domingo, 17 de septiembre de 2017

Putus ruralis




Llevó más tiempo escribirlo que hacerlo. Finalmente, ya estamos instalados, Luciano y yo, en la casa de campo de mi viejo. Lo de 'putus ruralis' es un 'latinismo' inventado por mí y al que llamo así a Marcus, un gran amigo virtual, que vive en la zona rural de una ciudad del interior de la provincia de Buenos Aires. Es un buen amigo virtual al que estimo mucho. Y no quiero dar muchos más detalles de él, a fin de no invadir su privacidad, ya que tiene otras actividades que no son rurales.

Volviendo a nuestro tema, la verdad que Luciano y yo no tuvimos muchas opciones para hacer otra cosa que lo que hicimos, esto es, venirnos a vivir al campo. A mí no me costó nada. Será que me gusta mucho el campo. De ahí, mi afición a practicar 'campismo', actividad que hice durante toda mi adolescencia. Pero, Luciano no tiene mis mismos gustos por el campo. No esta acostumbrado al campo y lo más cerca del campo que estuvo fue verlo cuando iba a pescar con el padre.

Luciano tenia un comportamiento díscolo y totalmente conflictivo mientras el padre vivió con ellos. Pero apenas se separaron los padres y la justicia le puso una distancia de restricción al padre por violencia familiar, Luciano cambió totalmente. Ahora, está más tranquilo, sumiso y dócil en todo sentido. Y estas actitudes de él, me sirven a mí para convencerlo rápidamente de todas las decisiones que tomo. En este caso, la de irnos a vivir al campo.

Así fue que el fin de semana pasado nos mudamos. Solamente llevamos nuestra ropa y nuestros artículos personales de tocador, algunas piezas de ropa blanca y otras cosas 'extras' impensadas, como un gato y un perro. El gato se lo regaló la madre a Luciano, cuando supo que nuestros planes eran venirnos a vivir al campo. A Luciano siempre le gustaron los gatos. A mí no tanto. En mi casa de la ciudad no teníamos animales porque el reglamento del edificio no permite ni gatos ni perros.

Ahora con la posibilidad de vivir en el campo, no le pude decir que no. De última, viviendo en el campo y en el medio de la nada, el gato es una muy buena mascota de compañía. Lo que no esperaba fue el pedido de la Agus. Ella, al saber que nos mudábamos al campo, me pidió, como favor especial, si podía tener conmigo a un perrito que le regalaron sus amigas cuando se recibió de médica. Es un cachorrito de no se qué raza muy fina y rara y que tiene un nombre mucho más raro todavía.

Y como en el departamento no lo podía tener, lo había llevado a su casa de fin de semana dónde se lo cuidaban los caseros. Pero ahora, prefirió que al perrito, lo tengamos nosotros, así 'mata dos pájaros de un tiro': el perrito se adapta a nosotros y al nuevo entorno y ella, mantiene viva la esperanza, de que algún día, no muy lejano, pueda mudarse al campo, a vivir con nosotros y formar, ella, Luciano, 'Lucianitx' (mi hijx) y yo, una feliz, moderna y poco convencional familia mono-homoparental. 

Idea que no deja de ser una 'locura' desde el frío punto de vista racional pero muy excitante, emocionalmente hablando. Otro, que especuló con la mudanza y consiguió la aprobación, casi desde el 'vamos' (comienzo) es el Tomi. A él le volvieron a ofrecer trabajo donde hizo la pasantía y esta vez aceptó el ofrecimiento. El sueldo es bueno y la ventaja es la entrada monetaria mensual de una cantidad 'x' de dinero, con lo que eso significa, al menos acá, que está tan difícil conseguir trabajo.

La única desventaja es que el trabajo le queda lejos de mi casa de la ciudad. De ahí, que me preguntó si podía mudarse con nosotros ya que desde acá, su trabajo está muy cerca. Y qué otra cosa le podía decir que no fuera 'sí'? Así que Tomi se va a integrar a nosotros en cualquier momento. Que Tomi comparta su vida y mi casa con nosotros, nos pone bien, porque si bien al principio, Luciano y él, se llevaban bastante mal, por celos, ahora son muy amigos (espero que 'sin derechos')... jeeeeeee...

Así que les conté la 'buena nueva' a Carlitos y al Gonza, que por suerte voy a seguir viendo y disfrutando, ya no en el colegio, porque decidí que 'dónde se para la olla, no se mete la polla'. Un poco tarde, pero más vale tarde que nunca. Con Carlitos podemos hacer algo los viernes que no tenemos la obligación de quedarnos contraturno. Entonces, vamos por ahí a comer algo y a transar al parque dónde iba con el Colo. Y si es para cojer/follar vamos al departamento del Gasti.

Lo mismo voy a hacer con el Colo pero los sábados. Aprovechando que Luciano tiene que trabajar, lo voy a llevar a la ciudad y de ahí voy a ir a buscar al Colo y nos venimos al campo donde vamos a estar solos. No creo que tenga problemas para venir al campo, porque el Colo prefiere la soledad del campo. Ademas le gusta tener sexo o hacer el amor al aire libre. En fin, cada loco con su tema. A la tarde, lo llevaría de nuevo a la casa y lo pasaría a buscar a Luciano por el club donde hace natación.

Hasta ahí tengo todo resuelto. Ya voy a ver como hago para cumplirle la promesa al Gonza, que como es el más chico, la vieja lo tiene más controlado, aunque deja que venga conmigo donde sea. De última, lo llevo al departamento del Gasti. Hasta ahora, no fueron más que 'franelas' y un único 'pete' (el del día que fui a la casa) pero el pendejito, quiere que cumpla mi promesa, de cogerlo/follarlo y yo, a las ganas, las tengo intactas. 

Claro que todo esto son 'planes' que tengo, que de ahí a llevarlos a la práctica hay un largo trecho. Hay algunas otras variantes, especialmente con Carlitos y el Gonza, que muchas veces se quedan solos, en la casa durante la semana, pero no sé qué me da, hacer 'algo' en la casa de ellos. Como si fuera diferente, penetrar a un pibito, en su casa, en la mía o en la de un amigo. En fin. Otra cosa que últimamente estoy pensando, es que a ninguno de los pibitos (salvo el Gonza que me lo dijo expresamente) les molesta mi infidelidad y lo único que quieren, es sacarse la calentura conmigo y punto, como pasa con el Colo y Carlitos. Hay un sentimiento de afecto pero no es tan fuerte como para que necesiten la 'exclusividad'. Incluso, el mismo Luciano, me lo planteó, que aunque somos pareja, me ama y todo eso, él quiere seguir teniendo sexo con Carlitos. Así que creo, que el tema 'fidelidad' se está devaluando mucho en mis círculos. Será que, los chicos de ahora, no quieren los compromisos propios de una pareja y les gusta sacarse la 'calentura' con cualquiera que los excite lo suficiente? Será tan así o estoy haciendo una lectura equivocada?





11 comentarios:

  1. ¡CATALIZADOR DE PROBLEMAS! ¡Qué abanico de variables...! Raro que no aprarezca el JuanMa padre, además de dos niñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que las variables son muchas, BETULO y espero poder mantenerlas porque no va a ser fácil salir indemne si todo sale a la 'luz'. Por ahora, lo tengo controlado, aunque viste, 'el hombre propone y la Vida dispone'... jeeee...

      Besos!

      Eliminar
  2. También podría ser que esos chicos no tengan tan arraigados los perjuicios de nuestra sociedad y esten más dispuestos a aceptar una mayor libertad sexual más acorde con nuestra naturaleza poligàmica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sociedad argentina en general y la rosarina en particular es muy prejuiciosa, JOSEP, y no creo que estos chicos, sean ajenos a esos prejuicios. De todos modos, como no son 'touch and go' y tratan de establecer conmigo, una relación ocasional pero relación al fin, es que temo que podría pasar, si sale a la luz, con el Gonza, por ejemplo, que fue el que me pidió exclusividad, mi poliamoría.

      Besos!

      Eliminar
  3. Q sera de la vida del Juasma ahi en el campo; lo viste ? Q de historias jajaja me atrae un monton la historia del Gonza y el Colo, cuando puedas conta de ellos ....como son ..... ......increible q Carlitos solo le atraigas sino entendi mal solo para sexo .......pense q Carlitos tambien estaba puesto con vos ! no me acuerdo la edad de Carlitos ? fuerte abrazo Charlieindio ......suerte en el campo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente que lo vi, CHARLIE. El Juanma es empleado de mi viejo y es el encargado de mantener en 'condiciones' todo el casco de la estancia, además de toda la zona parquizada, pero nuestro 'contacto' no pasó más de ahí. La presencia permanente de Luciano por un lado y la de la mujer del Juanma, por el otro, hace que sea bastante difícil, tener algún 'encuentro' no santo.

      En cuanto a Carlitos, es así. Solamente sexo y nada más. Su interés es Luciano, de ahí que intentamos la 'trieja' pero Luciano, es por demás celoso y no quiso seguir la experiencia, que no fue buena. Carlitos tiene 16 años y va para los 17.

      En cuanto al Colo, está medio 'perdido' ya que tenemos diferentes horarios y no nos vemos en el colegio como el año pasado. Solamente tenemos algunos 'encuentros' muy puntuales, pero no por eso, perdí interés por este 'diosito' pelirrojo... jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  4. Los chicos de ahora son como los chicos de toda la vida, y como tú mismo, me parece.
    Me gusta que Tomi esté con vosotros, siempre le he tenido un cariño especial. Aunque eso obligará al pobre Tato a haceros frecuentes visitas, ¿no?
    Besos:)

    ResponderEliminar
  5. Hola, ALUCINAITO, no sé si los chicos fueron (son) siempre iguales como vos decís. No sé cómo será la sociedad española pero acá está tan perdido todo, que como sociedad vamos a la hecatombe final. Y los chicos son parte de esa sociedad. Y aunque mantengo mis dichos con respecto a la sociedad rosarina, pacata y tradicionalista, ves en el comportamiento que los adolescentes de hoy no tienen el mismo comportamiento que teníamos nosotros hace apenas 10 años atrás cuando estábamos en el secundario. Yo la llevo bastante bien, porque la brecha etárea no es tan grande y mi materia se presta para ser flexible pero por los comentarios de otros docentes, cualquiera se da cuenta, que las 'cosas' cambiaron y con ellas también los 'chicos'.

    En cuanto al Tomi, estamos muy contentos que se venga a vivir con nosotros, porque vivir en pareja es muy lindo pero estamos acostumbrados a vivir en 'patota' (grupo) y de pronto, cuesta adaptarse a los silencios y a algunos momentos de soledad. Y por lo que decís del Tato, ahora está en su etapa más de hetero. Se quiere recibir a fin de año y también está haciendo planes para casarse con la novia que tenía, por lo que el Tomi pasó a segundo plano (sólo espero que no pase al primer plano de Luciano) o del Nachito, que aunque siempre me negaron con énfasis cualquier 'contacto' sexual, uno conoce a los bueyes con los que ara... O no? Jeeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡VIEJOOOO...!

      "No veo esperanza para el futuro de nuestra gente si dependen de la frívola juventud de hoy en día, pues ciertamente todos los jóvenes son salvajes más allá de las palabras… Cuando yo era joven, nos enseñaban a ser discretos y respetar a los mayores, pero los jóvenes actuales son excesivamente ofensivos e impacientes a las restricciones. (Hesíodo 700 a.C.)".

      O si prefieres alguien MÁS moderno...:

      "¿Qué les pasa a nuestros jóvenes? No respetan a sus mayores, desobedecen a sus padres. Ignoran las leyes. Hacen disturbios enlas calles inflamadas con pensamientos salvajes. Su moralidad decae. ¿Qué será de ellos? (Platón 400 a.C.)".

      Eliminar
  6. Es verdad, me debo estar volviendo 'viejo'. Los chicos de 'ahora' no son como nosotros éramos 'antes'. Por lo visto, según Hesíodo y después, Platón, la juventud no cambia.

    Yo en cambio, te digo que hoy hay que reclamarles a los padres, a los abuelos y a la sociedad en general, porque son ellos los culpables de que los jóvenes cambien.

    'La educación de un niño, comienza 20 años antes de nacer, con la educación de los padres' (Napoleón Bonaparte).

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se cuenta de Napoleón que, respondiendo a la pregunta de unos jerarcas sobre su ascendencia, para minusvalorarle, dijo: "De ustedes, no sé de donde descienden; yo, ASCIENDO desde tonelero".

      Por supuesto los padres son los responsables, tiempo ha que te lo decía (tú respecto al Nachito), en un 90%; ya sea por ACCIÓN o por REACCIÓN. Después; ¡VIVA LA LIBERTAD! personal; que alguna responsabilidad hemos de tener.

      Eliminar