sábado, 4 de marzo de 2017

Juego de tronos




El sábado pasado, a la noche, el Matius celebró su cumpleaños número 22. Fue una fiesta 'íntima' donde solamente, los invitados éramos los 'diositos' (mayores y medianos), los 'pollitos' y los 'pollitos BB'. Los primeros, es decir, los 'diositos' porque él mismo responde a esa categoría, aunque pertenece al grupo de los 'medianos'. Y los 'pollitos' porque 'anda' (es novio) con el 'Pollito', así que últimamente, está mucho más relacionado y en contacto con los 'pollitos BB'.

Esta vez fueron muchos más de los que generalmente van a mis 'encuentros' (léase comidas, fiestas u otro tipo de reunión) pero claro, entraban todas las categorías de 'diositos'. Excepto el Yani, el Sebi, Franco y Caio, del grupo de los 'diositos' mayores, que no fueron por diferentes motivos, los demás fueron todos: el Gasti (26) (no le quedaba otra por ser primo del Matius), Juanes (26) (que hacía mil años que no lo veía), el Andy (26), el Emma (26) que es el primer 'diosito' y yo y paren de contar.

Del grupo de los 'medianos' estaban Tomi (23), Lucho (22) y el Juani (22). Y de los 'pollitos' estaban todos: el verdadero 'Pollito' (19) y los otros dos 'pollitos': Carlitos (16) y Luciano (19). Y el resto, eran todos 'pollitos BB': Ale (16), Nacho (15), Seba (15) y el Mati (14). Todo comenzó en el momento de sentarnos a la mesa (la mesa era un simple tablón de madera, apoyado en dos caballetes) y con dos largos bancos a los lados, que reemplazaban a las sillas.

Como decía, el lío empezó en el momento de ubicarnos en la mesa, cuando se produjeron algunos movimientos de ubicación que denotaban categorías y privilegios. Pero creo que todo fue impensado al principio, con la diferencia que se fue concretando de a poco. De un lado del tablón, se sentaron: el Juanes - Juani - el Matius - el Pollito - Carlitos - Ale - Nacho - Seba y el Mati en ese orden. Del lado de enfrente se ubicó: el Gasti - Tomi - Yo - Luciano - Lucho - el Andy y el 'diosito'.

Y todo comenzó porque había ocho lugares en cada lado de la mesa y del lado del Matius, había 9 comensales y de mi lado solamente 7. Y en el momento que estaban todos mirándose para ver quien dejaba su lugar para ir a sentarse enfrente, Luciano, dirigiéndose a Carlitos, le dijo: 'vení con nosotros'. Y no hubiera pasado nada, si el 'Pollito' no decía nada. Pero le dijo: 'adónde vas?' Como si no autorizara a Carlitos a moverse de su lado para cambiar de 'bando' y sentarse al lado de Luciano.

El silencio y la tensión del momento fueron notorios, pero fue el Matius el que le puso fin, cuando dijo que estaba bien que 'uno' pasara para el otro lado, porque sino 'ellos' iban a estar todos apretados mientras del lado nuestro, sobraba lugar. Pero, 'a buen entendedor pocas palabras', cualquiera se dio cuenta, que el 'Pollito', a su manera, estaba tratando de ubicarse junto al Matius, como líderes indiscutible de ese lado de la mesa enfrentando directamente a Luciano y en forma indirecta a mí.

Yo me di cuenta al 'toke' (rápido) que era lo que estaba pasando, pero no dije nada, para no alterar la paz que ya había sido alterada. Y la cosa no hubiera pasado de eso, sino fuera por una nueva intervención de Luciano, cuando hizo correr a los que tenía a la derecha, un lugar más, para dejar un espacio libre, entre él y yo, para que se sentara Carlitos, dando a todo el mundo, la sensación que Carlitos era nuestro 'protegido'. El 'Pollito' y los demás se dieron cuenta del 'mensaje' de Luciano.

Realmente desconocí a Luciano. Era una 'declaración de guerra', entre las 'parejas' de los líderes de los grupos de los 'diositos' y de los 'pollitos'. Y aunque sus líderes y sus respectivas parejas (léase Matius-Pollito por un lado y Luciano-yo por el otro) pertenecían a ambos grupos, era notorio que el grupo estaba dividido en seguidores del Matius/Pollito por un lado y yo/Luciano por el otro. Y que el ingreso de Carlitos, del grupo del Matius/Pollito al nuestro era un verdadero enfrentamiento.

Los demás, pasivamente, tomaron partido por uno u otro, generalmente, por la simpatía que sentían. Por suerte, la 'cosa' no pasó a mayores y Matius por un lado y yo por el otro, nos encargamos de poner paños 'fríos' al tema y todo terminó ahí. La cena transcurrió por carriles normales, aunque se encendía de tanto en tanto, por algunas cosas que también nos dividían: los colores futbolísticos, las ideas políticas y el encendido ataque hacia ciertas actitudes de la sociedad rosarina actual.

En un momento dado, hacia el final de la cena, fui al baño del quincho y lo encontré al Matius con uno de los 'pollitos BB'. No creo que estuvieran haciendo 'algo' pero cuando 'el río suena, es porque agua trae'. Así que apenas, escucharon que alguien entraba al baño, simultáneamente, los dos juntos comenzaron a acomodarse la ropa, haciendo que todo fuera más sospechoso. De todos modos, y para blanquear el momento, el Matius retuvo a su lado al 'pollito BB' y no lo dejó ir. 

Me dijo que él no tenía nada en mi contra, que conmigo estaba 'todo bien' (no existían problemas interpersonales) y que creía que el problema estaba entre Luciano y el Pollito, por culpa de Carlitos. Y me preguntó que 'onda' con Carlitos. Le conté que Luciano y yo, estábamos por iniciar una experiencia, de hacer una pareja de a tres con Carlitos y todo eso. Aunque la idea, todavía estaba medio 'verde' (inmaduro) y que recién le estábamos dando forma.

El Matius me dijo que esperaba que este 'problemita' que enfrentaba al 'Pollito' con Luciano, no afectara nuestra 'relación'. Le contesté que no, por todo lo que sentí y siento por él. Se sonrió de lo que le dije y a su vez me contestó que le interesaba esa idea de una pareja de tres, pero que veía difícil que el 'Pollito' aceptara cualquier idea innovadora. De todos modos, quería charlarlo conmigo, recordar y 'viejos tiempos' y me guiñó un ojo. Le dije que sí y que estaríamos en 'contacto'.

Después de comer, hicimos sobremesa, se armaron subgrupos y muchos nos metimos en la piscina porque eran las 2 de la madrugada y hacía un calor impresionante. La mayoría se metió al agua en boxer y estuvimos 'jodiendo' (jugando) hasta casi la madrugada. Antes de irnos, Luciano, lanzó la última 'estocada', diciéndole a Carlitos, que se viniera a dormir con nosotros, cosa que Carlitos aceptó sin pensar. De reojo, vi que el Matius le hizo una seña al 'Pollito' y este no dijo nada pero se advertía, que la unión del grupo, comenzaba a tambalear. Creo que se estaba produciendo un 'cisma' y que por otra parte, era bastante lógico y esperable, después de que por tanto tiempo, fui el líder indiscutible del grupo. Se estaba dando, un verdadero 'juego de tronos'. Vamos a ver, que pasa en el futuro inmediato y en el mediato también, y si se da el refrán que dice, que 'a río revuelto, la ganancia es de los pescadores'... Jeeeeee...




6 comentarios:

  1. Sólo queda preguntarte si eres un Targaryen o un Stark jajajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no sé. Espero nada más, no ser un Stark aunque finalmente no sé como terminó la novela porque me cansé de leer esos libros larguísimos.

      Por otra parte, era lógico y esperable que fueran surgiendo nuevos líderes de grupo, especialmente. de grupos nuevos como los 'pollitos'. Un enfrentamiento inútil porque nunca tuve aspiraciones de liderar el grupo de los más chicos.

      Incluso, hace bastante, que dejé de liderar el grupo de los más grandes. Me conformo con el hecho de 'influir', con muchas limitaciones, de alguna manera sobre ellos. Es lo que hay...

      Besos!

      Eliminar
  2. Me ha gustado eso de "le dije que sí y que estaríamos en "contacto" "
    Jaaaaaaaaaaaaa. Menudo contacto...
    No creo que esto sea como "Juego de tronos". Ahí las parejas duran menos que un caramelo a la puerta de un colegio, pero por la vía de la liquidación directa. Y eso que a veces los personajes resucitan, o algo parecido.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tercer intento dicen que es el vencido. Espero que sea así. Es mi tercer respuesta que blogger me elimina sin causas aparentes. Te decía que siempre tuvimos buena onda con el Matius y salvo aquella vez que se puso celoso porque yo me cogía/follaba a la hermana, nunca más tuvimos encontronazos. Sí, de a poco, nos fuimos alejando. De ahí la necesidad de renovar contactos e intentar nuevos 'encuentros'... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  3. Menudo lío. Esperemos que no tenga consecuencias no deseadas... Rencores, venganzas y demás toterías a las que nos pueden llevar los celos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero que la sangre no llegue al río pero es normal (pasa en todas las especies) que los jóvenes quieran reemplazar en el liderazgo a los más viejos.

      Por ahora, me resisto a abandonar mi rol de 'patrón de estancia' pero en algún momento deberé dejarlo, aunque no creo que sea para mantener la 'banda' de diositos unida, sino que por lógica consecuencia, por la edad que tienen, cada uno asumirá el papel que le toca en la vida. En fin, es lo que hay...

      Besos!

      Eliminar