sábado, 3 de junio de 2017

Cornudos concientes




Esto que voy a contar pasó el mismo dia de mi cumpleaños, que fuimos al médico dermatólogo para que controlara la evolución del 'problemita' de Luciano y para que, de paso, me controlara a mí, que aunque yo no había tenido ningún problema, igual quería que me viera los análisis al menos. Carlitos, no pudo ir con nosotros, porque no sé que tenía que hacer pero, igualmente, llevamos sus análisis para que el médico los viera y de ser necesario y aunque todo daba normal, lo citara para otro día.

Por suerte, está todo bien dermatológica y clínicamente hablando. Los análisis nos dieron 'normal', a los tres. El hongo que había afectado a Luciano, se remitió totalmente y estaba totalmente controlado. Lo que todavía no estaba controlada era la causa que originó que ese hongo avanzara y le hiciera el daño que le hizo a Luciano. De ahí, que ya de regreso en casa, y después de haber comprado algunas cosas (alimentos y bebidas) por si venían 'visitas' inesperadas, nos pusimos a conversar.

Empezamos hablando sobre 'bueyes perdidos' pero casi inmediatamente nos metimos en el meollo de la cuestión. Entre los comentarios de las cosas que nos estaban pasando y que estábamos viviendo como individuos, Luciano me dijo que su estrés estaba totalmente relacionado con la 'trieja'. Y que si bien, la idea de aunar a Carlitos en nuestra pareja, al principio le había parecido bien, poco después se arrepintió del paso dado pero no se animó a decirme nada.

Esto le creó un conflicto que no sabía cómo resolver y en consecuencia, le bajaron las defensas. Al principio, le generó mucha ansiedad pero con el paso de los días y al darse cuenta que no podía resolver la situación, esa ansiedad le fue dando paso al estrés. Y una de las características que tiene Luciano, de la época que todavía no éramos pareja, es que muchas de las cosas que le pasan, no las dice o como decimos acá, 'se las come callado' (no exterioriza sus preocupaciones).

A la larga, 'explota' (da a conocer lo que le pasa), pero lo hace cuando la situación ya avanzó mucho y es difícil, darle marcha atrás al problema. De ahí que vivió durante todo este tiempo, asumiendo la culpa de la situación, porque él la había promovido pero ahora estaba arrepentido y no sabía que hacer. En una palabra, quería sacar a Carlitos de nuestra vida de pareja pero no sabía cómo. Y si bien, el 'entuerto' tenía solución, creía que 'el remedio era peor que la enfermedad'.

Así que después de muchos 'dimes y diretes', tomamos la única decisión posible: ponerle fin a nuestra relación de pareja con Carlitos. Claro que 'del dicho al hecho, hay un largo trecho' pero algo teníamos que hacer porque no queríamos que este problema se siguiera dilatando. Especialmente, porque este estrés dio lugar a que las defensas de Luciano bajaran drásticamente y vaya uno a saber en qué terminaría. Porque tampoco queríamos que el 'pico' de estrés terminara en una depresión.

Así que sin pensarlo más, le dije a Luciano que le diéramos para adelante y que pusiéramos fin a la experiencia de la 'trieja' con Carlitos. Todos los argumentos que esboza Luciano, son válidos. Ama a Carlitos (como yo) y lo quiere como amigo y como amante también, pero no soporta la idea, de compartirme. Luciano se declara total y absolutamente celoso con la persona que fuera. Y lo reconoce. También me dijo que si toleró lo de Kevin, fue porque no era más que un 'touch and go'.

A mí siempre me llamó la atención el mal 'funcionamiento' que teníamos como pareja de tres. Pero bueno, nunca pensé que era por la incomodidad que sentía uno de nosotros. Así que vamos a volver a fojas cero. Le propuse a Luciano que lo habláramos con Carlitos pero me dijo que primero quería hacerlo él solo y después, sí daba, hablarlo entre los tres. Obviamente a Carlitos, no le va a quedar otra que aceptar la decisión que tomamos, pero, el 'quid' de la cuestión es: y después qué?

Porque sacar a Carlitos de nuestra vida de pareja no significa sacarlo de nuestras vidas. No sé cuál será la respuesta de Carlitos, a todo este intríngulis, pero por dejar de ser parte de nuestra pareja, no va a dejar de ser un amigo 'con derechos'. Entonces, cómo vamos a hacer? Luciano y yo nos vamos a meter los 'cuernos' con Carlitos? Porque antes yo no sabía lo de Carlitos y Luciano ni Luciano sabía lo mío con Carlitos, pero y ahora qué?

Porque salvo que Carlitos reaccione inesperadamente a lo que pensamos, la relación 'amistosa' no se va a terminar. Seguiremos siendo amigos 'con derecho' aunque ya no 'trieja'. Es decir, vamos a ser unos cornudos 'concientes'? Eso a la larga, no va en detrimento de la pareja? Porque yo puedo soportar la infidelidad de Luciano y Luciano puede tolerar la mía, mientras no haya afecto en el medio. Pero Luciano sabe lo que siento por Carlitos y yo también sé lo que siente él. Entonces?

Yo, tengo pensado que si 'la sangre no llega al río' y Carlitos acepta seguir siendo nuestro amigo 'con derechos', aunque ya no forme parte de nuestra pareja, lo voy a seguir viendo, todos los días, en el colegio. Y los viernes al mediodía, si Carlitos quiere obviamente, podemos tener sexo en el gabinete, como lo venimos haciendo desde hace mucho. Y Luciano, probablemente, se siga encontrando con Carlitos, algún día de la semana. Día que yo aprovecharía para encontrarme con el Colo. Claro que ahora, Luciano no tiene que saber nada de la existencia del Colo, contrariamente a como eran mis planes al principio. Porque ese es otro tema. Con el fracaso de la 'trieja' con Carlitos, dudo mucho que Luciano quiera incursionar nuevamente en la experiencia de una pareja de a tres. Así que probablemente, no voy a poder integrar al Colo a nuestras vidas, ni siquiera en calidad de 'amigo'. Así que, como ya lo dice el sabio refranero popular: 'ojos que no ven, corazón que no siente'... jeeeeee...


.



6 comentarios:

  1. En mi tierra se dice que antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. Y lo peor es lo que siente el que se sabe engañado. Por lo que creo que ese juego, el de los engaños y las mentiras, es muy peligroso.

    Que tengas mucha suerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que la mentira, tiene 'patas cortas', JOSEP, pero no lo puedo evitar. Hago lo que hago (ser infiel) no para herir a Luciano sino para encauzar un sentimiento por otros chicos, que no puedo ocultar.

      De ahí, la idea de la 'trieja' o de la 'isla'. Sé que es una idea difícil de aceptar pero no es imposible. Lo que pasa es que la idea de la pareja 'monógama' está instalada en la sociedad y la misma rechaza cualquier otra idea contraria. Quizás, dentro de algunos siglos, esta idea de la monogamia, se extinga como se extinguieron muchas otras. De última, no son más que costumbres que se hicieron leyes para organizar a la sociedad y que se pueden cambiar.

      Besos!

      Eliminar
    2. Sabes que mi tesis es que la monogamia es contraria a la naturaleza del hombre, que no es más que un primate, así que compartimos ese deseo de que algún día la erradiquemos de nuestras costumbres.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Ojalá que así sea, JOSEP. Lástima que no voy a ver ese cambio y menos, poder disfrutarlo...

      Besos!

      Eliminar
  2. Anónimo7/6/17 0:33

    Le pone celoso que Carlitos sea parte de su relación, pero no le pone celoso saber que igual te lo vas a follar y seguirás sintiendo lo mismo sea o no parte de la trieja?

    Me parece rara su forma de pensar, además el que elijas a Luciano por sobre los demás podría traducirse en que lo quieres más a él. Por qué mejor no te quedas con él en monogamia, siendo que le tienes más amor?

    Qué misteriosa es la mente humana, eh.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es fácil, comprender a las personas, ANÓNIMO. Luciano NO SABE que Carlitos y yo, teníamos sexo, mucho antes que él me diera su bendición para que yo me encame con el pendejito.

      Y eso de tener más o menos amor, es relativo. No sé medir la cantidad de 'amar'. Creo que el amor que siento por Luciano es mucho pero también es mucho amor el que siento por el Colo y por Carlitos. De ahí la idea de la 'trieja' o de la 'isla'. No puedo medir el amor que siento por cada uno de ellos. De allí la imposibilidad de la 'monogamia'. Comprendes?

      Y la forma de pensar el amor que tiene Luciano, no es rara. La que es 'rara' es mi forma de pensar el amor. Luciano siente los consabidos 'celos' de todo enamorado. Y lógicamente, no quiere compartirme con nadie. Aunque en un principio pensó que sí.

      Besos!

      Eliminar