domingo, 13 de agosto de 2017

La burra y el trigo





Después de la charla que tuve hace bastante con la Agus y su plan de concebir un bebé, del cual yo sería el padre biológico, ella comenzó a venir a casa, como 'la burra va al trigo', a cenar semanalmente. Así comenzó la relación que no tenía con los 'pájaros' y que se fue acentuado de a poco, que se profundizó durante esos días que estuvimos enfermos y que fue la enfermera-cocinera-mucama de todos y que se consolidó en la semana que me fui con el colegio a Córdoba.

Luciano (y el resto de los 'pájaros') reconoce que la presencia de la Agus, le agrada porque le da otra 'impronta' a la casa. Incluso, no me dice nada, pero creo que está tan entusiasmado, como ella y el resto, con la idea de incorporar a la Agus a nuestras vidas y también la de un bebé. Claro que, de la boca para afuera, está todo bien. Hay que ver después. No me incomodaría para nada, que la Agus se incorporara a mi (nuestra) vida pero, cuántas normas y tradiciones tendríamos que romper! 

Y no sé si estamos dispuestos a eso. Hace muchos años, cuando la Agus empezó con un planteo similar (el de casarnos) yo le había sugerido, la posibilidad de irnos a vivir al campo o a otro lugar y crear una 'isla'. Esa 'isla' iba a estar formada por el primo (léase Gasti) que en ese momento era mi pareja y por el hermano de la Agus, el Matius, que en aquel momento me gustaba y no tenía todavía pareja. La Agus, le dijo 'ni' (ni no, ni sí) a la idea y la 'cosa' ahí quedó, en agua de 'borrajas'. 

Ahora, pasa algo parecido. Es que no debe ser fácil, estar en la piel de la Agus, que se enamoró perdidamente de mí y quiere tener un hijo conmigo, cuando ella sabe bien, que aunque yo la amo, no podría hacer la vida de un heterosexual. Y que para convivir conmigo (como es la idea que tiene ahora) va a tener que aceptar los condicionamientos que yo le pongo en cuanto a la fidelidad y todo eso. No es algo demasiado bizarro y por demás de surrealista?

Es como si Luciano me pusiera condiciones para que nuestra pareja siguiera adelante y que yo, para convivir con él, le tuviera que ser totalmente fiel pero que le aceptara al mismo tiempo, el hecho de que él tuviera sexo con una 'minita' (como en su momento pasó) o con varias 'minitas' o con varios tipos conocidos como el Tato, el Nachito o el Tomi. Aceptaría yo serle realmente fiel, mientras él no lo es? No sé. Es difícil pensarlo así en frío pero eso es lo que le estoy proponiendo a la Agus.

Y, a cambio de darle 'algo' de lo que quiere (yo) debería 'compartirme' con Luciano y si se da, con varios chicos más (Carlitos, el Colo, el Gonza y algún otro que ande por ahí), lo que desembocaría en una rarísima relación bisexual. Que obviamente no será única en el mundo pero sí , totalmente extraña para nosotros. La Agus acepta mis condiciones y Luciano acepta que la Agus conviva con nosotros (léase Luciano y yo). Pero además de eso, se desprenden tantos interrogantes, tantas cosas por hacer, decir, aclarar, que a mí me 'da' (provoca) 'cosas' (inquietudes o interrogantes) el sólo hecho de planteármelas mentalmente. Porque no sería algo así como dice el refrán, que 'dos son compañía pero tres son multitud'? Será tan así? Bueno, como verán, la Vida cada vez me hace más complicadas las cosas y la psicología no ayuda en nada...  






9 comentarios:

  1. No me quedó claro, en este caso, quién es la burra y quién el trigo ;)

    ResponderEliminar
  2. Bueno, en verdad, si sabés leer 'entrelíneas', la 'cosa' puede que no esté del todo clara, ALUCINAITO. Pero, la 'burra' en este caso sigue siendo la Agus y su idea obsesiva y el 'trigo' soy yo, centro de su obsesión... jeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, señor Cereal ;)

      Eliminar
    2. Qué bien el Real! Llevaron al Barsa como 'chicos para el colegio', eh?

      Jaaaaaaa...

      Besos cerealeros!

      Eliminar
    3. ¡VENDIDO! Bastante he tenido que sufrir en mis vacaciones, los dos partidos rodeado de "meregues", para encontrarme aquí con que te olvidaste de tus amores futbolísticos. No sé de qué me extraño con lo SUPERFLUO que eres tú en el amor.

      Eliminar
    4. Por cierto; a Cleopatra le iba muy bien la leche de burra para cuidar su valorado cutis y en ella se bañaba.

      Eliminar
  3. Hola

    Lo que cuentas me recuerda mucho a unos personajes de una serie llamada sense8. Son una pareja gay y hay una chica que les une a la convivencia. En esta escena:https://youtu.be/lW3NrQBKiJo?t=2m25s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MAT! No nos terminó de convencer esa serie Sense8, así que apenas vimos creo que los dos o tres primeros capítulos y quedó todo ahí. Interesante la escena donde la chica intenta una convivencia con la parejita gay. Claro que tendría que ver ese capítulo completo pero aparentemente, las 'cosas' no la tienen tan clarificada como las tenemos nosotros. Más aún, creo que nosotros, vamos más allá. El guionista debería 'copiar' nuestra situación para ver como la resuelve. Yo todavía no le veo 'el pelo al huevo'... jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  4. Sin duda es complicado e incluso que eso funcione, pero nunca se sabe que acaba funcionando. Claro que en este caso no es solo el sexo con ella, sino también el hijo quien te va a exigir más de lo que en principio parece.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar