número 22. Fue una fiesta 'íntima' donde solamente, los invitados éramos los 'diositos' (mayores y medianos), los 'pollitos' y los 'pollitos BB'. Los primeros, es decir, los 'diositos' porque él mismo responde a esa categoría, aunque pertenece al grupo de los 'medianos'. Y los 'pollitos' porque 'anda' (es novio) con el 'Pollito', así que últimamente, está mucho más relacionado y en contacto con los 'pollitos BB'.

Esta vez fueron muchos más de los que generalmente van a mis 'encuentros' (léase comidas, fiestas u otro tipo de reunión) pero claro, entraban todas las categorías de 'diositos'. Excepto el Yani, el Sebi, Franco y Caio, del grupo de los 'diositos' mayores, que no fueron por diferentes motivos, los demás fueron todos: el Gasti (26) (no le quedaba otra por ser primo del Matius), Juanes (26) (que hacía mil años que no lo veía), el Andy (26), el Emma (26) que es el primer 'diosito' y yo y paren de contar.

Del grupo de los 'medianos' estaban Tomi (23), Lucho (22) y el Juani (22). Y de los 'pollitos' estaban todos: el verdadero 'Pollito' (19) y los otros dos 'pollitos': Carlitos (16) y Luciano (19). Y el resto, eran todos 'pollitos BB': Ale (16), Nacho (15), Seba (15) y el Mati (14). Todo comenzó en el momento de sentarnos a la mesa (la mesa era un simple tablón de madera, apoyado en dos caballetes) y con dos largos bancos a los lados, que reemplazaban a las sillas.

Como decía, el lío empezó en el momento de ubicarnos en la mesa, cuando se produjeron algunos movimientos de ubicación que denotaban categorías y privilegios. Pero creo que todo fue impensado al principio, con la diferencia que se fue concretando de a poco. De un lado del tablón, se sentaron: el Juanes - Juani - el Matius - el Pollito - Carlitos - Ale - Nacho - Seba y el Mati en ese orden. Del lado de enfrente se ubicó: el Gasti - Tomi - Yo - Luciano - Lucho - el Andy y el 'diosito'.

Y todo comenzó porque había ocho lugares en cada lado de la mesa y del lado del Matius, había 9 comensales y de mi lado solamente 7. Y en el momento que estaban todos mirándose para ver quien dejaba su lugar para ir a sentarse enfrente, Luciano, dirigiéndose a Carlitos, le dijo: 'vení con nosotros'. Y no hubiera pasado nada, si el 'Pollito' no decía nada. Pero le dijo: 'adónde vas?' Como si no autorizara a Carlitos a moverse de su lado para cambiar de 'bando' y sentarse al lado de Luciano.

El silencio y la tensión del momento fueron notorios, pero fue el Matius el que le puso fin, cuando dijo que estaba bien que 'uno' pasara para el otro lado, porque sino 'ellos' iban a estar todos apretados mientras del lado nuestro, sobraba lugar. Pero, 'a buen entendedor pocas palabras', cualquiera se dio cuenta, que el 'Pollito', a su manera, estaba tratando de ubicarse junto al Matius, como líderes indiscutible de ese lado de la mesa enfrentando directamente a Luciano y en forma indirecta a mí.

Yo me di cuenta al 'toke' (rápido) que era lo que estaba pasando, pero no dije nada, para no alterar la paz que ya había sido alterada. Y la cosa no hubiera pasado de eso, sino fuera por una nueva intervención de Luciano, cuando hizo correr a los que tenía a la derecha, un lugar más, para dejar un espacio libre, entre él y yo, para que se sentara Carlitos, dando a todo el mundo, la sensación que Carlitos era nuestro 'protegido'. El 'Pollito' y los demás se dieron cuenta del 'mensaje' de Luciano.

Realmente desconocí a Luciano. Era una 'declaración de guerra', entre las 'parejas' de los líderes de los grupos de los 'diositos' y de los 'pollitos'. Y aunque sus líderes y sus respectivas parejas (léase Matius-Pollito por un lado y Luciano-yo por el otro) pertenecían a ambos grupos, era notorio que el grupo estaba dividido en seguidores del Matius/Pollito por un lado y yo/Luciano por el otro. Y que el ingreso de Carlitos, del grupo del Matius/Pollito al nuestro era un verdadero enfrentamiento.

Los demás, pasivamente, tomaron partido por uno u otro, generalmente, por la simpatía que sentían. Por suerte, la 'cosa' no pasó a mayores y Matius por un lado y yo por el otro, nos encargamos de poner paños 'fríos' al tema y todo terminó ahí. La cena transcurrió por carriles normales, aunque se encendía de tanto en tanto, por algunas cosas que también nos dividían: los colores futbolísticos, las ideas políticas y el encendido ataque hacia ciertas actitudes de la sociedad rosarina actual.

En un momento dado, hacia el final de la cena, fui al baño del quincho y lo encontré al Matius con uno de los 'pollitos BB'. No creo que estuvieran haciendo 'algo' pero cuando 'el río suena, es porque agua trae'. Así que apenas, escucharon que alguien entraba al baño, simultáneamente, los dos juntos comenzaron a acomodarse la ropa, haciendo que todo fuera más sospechoso. De todos modos, y para blanquear el momento, el Matius retuvo a su lado al 'pollito BB' y no lo dejó ir. 

Me dijo que él no tenía nada en mi contra, que conmigo estaba 'todo bien' (no existían problemas interpersonales) y que creía que el problema estaba entre Luciano y el Pollito, por culpa de Carlitos. Y me preguntó que 'onda' con Carlitos. Le conté que Luciano y yo, estábamos por iniciar una experiencia, de hacer una pareja de a tres con Carlitos y todo eso. Aunque la idea, todavía estaba medio 'verde' (inmaduro) y que recién le estábamos dando forma.

El Matius me dijo que esperaba que este 'problemita' que enfrentaba al 'Pollito' con Luciano, no afectara nuestra 'relación'. Le contesté que no, por todo lo que sentí y siento por él. Se sonrió de lo que le dije y a su vez me contestó que le interesaba esa idea de una pareja de tres, pero que veía difícil que el 'Pollito' aceptara cualquier idea innovadora. De todos modos, quería charlarlo conmigo, recordar y 'viejos tiempos' y me guiñó un ojo. Le dije que sí y que estaríamos en 'contacto'.

Después de comer, hicimos sobremesa, se armaron subgrupos y muchos nos metimos en la piscina porque eran las 2 de la madrugada y hacía un calor impresionante. La mayoría se metió al agua en boxer y estuvimos 'jodiendo' (jugando) hasta casi la madrugada. Antes de irnos, Luciano, lanzó la última 'estocada', diciéndole a Carlitos, que se viniera a dormir con nosotros, cosa que Carlitos aceptó sin pensar. De reojo, vi que el Matius le hizo una seña al 'Pollito' y este no dijo nada pero se advertía, que la unión del grupo, comenzaba a tambalear. Creo que se estaba produciendo un 'cisma' y que por otra parte, era bastante lógico y esperable, después de que por tanto tiempo, fui el líder indiscutible del grupo. Se estaba dando, un verdadero 'juego de tronos'. Vamos a ver, que pasa en el futuro inmediato y en el mediato también, y si se da el refrán que dice, que 'a río revuelto, la ganancia es de los pescadores'... Jeeeeee...