sábado, 29 de abril de 2017

Ni mejores ni peores, diferentes




Esta semana pude comprobar 'in situ' que la mentalidad de nuestra sociedad va cambiando. Y la 'cosa' comienza por donde debería: por los más jóvenes. No va a ser fácil cambiar el modo de pensar de una sociedad tan tradicionalista como la rosarina pero creo que no nos queda otra: el mundo está cambiando y lo querramos o no, también nosotros somos parte del mundo. No sé si seremos mejores o peores, pero sí, seremos diferentes. Y esto lo pude comprobar esta semana, en ocasión de juntarse un grupo de compañeros del Nachito, en casa, con el fin de hacer un 'TP' (trabajo práctico).

El día elegido fue el martes, un día típicamente otoñal. Estaba fresco y llovía mansamente desde la madrugada. Trabajé hasta el mediodía, almorcé en el comedor del colegio con un par de compañeros docentes y como no tenía que trabajar a la tarde, estuve conversando con algunos 'pibitos' de la escuela primaria que tenían que hacer el contraturno y después me fui. Cuando llegué a mi casa, no estaba ninguno de los 'pájaros' y el silencio era amo y señor del lugar. Como el ambiente estaba destemplado, puse la calefacción al mínimo, me hice un café y decidí dormir un rato de siesta.

Como 'no daba' (no era buena idea) acostarme en la cama porque después, cuando me levanto, siento más frío, decidí arroparme con una manta y me senté en uno de los sofás individuales, que miran al balcón-terraza. El ambiente se estaba templando pero afuera seguía lloviendo. Intercambié algunos mensajes de 'wsp' con algunos amigos hasta que me quedé dormido. Me desperté, al rato, por algunos gritos y algunas risas que me llegaban desde la cocina. Aparentemente, uno de los 'pájaros' había llegado. Posiblemente fuera el Nachito con algunos amigos.

En el balcón-terraza vi a una parejita fumando y apoyados, de lado, sobre la baranda. Aparentemente ya no llovía. El 'pibito' tomaba fugazmente, con una de sus manos, la cara de la 'pibita' y le acariciaba la mejilla. Los dos vestían jean y una campera impermeable, tipo 'canguro' con capucha, que los aislaba de la lluvia. Pensé que en algún momento se iban a besar porque sus caras se habían aproximado bastante pero contrariamente a mis pensamientos, apenas vieron que me había despertado, giraron la cabeza y me dieron la espalda, mirando a la ciudad que se extendía al frente.

Quizás se dieron cuenta que los estaba mirando y por eso adoptaron esa actitud. Así que me levanté y fui para la cocina que era de donde provenían las voces. Ahí estaba el Nachito y un numeroso grupo de chicos y chicas. Habían llegado hacía un rato y se estaban organizando para hacer un 'TP'. La mesa de la cocina estaba cubierta de apuntes, libros y 'tablets'. La verdad que no era el mejor lugar para ponerse a hacer nada del colegio porque pronto llegarían los demás 'pájaros' y la cocina no es el mejor lugar para estudiar pero sí para beber o comer algo y conversar de cualquier cosa.

Justamente, eso es lo que le estaba diciendo al Nachito, indicándole que usara la mesa del living-comedor que iban a estar más cómodos y seguramente, nadie los iba a molestar. El Nachito, me argumentaba que no habían ido a la mesa del comedor porque yo estaba durmiendo en uno de los sofás y no querían molestarme. Y que por eso, fueron a la cocina. Así que le agradecí el gesto y mientras los 'pajaritos' se mudaban al nuevo lugar, me percaté que la parejita que estaba fumando en el balcón-terraza, estaba entrando a la cocina.

También me di cuenta que un par de 'pibitos' no dejaban de mirarme: uno, era Joaco. El otro, un 'diosito' que no conocía de antes pero que estaba 'cogible/follable' del lado que se lo mirara. Medio femenino para mi gusto, pero 'diosito' al fin. Joaco es el 'diosito' que rechazó mis insinuaciones de seducción en una oportunidad que había venido a casa. Aún así, la actitud del pibito no había cambiado. Con la mirada, me desnudaba y me cogía/follaba, pero solamente con la mirada. Con el otro 'diosito' también intercambié miradas durante toda la tarde-noche pero hasta ahí.

A Joaco no lo había vuelto a ver. Ni siquiera en el colegio. Claro que como ellos son alumnos secundarios y yo trabajo con alumnos primarios y en el edificio de la escuela primaria, generalmente, no los veo casi nunca, a no ser, que vengan al gabinete por cualquier cuestión o yo los cruce en algún recreo o en el comedor. De todos modos, ahí estaba, mirándome y haciéndome algunos gestos inequívocos que me indicaban que 'su' pileta tenía agua. En cierto momento, me hizo acordar del 'jueguito' histérico que tuve con el Colo apenas nos conocimos. Y éste iba por el mismo camino.

Así dadas las cosas y mientras el grupo juntaba todo para mudarse a la mesa del living-comedor, estuve mirando a la 'parejita' que había visto fumando en el balcón-terraza. Había algo en ellos que me llamaba la atención pero no sabía qué era. Cuando me quedé solo y me puse a hacer café, vino el Nachito a decirme que quería que conociera a algunos 'chicos' que no conocía y que, ellos, me conocían del colegio pero que no sabían que era su hermano. Así que fui con él hasta el comedor y ahí me presentó a sus compañeros de estudio y que es el 'quid' de este posteo.

A algunos ya los conocía de encuentros anteriores. Joaco, entre ellos. Cómo me gusta ese 'pibito' por favor! El otro 'diosito' en cuestión, se llama Nicolás Julián. Julián para diferenciarlo de otro Nicolás, que también integra el grupo. Nicolás Julián es gay asumido y también algo (bastante) afeminado. Yo, de todos los 'diositos', nunca tuve la oportunidad de relacionarme con un 'pibito' afeminado (uno de los 'pollitos BB' es afeminado pero todavía no tenemos una relación cercana). Mi radar-gay había detectado la homosexualidad de ambos, tanto la de ese Nicolás Julián como la de Joaco.

Después, vinieron las 'sorpresas'. El 'pibito' de la parejita fumadora, se llama Martina y obviamente, no es un 'pibito', como yo creía, sino una 'pibita' igual que su 'partenaire' (Pili/Pilar). Su cabello, tipo 'melena' me confundió. Mi radar-gay no detectó nada. Solamente detectará varones gays? El grupo era una verdadera 'arca' de Noé. Sus integrantes se habían juntado para hacer un trabajo práctico sobre 'La inclusión en la escuela'. Tema bien elegido, en donde pude comprobar la amplitud mental de esos adolescentes de 16 años, con los que tuve oportunidad de conversar e intercambiar pareceres.

Y la conversación siguió aún después de que llegaran los 'pájaros'. Incluso, más allá, porque aunque muchos se fueron antes de la cena, con la consigna de continuar otro día, algunos aceptaron quedarse a cenar y ahí fue, que conversando con ellos, pude comprobar como la mentalidad va cambiando entre los adolescentes. En mi adolescencia, era impensable reconocerse 'diferente' y no sentirse excluido. Por suerte, todo eso está cambiando y ahora, se están aceptando cosas nuevas, especialmente, las relacionadas con el sexo y el derecho que tenemos todos a sentirnos 'incluidos'.

Al menos, con la 'onda' de la 'inclusión' que está reinando en el país, los adolescentes de hoy, me hacen ver que no son mejores ni peores a lo que éramos nosotros, sino que son diferentes. Pero el tema no termina ahí. De a poco (o de a mucho), cada vez son más los que saben que soy gay (el Nachito se los dice orgullosamente a todos sus amigos, conocidos y compañeros). Y realmente no sé cómo terminará todo esto. Sin quererlo, voy saliendo lentamente, del 'closet' y casi sin proponérmelo. En algún momento, supongo que alguna de las autoridades del colegio va a querer hablar del tema conmigo. Y ya no está el 'Capo di tutti capi' para que salga a cubrirme la espalda. En una palabra, creo que mi 'clandestinidad' tiene los días contados. Y una vez que abandone la clandestinidad creo que ya nada será igual. Hasta quizás, sea el fin de esta extensa década de escritor virtual...





12 comentarios:

  1. Anónimo30/4/17 2:34

    No creo que las autoridades del colegio te puedan llamar para reclamarte algo acerca de tu orientación sexual, porque la ley claramente lo prohibe. Eso no puede ser de ninguna manera un obstáculo en tu carrera o profesión.

    Otra cosa muy distinta es si te pescan en un contacto "non-santo" con un menor del Instituto. Ahí podés tener un problema legal gravísimo.
    Cuidate y separá bien el trabajo de los contactos personales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente, ANÓNIMO, que en pleno siglo XXI y por más religiosos que sean, nadie me va a reclamar nada por el solo hecho de ser gay. Sólo le temo a que se de esa situación, porque, de ser así, será el 'principio' de mi salida definitiva del 'closet'.

      Y este permanencia mía en el 'closet' la vengo ocultando con éxito por más de 10 años y que se conozca mi orientación me hace sentir 'vulnerable'. Sé que no soy ni el primero ni el último gay que está trabajando en el colegio, pero siempre tuve la idea, de que a la gente, no le concierne que hago dentro de mi casa.

      Y en una sociedad tan represiva como en la que vivo, esta situación, dará lugar a una terrible cantidad de prejuicios que por el ambiente en el que me desenvuelvo no me va a ser nada fácil afrontar.

      Besos!

      Eliminar
  2. Hola Lu, que bueno que tu hermanito este orgulloso de vos y no reniege ni oculte tu orientacion sexual. A lo mejor te contagias de el, y en algun momento te podemos conocer. Cada fin de semana largo pienso a donde hacerme una escapada y Rosario esta en mi agenda para cuando estes dispuesto. Mi novio tiene tu edad y no le molesta acompañarme para conocerte.
    Un abrazo Enorme
    Arman

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así será, ARMAN. Esa también es mi idea. De a poco ir saliendo del 'closet'. La única diferencia, entre el pensamiento y el hecho, es que se van concretando, los hechos mucho más rápido que los que yo preveía. Esto me desacomoda, me desequilibra y me provoca 'mini crisis'.

      Con respecto a lo otro, en cuanto estén dadas las condiciones, posiblemente nos conoceremos.

      Besos!

      Eliminar
  3. Explícame una cosa que no entiendo, ¿qué relación tiene que estés en el closet y tengas un blog? Creo que aunque salgas (o te saquen) del armario, puedes seguir escribiendo.

    Por otra parte te vendría bien mirarte en el espejo de Nachito, está muy orgulloso de ti y te quiere tal y como eres. No digo que esté mal que estés en el armario porque tienes tus motivos pero ese "miedo" a conocer gente nueva nunca te hará bien.

    Besos, piensa en mis palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHRISTIAN: el blog nació como una necesidad en mi preadolescencia de escribir todos mis sentimientos con respecto a la muerte de mi hermano y a mi inesperado despertar sexual con una orientación 'diferente'. Comencé a escribir el blog como una especie de terapia de autoayuda. Esa etapa ya terminó.

      Siguió esta segunda etapa que continué contando como adolescente, de que manera enfrentaba a la Vida y sin dar consejos, ya que no quiero ser maestro de nadie, creí que podía ayudar a los muchos chicos que entraban en la adolescencia, con la misma confusión con la que entré yo y que temían de alguna manera salir del closet.

      Esa etapa está finalizando ahora por lo que creo que seguir escribiendo este blog carece de sentido. Ya no soy un adolescente, mis vivencias son otras y seguramente serás muy diferentes, por el solo hecho de haber salido del closet. De ahí que pienso que estoy en 'el principio del fin'... Puedo, obviamente, seguir escribiendo un blog pero tendré que dejar la impronta que le venía dando a este y no sabría qué escribir (o al menos, en estos momentos no se me ocurre).

      Besos!

      Eliminar
  4. Espero que tu orientación sexual no condicione tu vida profesional. Creo que actualmente son muchos los países donde la ley impide que una orientación sexual diferente pueda ser motivo de un despido o de un trato laboral diferenciado.

    Mucha suerte con esa lenta salida del armario (closet).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue, JOSEP, así fue. Mi orientación sexual condicionó mi vida y supongo que también va a condicionar mi vida profesional. Ya de por sí, acá por ejemplo, no se ve 'bien' que un psicólogo varón 'atienda' a menores de 13 años. No es que esté prohibido. Simplemente no es 'aconsejable'.

      Por otra parte, nadie del colegio me va a despedir ni hacer un trato diferenciado por ser gay. En el colegio, hay 3 gays trabajando, de los cuales 2 son varones y 1 es mujer. Hacen varios años que trabajan en la institución y no creo que hayan tenido algún tipo de problemas por su orientación sexual pero, oh, casualidad, ninguno trabaja en la parte de 'primaria' donde los alumnos son menores de 13 años. Casualidad?

      Besos!

      Eliminar
  5. Anónimo2/5/17 22:11

    hay algo simple que no entiendo, por que tu hermano no es discreto o es que nunca le pediste que lo sea?

    de donde surge eso de que un psicologo varon no puede atender niños?

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ANÓNIMO: a partir de un entredicho, que tuvo el Nachito con una de las catequistas del colegio, dejé 'liberado' a que cada uno manejara mi orientación sexual como mejor le pareciera.

      Supongo que mi homosexualidad es un 'secreto a voces' en todo el colegio, en el barrio y en otros lugares, pero, siempre fui de perfil 'bajo' y nunca di que hablar con mi conducta y mis actitudes. De allí que todo ese rumor sobre mi sexualidad no pasa de ser eso: un rumor incomprobable.

      En cuanto a los de los psicólogos varones y su relación profesional con menores de 13 años, no tengo la menor idea de dónde surge esa 'onda'.

      Besos!

      Eliminar
  6. Anónimo5/5/17 23:22

    por que dejaste 'liberado' que cada uno manejara tu orientación sexual como mejor le pareciera? Si tu perfil es secreto o discreto

    ResponderEliminar
  7. Confío en la discrección de quienes me rodean ANÓNIMO... Porque sino confiás en tus hermanos, parejas y amigos, en quiénes vas a confiar?

    Besos!

    ResponderEliminar