viernes, 8 de diciembre de 2017

Mala pata





El miércoles, me llamaron al celular. Como esta dando clases, lo tenía en modo 'vibrador' y no atendí. Nos dieron especiales instrucciones de no dejar usar el celular, en clases, a nuestros alumnos. Y no puede ser, que le prohibamos a ellos, el uso del celular y lo usemos, los docentes. Aunque a decir verdad, no todos piensan igual y esa ley, no es para todos. Así que mientras, los alumnos no pueden usar el celular, hay profesoras que se pasan la hora, enviando 'wsp' a diestra y siniestra.

La verdad que yo, uso poco el celular como teléfono. La mayoría de las veces con uno o varios mensajes de whatsapp se resuelve todo. Fue justamente por eso que no atendí. Teóricamente, casi todos mis contactos saben que por la mañana doy clases y no puedo hablar por teléfono. Incluso los 'wsp' los respondo en los recreos o al mediodía, cuando estoy almorzando o antes de empezar a trabajar a la tarde. Así que no atendí la llamada. 

Además, no sé por qué, muchas de las llamadas entrantes, la pantalla del celular me muestra la leyenda 'número desconocido' y por mucho que modifiqué la configuración, no logré evitar esto. Así que no supe quién me llamó hasta que volvió a hacerlo al mediodía, cuando ya había terminado de dar clases. Era, Enzo, el hermanito de Luciano ('hermanito' es un decir, porque tiene 16 años y está para el 'crimen', aunque, el pendejito salió hetero, tiene una noviecita y todo eso...)

Como les decía, era el hermano de Luciano, el que me llamó al colegio. Me dijo que no me asustara, que todo estaba bien pero que Luciano había tenido un 'accidente' en el trabajo y estaba en la 'guardia' de un sanatorio céntrico de nuestra ciudad. Por lo que me dijo, el 'accidente' lo sufrió en el trabajo. Aparentemente, bajaba por una escalera, desde el primer piso a la planta baja, se tropezó con el alfombrado de la escalera y cayó rodando. 

Consecuencias: contusiones, traumatismos, corte en la frente y fractura de una mano y una pierna. Un desastre mayúsculo. Como fue un accidente 'laboral' lo llevaron a un sanatorio de la ART (Aseguradora de los Riesgos del Trabajo) de 'medio pelo' (categoría regular) para que le prestaran los primeros auxilios. También me dijo que estaban ahí la madre y la abuela y que si quería ir, que fuera, pero me avisaba para evitar quilombos.

Así que sin pensarlo fui a su encuentro en el sanatorio que me había indicado. Cuando llegué ya estaba la madre, la abuela y también un tipo de la boutique donde trabaja. Obviamente, ni la madre ni la abuela me dirigieron la palabra y me ignoraron olímpicamente. Por suerte, estaba Enzo, que me dio más precisiones. Y si bien, no soy 'santo de su devoción', desde que supo que Luciano y yo, somos pareja, Enzo, nunca se mostró distante ni me demostró tampoco la iniquidad de la madre. En fin...

A Luciano le dijeron que iba a quedar internado y que posiblemente lo tuvieran que operar para colocarle un clavo. Gracias a Enzo, que intercedió ante la madre, pude verlo a Luciano, en la habitación que le habían asignado. Estaba bien aunque muy dolorido y sedado. Me contó como había sido todo y me pidió que me quedara tranquilo y no me preocupara porque entre la madre, la abuela y unas tías se iban a encargar de cuidarlo en el sanatorio y después cuando lo externen y vaya a la casa. 

Obviamente no dije nada y le dije que se quedara tranquilo que todo iba a estar bien. Mi deseo era llevarlo conmigo al campo pero quién lo iba a cuidar? La única que podía hacerlo era la mujer del Juanma. Tomi o yo cuando no trabajara. Quizás, alguno de los chicos, pero iba a ser todo un quilombo. Así que lo mejor era que Luciano se fuera a convalecer a la casa de la madre. Ahí lo podían cuidar la madre, la abuela y las tías y podían turnarse. 

El único problema era que la madre de Luciano no quiere que 'pise' su casa y mantenía esa actitud y yo por más que argumenté, frente a Enzo, mis razones y motivos, el pendejito no pudo torcer la actitud de la madre. Así que no me queda otra que contactarme con él por medio de las videollamadas. Luciano sabía que esto iba a pasar y no le vi sentido hacer ningún quilombo, porque Luciano se iba a sentir mal e incómodo por una situación que no la iba a poder cambiar. 

El médico dijo que lo iba a controlar semanalmente para ver si la fractura se soldaba sola, teniendo en cuenta la edad de Luciano. Y si eso no se producía, lo iban a tener que operar para colocarle un 'clavo'. Y que tenía para 2 meses dependiendo el tiempo de recuperación y rehabilitación. O sea, que Luciano tiene para más de un mes, si todo va bien. Y si la 'cosa' no va como la esperan, tiene para 2 o 3 meses? Contando este mes de 'espera'... Se entiende no? Qué 'mala pata' (mala suerte)!

Así que esa es la situación y no sé qué hacer.  No tiene sentido que diariamente, yo me vuelva al campo, más teniendo en cuenta que, Luciano se va a quedar en la casa de la madre por un buen tiempo y el Tomi, trabajando de noche, me trastoca todo. Creo que lo mejor es que yo, por este tiempo, me vuelva a vivir a la ciudad. Pero, me 'jode' (molesta) provocarle al Tomi, por el hecho de mi traslado, una inestabilidad no querida, pero otra opción no tengo. De última, Tomi podría seguir viviendo en el campo, pero no sé si va a querer quedarse solo. Porque si el Tomi no quiere quedarse en el campo y se vuelve a la casa de mi viejo en la ciudad, no habría lugar para mí. Entonces, yo tendría que ir a vivir al departamento del Gasti, sino tiene inconvenientes, o de la Agus o pedirle alojamiento a alguien, hasta que se aclare un poco el panorama porque la verdad,  hoy por hoy, es todo un 'quilombo' (lío)!





8 comentarios:

  1. Qué lástima que la madre de Luciano no te acepte. Se ve que no acepta que el hijo sea gay, pero cuando Luciano se recupere él va a elegir con quién estar, y será con vos; así que veo muy lamentable que tenga este rechazo hacia vos. Que todo se arregle bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca la madre de Luciano me terminó de aceptar, ANÓNIMO. Creo que acepta que Luciano sea gay. Lo que no acepta es que alguien (yo) se lo esté cogiendo/follando al hijo. Pero bueno, así es la Vida, cada uno encuentra la felicidad haciendo lo que más le gusta. O no? Jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  2. La vida es esto, en diez segundos cambian las cosas como de la noche al día. Espero que Luciano se recupere lo antes y lo mejor posible, y que soluciones todos los problemas logísticos.
    Muchos besos para ambos y cuidado con las escaleras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus besos. Se los voy a dar a Luciano, cuando nos veamos personalmente. Por ahora, el contacto es sólo telefónico. Así es la Vida, ALUCINAITO!

      En un segundo puede cambiar absolutamente todo. Incluso, creo que Luciano la sacó 'barata'. Podría haber quedado parapléjico o algo parecido o se podría haber muerto desnucado.

      Gracias a la Vida, no tuvo más que cortes y fracturas que más tarde o más temprano, se curarán. En cuanto a mis problemas logísticos creo que no podrían ser peores. En fin, es lo que hay.

      Besos!

      Eliminar
  3. Ayer en la noche entré a ver si habías escrito algo, y no. Y soñé que sí, que reaparecía el Matius y te conflictuabas por no estar viendo a Luciano y sí al Matius. Jajaja

    Espero que Luciano mejore pronto!

    Abrazo

    Pd:me gusta el cambio de fondo, mucho más alegre.

    ResponderEliminar
  4. Jeeeee... Posteé al rato nomás, MAT. Desde que el Matius sale con el 'Pollito' y éste tuvo una desavenencia con Luciano, por quien lideraba a los 'pollitos' y aunque nuevamente se hicieron 'amigos', ya no es como antes. Nos frecuentamos poco y nada, pero no solamente con ellos, sino con el resto de los 'diositos' también. Ahora estoy más relacionado con los 'pollitos' y con algunos de los 'diositos' pero ya nada es como antes. Es la Vida que nos va cambiando y ofreciendo horizontes diferentes. En fin...

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Ostras! No se os puede dejar solos. ¡A la que me descuido pasa algo grave!

    Es broma. Lo siento mucho. La verdad es que me duelen las consecuencias de ese desgraciado accidente. En primer lugar por el daño físico que ha sufrido Luciano, pero también por todo las consecuencias que eso tiene en tu vida, en la de Tomi, etc.

    Sin duda a todo eso se añade la intolerancia de la madre de Luciano. Cosa que añade pesar a mi pena.

    Esperemos que todo se arregle pronto, en especial, la salud de LUciano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que así es la Vida, JOSEP. En unos segundos todo cambia! La verdad que no es un buen fin de año este. Primero por lo que le pasó a Luciano y que lo mantiene alejado de mí.

      Después, porque por diferentes motivos, cada vez me siento más alejado de mis 'diositos' y aunque se van renovando, ya no siento lo mismo que antes.

      En fin, es como si con este alejamiento de Luciano, hubiese perdido el 'norte'. Al que espero volver a encontrarlo pronto, porque sino...

      Besos!

      Eliminar