viernes, 25 de agosto de 2017

Éramos pocos y...




Esto de 'éramos pocos y parió la abuela' es parte de nuestro refranero popular y está cargado de fina ironía. Casi lo mismo pasó en casa esta semana. La verdad que fue una semana 'movida' (intensa) en todo sentido. En poco menos de 36 horas, me 'petearon' (felacionaron) cuatro veces (Maxi, Carlitos, el Colo y Luciano en ese orden), 'peteé' dos (el Colo y Luciano), penetré a dos (el Colo y Luciano) y uno de ellos, me penetró (el Colo). Una verdadera fiesta desenfrenada de pasiones y deseos.

El domingo, aprovechando que al día siguiente (lunes 21) era feriado fuimos con Luciano a almorzar a la casa de fin de semana de los Lucchessi y disfrutar del día. El Gasti estaba solo, sin pareja, pero con algunos amigos 'con derechos'. El Matius, en cambio, volvió con el 'Pollo', quien estaba ahí. Y aunque nos habíamos enemistados después del desencuentro que tuvo el 'Pollo' con Carlitos, no nos quedó otra que reanudar relaciones amistosas con el 'Pollo' aunque todavía con cierta tirantez.

El lunes (feriado) entre 'pitos y flautas' me quedé solo como loco malo. Luciano se fue a mamenguear a la casa de la madre y los 'pájaros' también se fueron con diferentes destinos: el Tato a la casa de la novia, el Nachito a lo de mi vieja y el Tomi con unos amigos nuevos. Le mandé un 'wsp' a Carlitos preguntándole si quería venir a casa a coger/follar, pero estaba en la casa de la madre de Luciano, que lo había invitado a almorzar. También le escribí al Colo para lo mismo pero tenía otros planes.

En esa estaba, evaluando mi triste situación y pensando en escribirle a la Agus y entregarme de pies y manos a satisfacer la calentura que tiene conmigo y de paso, intentar embarazarla, cuando sonó el celular: era mi viejo que quería saber si iba a estar en casa porque quería hablar conmigo de un 'temita'. Cuando mi viejo usa ese diminutivo (temita) algún bolonki en puerta hay. Le dije que podía pasar cuando quisiera: ya, a la tarde o a la noche porque yo no tenía planes para ese día. 

Me dijo que compraba 'algo' y pasaba por casa para almorzar juntos. Le dije que ni Luciano ni los 'pájaros´ estaban en casa, así que comprara comida solamente para nosotros dos. Así que mientras almorzábamos me contó que definitivamente se iba a separar de Mariana pero que mientras tanto, necesitaba un lugar donde vivir y que había descartado la casa del campo. Yo acusé el golpe. Le dije que estaba bien y que se podía quedar con nosotros. De última, él es el dueño de la casa...

Mientras hablábamos, yo pensaba que mi viejo podía ocupar el dormitorio del Nachito y éste pasara a dormir con el Tato y el Tomi. Incluso, podíamos hacer un 'enroque': el Tato, el Tomi y el Nachito podrían pasar sus camas a mi dormitorio que es el más grande de todos y nosotros, pasar la nuestra al dormitorio de ellos que es más pequeño. Reconozco que mi viejo es muy sociable y super abierto, pero no sé si se va a 'bancar' (soportar) el movimiento de tanta gente que entra y sale de mi casa.

Tampoco sé si se va a adaptar a la impronta que le damos a la casa o que nosotros, nos adaptemos a la forma de vida de él. Y no se va a quedar por un tiempo. Aparentemente, es para siempre. Aunque en el vocabulario de mi viejo, la palabra 'siempre' no existe. Igualmente, no va a ser fácil la convivencia. Él ya tiene 70 años y nosotros estamos entre los 17 y los 26 años. Tiene muchas costumbres a las que no va a querer renunciar y a nosotros nos va a pasar otro tanto. 

Además, Luciano, todavía siente mucha vergüenza de que la gente sepa que es el 'pasivo' de nuestra pareja. De ahí que no le gusta socializar con la gente. Aceptó que los 'pollitos' y los 'pájaros' sepan cuál era el 'rol' que tiene conmigo y no siente vergüenza con ellos. Pero la presencia de mi viejo lo afectó increíblemente. No le gusta que otros vean, mis exteriorizaciones de amor o calentura hacia él. Esto no es que me saque el sueño, porque en algunas cosas coincidimos y lo entiendo perfectamente.

Y por mucho que lo hablamos, a Luciano le cuesta horrores desprenderse de esa sensación. Y ahora, la presencia de mi viejo, lo superó y desbordó totalmente. Apenas Luciano llegó el lunes a la tarde, de la casa de la madre, ya me di cuenta que la presencia de mi viejo en casa, lo desacomodó. No estaba como siempre y se mostraba incómodo. Y esa incomodidad fue creciendo en la semana y aunque es poco el tiempo que él y mi viejo, están juntos, Luciano no logró comportarse naturalmente.

Y mi viejo, que tiene cara de 'gil' (tonto) pero 'no come vidrio' (no es tonto) se dio cuenta de lo que estaba pasando. Así fue que hablé con mi viejo de este tema y llegamos a la conclusión de que si Luciano no se siente cómodo, él prefería dar un paso al costado e irse a vivir a otro lado para no incomodarnos, cosa que no acepté porque de última, mi viejo es el dueño de la casa y es el que más derechos tiene a vivir ahí. Así que hablando después, a solas con Luciano, pensamos que lo mejor para todos, era irnos nosotros. Por ahora y hasta que consigamos 'algo' estable, Luciano se va a ir a vivir a la casa de la madre. Y con más tranquilidad, vamos a pensar qué hacer. Las posibilidades no son muchas: o la casa del campo o pedirle prestado el departamento desocupado al Gasti hasta que podamos alquilar algo exclusivo para nosotros. O de última, ir a vivir con la Agus, que tiene una habitación extra que no usa y armar ahí nuestro dormitorio y como Luciano y la Agus se llevan re bien, podríamos armar una nueva 'isla' y por qué no, una familia mono-homoparental? Jeeeeee...






6 comentarios:

  1. ¿y por qué la gente sabe que rol tiene cada uno en el sexo?
    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. ANÓNIMO: cuando hablo de la 'gente' me refiero específicamente a quienes nos rodean que no sean 'pájaros' ni 'pollitos'. Con ellos todo bien. El resto sabe que soy 'activo' (salvo honrosas 'agachadas' que tuve con mis 'partenaires' del que no están enterados). El resto: mis padres, mi cuñado y mi hermanastra, mi actual suegra y mi ex-suegra, la Agus y algunos 'semidiositos-angelitos o simples mortales) que andan por ahí saben cual es mi rol en la pareja. De ahí que si Luciano es mi pareja y yo soy el 'activo', no queda otra, que Luciano sea el 'pasivo' y eso es lo que le molesta, cuando está con 'gente' que sabe cuál es su rol en la pareja. Entendés?

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Complicado de verdad. Ese alejamiento del Luciano no me gusta. Creo que os conviene encontrar vuestra "casita" cuanto antes mejor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la idea, JOSEP, pero entre todos los males, elegimos el mal menor. Igualmente servirá para que nosotros también tengamos una bocanada de aire fresco en nuestra relación.

      Besos!

      Eliminar
  4. A mi me parece muy mala onda por parte de Luciano comportarse asi, que mal por el, pero pues la razón su edad e inmadurez. Creo que debería aprender a convivir con todo el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo, amigo YOP, que es porque todavía es joven y no tiene asumida totalmente su orientación sexual. Además, tiene (tenemos) la pesada 'carga' de vivir en una sociedad extremada y terriblemente 'homofóbica' que se lo hace sentir al gay en todo momento. Y si eso, todavía le pesa a los 'maduritos', imaginate a los adolescentes y/o jóvenes gays!

      Besos!

      Eliminar