viernes, 30 de junio de 2017

Como moscas





El lunes, por recomendación de algunos compañeros docentes y por sentido común, no tuve mejor idea que decir que sí y hacerme colocar la vacuna antigripal, aunque antes de hacerlo, me advirtieron, que la vacuna era para la gripe 'común' (influenza) y no para todas, ya que por lo que se sabe, en esta época, aparecen muchas 'cepas' de gripes diferentes. Pero, por el hecho de estar trabajando en un colegio, con muchos chicos cursando diferentes tipos de patologías virales, me pareció que lo que mejor podía hacer para prevenir la misma, era vacunarme, así que eso fue lo que hice, hacerme inocular, voluntariamente, el virus atenuado de la gripe, sin pensar en las consecuencias.

El martes pasado, estuve con el Colo, haciéndonos el amor en el departamento del Gasti y después de vencer los mil y un obstáculos que el Colo puso, antes de animarse a atravesar el umbral de ese 'bulín' (departamento de encuentros poco santos). Recién se tranquilizó cuando estuvimos dentro, cerrados bajo mil llaves y calentando el deshabitado ambiente, aunque nosotros, apenas nos vemos, entramos en calor... jeeeee... Pero, el Colo, tiene mil reparos para tener sexo en lugares desconocidos por él y nada le parece seguro, discreto o reservado. Por suerte, cuando entra en 'clima' se olvida de todos esos 'reparos' y se entrega al placer que da el amor y el sexo...

El jueves a la tarde, no me quedó otra que hacerle el amor a Luciano, a pedido exclusivo del 'pibito' sabiendo que al dia siguiente ya no íbamos a tener tiempo porque a la tardecita de los viernes, se va a la casa de la madre y yo, a veces, los viernes no vuelvo a casa, ya que me quedo al encuentro de convivencia que hacen en el colegio. Fue ese jueves, que sentí las primeras molestias en mi garganta. No me dolía ni me ardía pero tenía/sentía cierta dificultad para tragar. Me estaria engripando? Quizás me contagió el Colo, con quien intercambié diferentes fluidos, que transportan diferentes tipos de 'virus'. O sería el mismo virus atenuado de la vacuna?

Claro que no tuve en cuenta las posibles consecuencias. La verdad que no pensé, en ningún momento, convertirme en un 'propagador' por más vacuna antigripal que tuviera encima. A eso, le tuve que agregar que no lo pensé en su momento, que Luciano estaba con las 'defensas bajas' y que esa había sido la causa de la proliferación del hongo que le invadió la pija. Quizás si hubiera previsto eso no habría pasado nada pero así, entre beso y beso en la boca, intercambiamos todo tipo de virus (y bacterias), que para una persona normal, no tiene problemas, pero para un inmunosupresor como estaba Luciano en ese momento, lo convertí en una bomba de tiempo que no demoró mucho en explotar.

El viernes al mediodia, después de almorzar, estuvimos con Carlitos 'chapando' (como dice la 'pibada' ahora) en el gabinete de psicopedagogía. Los viernes son días especiales ya que son pocos los cursos de primaria que se quedan a contraturno. De ahí que casi todo el edificio estaba deshabitado y se presta para hacer 'cosas' aprovechando la tranquilidad del lugar. Y como hacia bastante que no teníamos sexo del bueno con Carlitos porque desde que soy docente del colegio, extremé las precauciones, nos dimos permiso, ese día, para que 'alumno y profesor', tuvieran sexo consentido hasta sacarnos la calentura y seguir, después, con nuestras actividades rutinarias de los viernes.

Y lo que tenia que pasar paso: Luciano, cual bomba de tiempo, comenzó a experimentar los primeros síntomas gripales, entre la noche de viernes y la mañana del sábado. Y ya para el sabado al mediodia, cuando fui a buscarlo a la casa de la madre, no quiso ir a almorzar, como hacemos siempre. No se sentía con ganas, le dolia todo el cuerpo, un poco la cabeza y tenia algunas líneas de fiebre. Así que fuimos para casa directamente. Se bañó, bebió un poco de la sopa instantánea que le preparé, se tomó un antigripal y se acostó. Yo estuve hablando con los 'pájaros' sobre diferentes temas. Ya para ese entonces mis síntomas iban en aumento: una tos seca y persistente se había aunado.

El domingo a la tarde, vino a casa, Carlitos con dos 'pollitos BB'. El Nachito que había estado boludeando con Luciano y el Tomi, jugando con la 'play' durante casi todas las noches de la semana, se contagió también y un día después, el domingo a la tardecita, empezó con los síntomas de la gripe. Las carraspeadas de la garganta, la tos seca y el malestar general lo comenzó a experimentar el domingo por la noche. Al principio, creí que era porque no quería ir al colegio al día siguiente, vísperas del feriado nacional del martes, 'dia de la bandera argentina'. Pero, tuve que reconocer que mi apreciación era equivocada cuando se midió la fiebre y ya estaba en casi 38º C.

Tomi también se midió la fiebre pero apenas tenía unas lineas de temperatura. O sea que, si estos dos 'pájaros' tenían fiebre, también iban camino a una gripe segura, como Luciano y yo. Por ende, Carlitos, los dos 'pollitos BB' y quizás, el Tato, que duerme (y hace 'cosas') con el Tomi, deberían 'caer' en la misma y sólo era cuestión de tiempo. Así que el lunes, antes de irme al colegio, tuve que avisar al trabajo de Luciano que no iba a ir a trabajar. También llamé a Diego, mi cuñado, el esposo de Julia, para ver si podía venir a verlos, recetarles algo más fuerte que los antigripales de venta libre que estaban tomando y de paso extender un justificativo por las inasistencias, al trabajo de uno y al colegio del otro.

Así que apenas regresé a casa, el lunes al mediodía, me encontré a los tres 'pájaros' acostados juntos en mi cama y jugando a la 'play'. O sea, que tan mal no se sentían... Además, yo no soy celoso pero desde cuando tanta confraternidad entre cuñados y entenados? O yo por mirar el árbol, no vi el bosque? Claro que tienen edades parecidas, se llevan bien y se entienden con solo mirarse pero... No se los veía muy desganados que digamos y de enfermos no tenían mucho. Ese mismo lunes, tuvimos que declarar la casa en 'cuarentena', porque cuando a la tarde, llegó el Tato, nos dijo que se sentia 'horrible' y sin más, se duchó y se metió en la cama, aunque previamente, se llevó con él al Tomi.

Así que fuimos cayendo como 'moscas'. El lunes a la noche, para cuando vino Diego a casa, yo ya me sentía horrible. Diego repartió certificados, antigripales y antitusivos a todo el mundo y se fue con la promesa de regresar, él o Julia, al dia siguiente para ver como estábamos. El Nachito, para no quedarse acostado solo en su cama, me rogó que lo dejara acostarse con nosotros (léase Luciano y yo) en la nuestra, total, más contagiados no íbamos a estar, así que no me quedó otra que decirle que sí. Nos salvó la Agus, que vino al otro día y ofició de Florencia Nightingale durante toda la semana. La verdad que nunca había compartido momentos con todos los pájaros enfermos, pero me di cuenta de dos cosas: una, que somos todos muy 'lechugas' (débiles) y dos, somos re 'hipocondriacos' porque quien más o quien menos, creía que con esa gripe ya estábamos en los umbrales de una muerte prematura... jaaaaa...




6 comentarios:

  1. La gente suele confundir la gripe con un resfriado común, y, hasta que no la padecen, no se dan cuenta de que es algo mucho más grave. Realmente se pasan unos días muy malos, y además, la gripe mata mucho más de lo que se cree, sobre todo a gente inmunodeprimida y con otras enfermedades concomitantes (sobre todo ancianos). Que tengais una buena recuperación.
    PD: no le diste tiempo a actuar a la vacuna y decidiste utilizar el virus completo, yo creo que para compartir convalecencia.
    Besos (con mascarilla).

    ResponderEliminar
  2. Por lo mal que me sentí, en cierto momento, creo que lo mío fue una verdadera 'gripe'. Ahora dicen que la vacuna antigripal que inoculan en Argentina, al ser importada, tiene 'cepas' que no son las que se desarrollan en la región y ni los mismos médicos, no se ponen de acuerdo en esto. En fin.

    Lo único que sé, es que, me sentí (sentimos) muy, pero muy mal. Por suerte, la Agus no solamente ayudó mucho a paliar nuestro sufrimiento sino que puso algunos interrogantes en mi (nuestra) vida que seguramente desarrollaré en un post.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Compartir esos momentos muchas veces crea lazos más fuertes que los que se crean con las relaciones sexuales.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Obviamente que es así, JOSEP. La amistad que logramos entre todos los 'diositos' es por las vivencias y el tiempo compartido y no solamente, por el tiempo que pasamos en la cama. En la vida no todo es sexo! Jeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola Lucks, me gusto este post!!!, mmm para mi fuiste vos el que contagio a todos... vos y tu pésima idea de vacunarte!!! osea? me extraña que un chico tan inteligente como vos no sepa que eso de las vacunas antigripales es un negocio y te enferma mas de lo que te previene.. en fin, lo que es muy bueno es el web C un sobre en polvo que es medio magico. saludoss -juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabés lo que pasa JUAN? Acá es casi obligatorio vacunarse con la antigripal en ciertas áreas de salud, educación, etc. Se trata de 'prevenir' aunque son pocos lo que tienen en cuenta, que al mismo tiempo pueden 'provocar' el contagio con la cepa gripal que creen combatir. En fin, como dice mi abuelo, 'uno nunca está aprendido'... jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar