miércoles, 31 de mayo de 2017

26 años no es nada



Hoy cumplo 26 años! De no creer! Qué viejo estoy, por favor! Aunque la letra del tango diga que '20 años no es nada'...

Si tuviera que decir lo que siento en estos momentos, diría que me siento en paz pero no especialmente feliz. Tampoco me siento infeliz. Será el año que hoy la Vida me pone encima? A veces siento que estoy viviendo intensamente la vida pero que no estoy haciendo nada por el mundo. El mundo más allá de 'mi' mundo. Se entiende, no? Dicen que hay que conformarse con hacer felices a los que uno tiene alrededor y que eso ya es mucho. Pero... Quizás sean mis aires de grandeza, mi vanidad, mi soberbia o mi autoestima ilimitada que me parece que todo es poco?

Quiero cambiar el mundo, pero el mundo de ahí 'afuera'. Ese mundo que se nos está yendo de las manos y que como sociedad, nos estamos yendo todos a la mierda. No éste mundo de mis amigos o el mundo de mi familia. O será culpa de mi poliamoría que se me despertó un poco después que comencé a desarrollarme sexualmente? Porque con el Sebi fui fiel al principio, pero después, no pude dejar de sentir empatía por todos con los que me relacioné. Y la empatía se me transformó en amor hacia aquellos que me gustaban y me atraían física, emocional, espiritual o sexualmente.

Los amé y amo a todos, sin distinción. No puedo dejar de hacerlo. Quizás más a unos que a otros, pero los amo a todos, realmente. Quizás ese es el problema. Amo a todos. Será un defecto o una virtud? Dicen que vivir consiste en hacerse más viejo. Siempre que hacerse más viejo, sea sinónimo de madurez, de sabiduría y de tener la mente abierta para poder experimentar cosas nuevas, o como dice la oración: 'serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia'... Sino de qué serviría cumplir años? 

Y aunque se me está yendo la vida tengo que hacer una confesión: confieso que hasta acá, viví la vida lo más intensamente que pude. Espero que todos los que me leen, vivan sus vidas con parecida, igual o mayor intensidad de como la viví yo hasta ahora. No queda otra. La vida es una sola y hay que vivirla a 'full'. Y acá va mi consejo: cada vez que cumplan años, como yo hoy, celébrenlo lo mejor que puedan. Celebren el hecho de estar vivos, de vivir y de disfrutar la vida. Y hoy, hago extensivos mis deseos de felicidad. madurez, sabiduría y 'open mind' para todos mis amigos que hoy, 31 de mayo, también cumplen años. Como mi amigo Instinto, español, murciano (se dirá así?), compañero virtual de muchas madrugadas, cuando yo todavía era un 'pibito' y me estaba asomando al universo gay. Y a otros dos, que también cumplen años el 31 de mayo y que ya no recuerdo sus nombres, a los que les deseo un muy feliz cumpleaños y lo mejor del mundo. Y a todos en general que celebran o participan junto a mi, de este nuevo año de vida, les digo,'gracias'. Gracias por acompañarme, algunos durante muchos años, de diferente manera, con consejos, sugerencias, aportes o críticas. Solamente espero que lo sigan haciendo y que sean tan felices como realmente se lo merecen! Jaaaaa...


Pd. Me gustaría conocer la fecha de cumpleaños de todos los que leen este 'post'. Me conformo con que en la fecha esté indicado el día y el mes (no necesariamente tiene que decir el año). Si se animan a agregar el año mucho mejor. Gracias! 





sábado, 27 de mayo de 2017

Intenso colorado otoñal




Desde que soy docente secundario, tuve que re-organizar mis horarios, especialmente los de la mañana de la escuela. Especialmente, porque todas mis actividades en el gabinete psicopedagógico de la mañana, las tuve que pasar a la tarde, aunque no me representó muchos problemas, ya que los 'chicos' (léase mis pacientes) también concurren al contraturno. Eso sí, por sugerencia del director, tuve que dejar libre mis tardes de los viernes para poder ir a la noche, al encuentro deportivo y posterior cena de convivencia entre alumnos, padres y profesores.

El Colo me llamó una noche para decirme que como esa semana no tenía que ir a la facultad, quería saber si podíamos vernos al día siguiente. Le dije que sí porque desde que empezó la facultad, nuestros horarios ya no coinciden y si bien el whatsapp nos mantiene comunicados las 24 horas del día, personalmente, cada vez nos vemos menos. Y digan lo que digan, al Colo lo extraño tanto como a Luciano o al mismo Carlitos. Para colmo, Luciano quedó tan aprensivo con este tema de las grietas que, aunque ya está bien, evita caer en la excitación a través de cualquier tipo de relación sexual.

Y, ahora, que Carlitos no viene a casa para que Luciano no se excite demasiado y vuelva a sufrir los ardores de las grietas ya casi curadas pero que todavía están ahí, como diciendo: 'mirame y no me toqués', mi actividad sexual bajó drásticamente. Así que decidí re-encontrarme con Carlitos, en el colegio, antes o después del comedor, haciendo algo sexual pero sin caer en la desesperación. Disfrutándonos y demostrándonos que no siempre la salida es la penetración. Muchas veces, la 'transa' o una simple paja intercambiada o una felación, también nos hace sentir re bien.

En cambio, con el Colo, es diferente. La facultad le lleva mucho tiempo. Pero, él es así: re 'olfa' (nerd/estudioso). Ya no nos vemos como antes, cuando estaba en la secundaria. Así que su llamada despertó todo mi entusiasmo. Nos encontraríamos en una esquina determinada, después de que yo saliera del colegio, almorzaríamos juntos en algún bar de la zona y después veríamos como seguiría la tarde. Yo había hecho planes para ir al departamento del Gasti, boludear ahí un rato y luego, pasar toda la tarde en la cama disfrutando de todo lo que el Colo me puede brindar. 

Los planes del Colo eran bastante similares a los míos, con la diferencia de que quería boludear caminando, tomados de la mano o abrazándonos y tomando sol y luego sí, ir a algún lugar, compartir una cama y disfrutarnos. Una de las cosas que más le gusta al Colo, es el otoño. Y de esta estación, las tardes de sol tibio y caminar en un parque, entre las hojas amarillas, secas, que acolchan el suelo. Y, era su fantasía, hacerlo acompañado de alguien a quien amara, tomados de la mano o abrazados, para luego, acostados sobre el colchón de hojas secas, hacer el amor.

Una fantasía bastante simple y sencilla que apenas me la dijo, me propuse cumplirla pero surgió un imprevisto. A los tres o cuatro parques que fuimos, encontramos mucha gente y en el único que no había gente, tampoco había hojas secas tiradas en el suelo. Así que, al final, le dije, que igual le iba a cumplir con la fantasía y sin pensarlo más, decidí llevarlo a la casa de campo de mi viejo. El montecito de la entrada, tiene muchos árboles de hojas perennes, pero la mayoría son de hojas caducas. Y ahí sí que podíamos hacer todo lo que pretendía el Colo.

Y eso fue lo que hicimos. Al campo o voy seguido o no voy nunca. Antes, cuando éramos más 'pibitos' (chicos) lo disfrutábamos mucho. Pero, ahora, la casa del campo, pasó a segundo plano y quedó prácticamente en el olvido. Y eso que tiene todas las comodidades como para vivir cómodamente y disfrutarla en cualquier momento del año. Pero... Llegamos a media tarde y la tranquera cerrada con candado no nos permitía el paso con la 'Eco' (auto) así que para no dar toda la vuelta y entrar por atrás, dejé estacionada la Eco ahí, saltamos la tranquera y entramos caminando.

Caminamos por el camino de tierra, abrazados y besándonos. Sabíamos que no había testigos y nos internamos en el montecito, entre los mil amarillos de las hojas secas caídas de los árboles del lugar. Hablamos de nosotros y disfrutamos del momento y del lugar. Nos internamos hasta un pequeño claro que el sol le daba con fuerza y estiré en el suelo, una manta que llevo en la 'Eco', por cualquier eventualidad y nos acostamos encima. Mientras nos transábamos, nos fuimos desnudando y a pesar de que estábamos terriblemente calientes, me di cuenta que el Colo tenía frío, aunque él no me dijo nada.

Así que, aunque yo también estaba re 'caliente' y listo para hacerlo mío una vez más y disfrutar plenamente del cuerpito adolescente del Colo, le dije de ir a la casa y seguir en el dormitorio 'grande'. Invitación que el Colo aceptó rápidamente. Una vez en la casa, encendí la luz de afuera, para indicarle al Juanma que estaba adentro de la casa y 'ocupado'. También encendí la estufa del dormitorio y la de la sala y mientras se calentaban ambos ambientes, nos duchamos juntos, muy rápidamente, con agua muy caliente. Para cuando volvimos al dormitorio, el ambiente ya estaba realmente agradable.

El Colo arremetió contra mí y comenzó a besarme en la boca. Fue un beso largo y sabroso. Nuestras lenguas se chocaron y sus manos empezaron a recorrer mi cuerpo. Debo confesar que no esperaba tanto entusiasmo, ya que de por sí, el Colo es de naturaleza tímida y reprimida. Esa actitud provocó que yo me excitara totalmente y que mi erección fuera descomunal. Me acosté en la cama y dejé que el Colo hiciera lo que sintiera. Empezó masturbándome y haciéndome un 'pete' (felación) increíble. Cuando yo estaba a punto de 'acabar' (eyacular), cambiamos de posición y comencé a petearlo a él.

Y mientras lo 'peteaba' comencé a dilatarlo analmente, lamiéndole con fruición su agujerito mientras lo 'pajeaba' (masturbaba) lentamente. Luego, cuando el Colo comenzó a gemir y a contorsionarse, pidiéndome que lo penetrara de una vez, unté los dedos de mis manos con un gel lubricante. El Colo me rogaba que lo penetrara de una vez. Lo hice esperar unos minutos más hasta que la pija del Colo estaba durísima y me pedía casi suplicante que lo penetrara sin esperar más. Así que decidí que el momento había llegado. El Colo se contorsionaba más y más y su libido ya estaba al máximo.

Coloqué sus piernas sobre mis hombros y apoyé mi glande sobre el agujerito y muy suavemente, fui introduciéndole mi pija. El Colo volvió a gemir, pero esta vez, creo que de placer. Y, aferrando mis nalgas, con sus manos, las empujó contra él, obligándome casi a penetrarlo impiadosamente. Esta vez, el gemido fue más fuerte. Yo empujé mi pija hasta que mis testículos hicieron 'tope' en sus nalgas. El Colo volvió a gemir pero me pidió que lo cogiera/follara. Me recosté sobre él. Sus brazos y piernas me rodearon y me apretaron muy fuerte. Yo empecé el movimiento acompasado del 'saca y pon'.

Finalmente, cuando estaba a punto de eyacular, volví a ponerme en posición vertical, mientras masturbaba al Colo. Mi intención era que 'acabáramos' (eyaculáramos) juntos. Los 'ay' y los gemidos del Colo se entremezclaban con mi jadeo. Ya casi estábamos listos. Sentía en mi mano, los 'respingos' de su pija e igualmente los músculos de su abdomen y de su bajo vientre, que ondulaban de goce y placer y ya casi dispuestos a permitir la descarga de la 'leche' que yo tanto deseaba. El primer chorro de leche del Colo salió potente y cayó casi sobre su mentón. Los otros fueron cayendo acá y allá.

Lamí de su pecho y vientre y de mis dedos, toda la leche que en ellos había caído, mientras me seguía moviendo, lenta y ondulante, dentro de él. A los pocos segundos, de beber toda la leche que el Colo había derramado sobre su cuerpo, eché dentro suyo, hectolitros de mi leche, espesa y caliente. Después, me volví a recostar sobre el cuerpo del Colo y volvimos a besarnos muchas veces hasta que, agotado, me acosté a su lado. Así estuvimos un largo rato, al principio en silencio y luego preguntándonos cómo estábamos y de todo lo que sentíamos. El Colo me dijo, al igual que el Sebi, Marco y Luciano, en su momento, que yo sería el único hombre en su vida y me juró amor y fidelidad eternamente. Que sería mío y de nadie más. Le contesté que mi amor por él seguía tan intacto como el día que nos conocimos pero no le podía dar la fidelidad como él la entendía. Me dijo que no le importaba y que se conformaba con mi amor aunque me tuviera que compartir con otro. Todo pre-anunciaba que si seguíamos así, la segunda parte era inminente pero se estaba haciendo de noche y preferimos regresar. Ya tendríamos otras oportunidades... Jeeeeee...




sábado, 20 de mayo de 2017

Impensado debut




Días pasados me llamaron desde la dirección del colegio secundario. La verdad que me llamó la atención la convocatoria porque mi trabajo está totalmente relacionado con la primaria. Pero como ese día (lunes) es el elegido por los directivos de los 4 niveles (preescolar, primario, secundario y terciario) para reunirse, coordinar y evaluar diferentes ítems, me pareció que mi presencia obedecía para preguntarme sobre mi 'orientación' sexual que de a poco y sin quererlo va aflorando. 

Sé que hay 3 personas que son gays y trabajan en el colegio desde hace mucho tiempo y que nunca tuvieron problemas. Claro que, ninguno de ellos tuvo/tiene relación directa con los alumnos, porque una, es directivo del colegio y las otras, son empleados administrativos o no docentes. Así que en el ínterin de ir del edificio de la primaria, cruzar el patio común y el jardín y desplazarme por el interior del edificio de la secundaria fui pensando cómo contestar a la casi segura pregunta:

- Luckitas, vos sos gay? 

Pero mi presunción estaba equivocada. Por suerte, apenas entré a la sala de reuniones y me invitaron a sentarme frente a ellos como si fuera un verdadero tribunal de la inquisición, fue el director de la secundaria el que comenzó a hablar, dando un gran rodeo que duró varios minutos. Todo para decirme que una de las profesoras del secundario había sufrido un accidente durante el feriado 'largo', ya regresando en auto a a la ciudad y que había pedido licencia por lo menos durante un mes.

Y estaba faltando a clases desde el martes 2. Y que la ausencia de esa docente había provocado un verdadero 'bolonki' (quilombo/lío) en los cursos que la tenían como profesora porque se turnaron algunos 'celadores y empleados administrativos' para quedarse con los chicos, sin dar clase, mientras buscaban una reemplazante. Los cursos en cuestión son los terceros, los cuartos y los quintos años. En total, 12 cursos, de los cuales, algunos alumnos, reúnen ciertas caracteristicas non 'sanctas'...

Y como no encontraron un docente reemplazante, ante tal eventualidad pensaron en mí. La 'materia' (asignatura) es 'Formación Ética y Ciudadana'. La verdad, la materia es 'piola' (fácil). La única contra que tiene, es que los 'pibitos' le dan poca 'bola' (importancia) y esa hora, es más de recreo que de estudio. El director de la secundaria, me dio la planificación completa de las clases, en forma anticipada, para que yo pudiera interiorizarme de los 'temas' a dar y saber qué y cómo desarrollarlos.

En una palabra, me dieron todo hecho y yo lo único que tengo que hacer es poner la cara y el cuerpo... jeeeee... Así fue que debuté como docente. Obviamente, ser docente de chicos/chicas de 15 a 17/18 años, no es fácil. Especialmente, en la actualidad y por diferentes factores socio-culturales-económicos. Lo cierto, es que me enfrenté a un grupo de 'pibitos/as' con los cuales, a pesar de la poca diferencia de edad, tenemos enfoques e intereses diferentes.

De todos modos y aunque mi rol de 'docente' es lo principal, no puedo dejar de clasificar a todos esos 'pibitos/as' que tengo como alumnos, en 'diositos', 'semidiositos', 'arcángeles', 'ángeles' y 'mortales'. Tengo varios alumnos, 'diositos' conocidos (Gonzalo, Joaquín y algún otro 'pibito') que mi radar gay volvió a detectar. Claro que también hay 'diositos' heteros. También tengo otros especímenes, como la 'chica-chico' y otros 'ejemplares' dignos de mención (como el Nachito y las hermanas del Colo).

Y si bien, fui aceptado de entrada sin ningún tipo de problemas, creo que a la corta o a la larga, alguien pondrá en el 'tapete', mi orientación sexual, de la que tendré que asumir, hablar y blanquear, profundizando el principio del fin y con él, el inevitable proceso final, de salir del 'closet'. Además, están haciendo ese trabajo práctico sobre 'Inclusión' en el que se están tocando algunos temas bastante ríspidos y uno de ellos, en la 'orientación sexual' en las escuelas. De todos modos, creo que si bien, mi orientación sexual es un secreto 'a voces', por ahora todos, directivos, compañeros, padres y alumnos, demostraron una discreción y ubicuidad admirable. De todos modos, estoy mentalmente preparado a no responder a las desubicaciones (que las va a haber) y a las agresiones verbales/no verbales (que seguramente también existirán). De todos modos, este trabajo, totalmente 'impensado' por mí, me va a servir para conocer más a fondo, en todo sentido, a los adolescentes y también a los adultos. Claro que me voy a tener que cuidar mucho para no caer en la 'tentación' que es muchísima y variada... jeeeeee...




sábado, 13 de mayo de 2017

Reino Unido




En este post voy a retomar lo que empecé a contar en el post anterior y terminé yéndome por las 'ramas' por hablar de un problemita dermatológico de Luciano. Por suerte, ya está bien y se recuperó rápidamente. La fórmula para una curación de lo que sea es siempre la misma: capacidad del médico + medicación prescripta eficaz. Lo demás es 'verso' (mentira). Ahora nos queda saber el resultado del análisis de sangre que la semana que viene, vamos a tener los resultados y después tendremos que volver al médico para que controle a Luciano.

Eso por un lado. Por el otro, el sábado a la noche, en ocasión del cumpleaños del Tomi, Luciano estaba más tranquilo, después que se aplicara la crema y el polvo que yo le había indicado y que no dio más resultado que calmar un poco el nerviosismo y la ansiedad que estaba desarrollando. Igualmente, al mediodía, pasamos por la casa de Carlitos y fuimos a comer a un resto-bar cercano a casa. Hablamos de nosotros, de 'bueyes perdidos' y Carlitos, hizo hincapié de lo que íbamos a hacer esa noche, después de la celebración del cumpleaños del Tomi.

Así que le tuvimos que decir a Carlitos del 'problemita' de Luciano, porque si era un hongo, lo más probable es que fuera contagioso. De ahí, que tendríamos, que tomar precauciones, como por ejemplo, usar 'forros' (preservativos), para evitar el posible contagio. Y, desde que nos contagiamos de VPH hasta ahora que tenemos sexo 'seguro' (sin forro pero solamente entre nosotros o con personas seguras: el Colo o la Agus) no volvimos a tener problemas. Y lo usamos, solamente cuando tenemos sexo con otro/a, que sabemos que 'moja' (tiene sexo) con otras personas.

Así que, después de almorzar, ya en casa, intentamos hacer las cosas bien pero el 'clima' para tener sexo no era de los mejores. Ni los forros ayudaron porque apenas se le paraba la pija a Luciano, las grietas se abrían y se le hacía muy doloroso. O sea, que Luciano, no iba a poder hacer nada, ni con forro ni sin él. Y ni siquiera podía mirarnos, porque en cuanto se excitaba y se le paraba la pija, le comenzaba a arder. Así que se duchó para 'enfriarse' y se colocó la crema que yo le había dado. Carlitos y yo, nos estuvimos 'transando' y con los forros puestos hicimos un insípido '69'.  

A la noche, todo bien, comimos y bebimos como cerdos, aunque debo reconocer que últimamente en mis convocatorias, de todos los 'diositos' cada vez vienen menos. Esta vez, sólo 4. De todos modos, era esperable. A excepción del cumpleaños del Matius, en las otras convocatorias, por 'hache o por be', siempre algunos se pegaron el 'faltazo' (dejaron de ir). Y esta vez no fue la excepción: dieron el 'presente', los 4 'pájaros' (el Tato, el Nachito, Tomi y Luciano), Carlitos, Nico (el amigovio del Tomi), y 4 de los 'diositos' grandes: el Gasti, Juanes, Andy y el diosito. Y obviamente, yo.

El tema central de conversación fue como es casi imposible juntarnos como antes. Y es lógico que eso pase porque entre estudios, trabajos, novios y otros motivos hacen que sea muy difícil encontrarnos como cuando éramos adolescentes. Ahora, excepto Lucho, que es profesor de educación física y Franco que es chef y que son los que trabajan y ya no estudian, el resto, estamos estudiando y menos Juanes, que estudia medicina y va muy lento en sus estudios, casi todos los demás, estamos a punto de recibirnos y terminar de una vez por todas la universidad.

De ahí que el tiempo falte aunque sea para juntarnos un rato. De todos modos, teníamos muchas ganas de celebrar y como parecía que las bebidas alcohólicas no alcanzarían, alguien propuso compartir algunos 'porros' (cigarrillos de marihuana). El cóctel, alcohol más marihuana, provocó que entráramos en un mundo de ensoñación que nos llevó al pasado, a recordar anécdotas que se mantenían ocultas en la memoria y a pensar, en futuros momentos para atesorar. Y de ahí a proponer un viaje de 're-encuentro' fue todo uno. La idea nos entusiasmó a todos.

Barajamos varios lugares cercanos y otros un poco más lejanos hasta que surgió la propuesta del Gasti: por qué no Europa? Nos dijo que tenía datos de un viaje al 'Reino Unido', de 16 días, económico y con muchas facilidades de pago. La propuesta tuvo buena acogida. Al menos no era como las ofertas, comunes y corrientes, de turismo europeo que recorren mil países en pocos días. El viaje incluye, además de Inglaterra, recorrida por Gales, Escocia e Irlanda. Así que el Reino Unido es nuestro futuro destino.

El Gasti va a hacer más averiguaciones porque tiene un amigo de la facultad, que el padre es operador mayorista de turismo. Yo, me voy a poner en contacto con Caio para incluirlo en el grupo. Y todos, vamos a ver la posibilidad, de integrar al grupo a los 'diositos' que faltan. La invitación no es extensiva a 'novios', 'parejas' o amigos 'con derechos'. Yo no tengo problemas porque Luciano como no 'comulga' con los 'diositos' grandes ni tampoco con los medianos, no tiene problemas de no participar en ninguna 'movida' con ellos. Claro que no a todos les pasa igual. Así que eso está por resolverse. Así que quedamos en volver a reunirnos para ultimar detalles. La verdad, yo hubiera preferido otro país, pero el Reino Unido, no me disgusta. Además, vamos a hacer un viaje de aventura y placer, y para eso, un país es igual a otro... O no? Jaaaaaaa...



sábado, 6 de mayo de 2017

Susto





El sábado fue el cumpleaños del Tomi. El único cumpleaños, que además del mío, organizo especialmente. Será que lo siento tan cerca al Tomi. Es un hermano más que nos dio la Vida. Y aunque en esa relación fraterna hubo, hay y habrá sexo, no por eso, dejamos de considerarlo como un verdadero hermano más. Mi vieja se encarga de la organización del cumpleaños del Tato, por la cercanía con el cumpleaños de ella y aunque el mío esta mucho más cerca del suyo, yo no tengo el 'feed-back' que tienen ellos, a pesar de que difieren en muchas cosas (personalidad más que nada). 

Aunque el feed-back más fuerte lo tiene con el Nachito. Quizás porque es el benjamín de la familia o porque nació apenas unos meses después de que muriera el Guille. Conmigo nunca tuvo un gran diálogo y le cedió a mi viejo esa función pero como mi viejo aparece y desaparece, así fue nuestra relación, con altos y bajos. Así que en la semana invité a los 'diositos' para cenar el sábado a la noche, en casa. Una vez más, comprobé que mi poder de convocatoria no es el mismo que antaño. De todos, solamente, vinieron seis, que sumados a los 'pájaros' (Carlitos incluido) y a mí, sumábamos doce.

Luciano había ido, como siempre, a la casa de la madre y como siempre, lo fui a buscar el sábado al mediodía. Contrariamente a su costumbre de no participar de las reuniones con los 'diositos' más grandes, esta vez accedió, considerando que convive con el Tomi desde que comenzamos a salir y si bien entre ellos al principio, hubo algo de celos y resquemores, todos esos sentimientos negativos se fueron diluyendo y ahora son muy amigos y se sienten muy cercanos. Así que, cerca del mediodía y antes del almuerzo, pasé a buscarlo por la casa de la madre como hacemos siempre.

Apenas subió a la chata, ya me di cuenta que algo le pasaba. Verle la cara nomás, me denunciaba que algo no andaba bien. No alcancé a preguntarle nada ya que Luciano disparó primero:

Luciano: tengo algo en la 'pija' (pene), que no sé qué es y tengo miedo. Me podés mirar?

Yo: uh, a ver, mostrame...

L: no habrá sido Carlitos? Es al único que cojí...

Y: no creo, yo también lo cojí y no tengo nada... al menos por ahora... pero no creo que Carlitos esté contagiando nada, si con los únicos que coje es con nosotros...

L: yo te juro que no cojí a nadie... únicamente a Carlitos...

Y: no te asustés... dejame ver tu pija... 

Y sin más, Luciano se desprendió el botón del pantalón, se bajó el cierre y ya abierto el pantalón, estiró el boxer para mostrarme la pija. La tenía 're dormida' (flácida) y no vi nada anormal. Apenas estiré la mano para agarrársela, hizo un movimiento para impedirlo. Me dijo que no se la tocara que le ardía mucho, pero le contesté que solamente quería ver que era lo que tenía, así que se la agarré con dos dedos y me dejó que lo 'pajeara' (masturbara) muy despacito hasta que se le paró. Le estiré la piel para ver el glande. Yo suponía que era 'VPH' (Virus del Papiloma Humano) pero me equivoqué.

No había verrugas como las que habíamos tenido casi todos, esa vez que nos fuimos contagiando entre nosotros y nunca supimos quién fue el primer propagador. Luciano se quejaba de que le picaba el glande y le ardía mucho la piel de la pija pero se la había mirado y no había visto nada. Así que, mientras lo pajeaba con los dos dedos solamente, pude ver que tenía pequeñas grietas sangrantes apenas visibles entre los repliegues de la piel de la pija, Y después de mirar bien el glande pude ver como el mismo se exfoliaba en parte, casi en el cuello entre el glande y el cuerpo cavernoso en sí.

Apenas le señalé las lesiones, en lugar de tranquilizarse, se desesperó más y empezó a lloriquear sin saber el por qué. Así que lo tranquilicé y le dije que no era nada. Que seguramente, las grietas, eran por resequedad de la piel. Así que en casa, le íbamos a poner una crema humectante con vitamina A que sirve para la regeneración de la piel. Y en el glande, un polvo antimicótico-antibacteriano y cicatrizante, ya que yo me 'jugaba' (arriesgaba) a decir que era un hongo. Y que podíamos probar unos días. Caso contrario íbamos a consultar a un médico.

Y a pesar de que apenas estiré unas pocas veces la piel de la pija de Luciano, no demoró mucho en ponérsele la pija re dura y a los pocos segundos, me di cuenta, que estaba por eyacular. Así que sin pensarlo, le cubrí la pija con mi mano y junté toda la leche que pude con una de mis manos mientras que con la otra, terminaba de pajearlo. Obvio que no fue una paja placentera sino muy dolorosa, porque Luciano se quejó del ardor y volvió a lloriquear. Las grietas se abrían mucho y eran bien visibles cuando la pija estaba erecta, lo que le provocaba un ardor muy fuerte.

Así que con un pañuelo de papel, lo sequé lo mejor que pude y traté de tranquilizarlo. Pasamos a buscar a Carlitos y de ahí fuimos a almorzar. Mis 'remedios' no dieron resultado (la crema sobre las grietas no le hicieron nada e idéntico resultado pasó con el polvo antimicótico) además de que le seguía picando y ardiendo horrores y cada vez más. Así que decidimos, este miércoles ir al dermatólogo a plantearle el problema. Luciano tenia vergüenza de mostrarle la pija al tipo, pero la picazón y el ardor, fueron más fuertes. También fue con nosotros, Carlitos, por las dudas...

Fuimos al mismo médico que nos revisó a todos cuando tuvimos el VPH. El tipo ya estaba avisado que éramos gays y no se iba a asustar de nada. Pero esta vez, no fuimos al hospital de infecto-contagiosos sino directamente a la casa. Luego de revisarlo a Luciano, bastante exhaustivamente, llegó al mismo diagnóstico que yo: 'micosis' (hongos) por bajas defensas. Con la excepción, de que le cambió los medicamentos. Le dio antimicóticos por boca y otro, en pomada, para que se pusiera en la pija, previa higienización y compresas con un líquido que nos hizo comprar en una farmacia.

Después y como recordaba perfectamente que yo era gay y por mi boca, se enteró que teníamos relaciones sexuales entre nosotros, nos revisó, tanto a Carlitos como a mí, llegando a la conclusión, que ninguno de los dos estaba afectado por el mismo problema. Aunque nos advirtió que si teníamos los mismos síntomas que Luciano, siguiéramos las mismas instrucciones, pero creía que eso no iba a pasar, porque pensaba que la micosis de Luciano, era por bajas defensas del cuerpo de Luciano y no por contagio. De todos modos, nos prescribió un análisis de sangre a los tres, a fin de determinar que tipo de hongo es el que lo está afectando a Luciano y de paso, descartar cualquier 'ETS' (Enfermedad de Transmisión Sexual), que hubiéramos contraído en este tiempo, análisis que vamos a hacer esta semana. Por suerte, en 24 horas mejoró todo ('el que sabe, sabe y el que no, es jefe'). Luciano está más tranquilo y yo, mientras tanto, disfruto de la situación, del Colo, cuando puedo, y de Luciano y Carlitos cuando no puedo hacerlo con el Colo mientras pienso, cuánto tiempo pasará para 'blanquear' al Colo e integrarlo a nuestra pequeña 'isla'... jeeeee...