martes, 23 de enero de 2018

Vacaciones de verano 1




Un hola gigante a todos los que me leen! Acá volvió el 'viejito' imaginativo. Y no es que tenga Alzheimer o me haya olvidado de la contraseña para entrar al Blogger. Simplemente, me tomé unos días de vacaciones del blog y por extensión, ustedes de mí... Jeeeeeee... Y, lo que tenía que pasar, pasó. Claro que no pasó sólo una cosa sino que pasaron varias y para no hacer una narración tan larga, voy a tratar de sintetizarlas y hacer un resumen. A ver como sale.

Durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, no conseguí torcer la decisión de la madre de Luciano, así que, no nos vimos físicamente y sí, virtualmente, porque para vernos y hablar de los complejísimos temas que tenemos que enfrentar, nos pasamos usando el whatsapp y también el skype. Y mientras estuve en Villa Gesell, recurrimos a las videollamadas o a los mensajes por whatsapp, cuando tenía buena señal de internet, porque en la costa, la señal de internet no es buena.

Desde Rosario, no conseguí alquilar nada en Villa Gesell. Todo estaba alquilado. Solamente conseguí algunos lugares muy alejados. El resto de los departamentos y casas cerca de la playa, estaban alquilados. La otra posibilidad era alquilar en un pueblo vecino (Mar de las Pampas) pero los alquileres eran carísimos. Además la idea nuestra, mejor dicho mía, era ir a Villa Gesell para aprovechar la 'volada' (ocasión) y poder estar cerca del Pela y ver si podíamos hacer 'algo'.

La verdad que ya me estaba desesperando, hasta que decidí en las vísperas de la noche de reyes, tomar 'al toro por los cuernos' y así, sin más, ir a un camping a Villa Gesell y una vez, instalados allá, ver si podíamos encontrar algo 'potable' (bueno) para alquilar. Así que hablé con el Nachito y los amigos y les dije mi idea. Los 'pajaritos' (el Nachito y los amigos) aceptaron entusiasmados mi idea. Ellos querían ir de 'vacaciones' y no les importaba vivir donde fuera. La cuestión era ir... Jeeeeee... 

Así que eso fue lo que hicimos. Salimos el 6 de enero a la madrugada y llegamos a Villa Gesell a la hora del almuerzo. Apenas llegamos, decidimos ir a almorzar primero y después, dar una vuelta por ahí e informarnos sobre los campings de la ciudad, costos y servicios. También fuimos hasta el barrio donde estaba el Pela con los amigos. El lugar estaba bueno. Algo lejos del centro pero con unas playas amplísimas y con mucha menos gente que en las otras playas pero eso era lo de menos.

Gracias a los 'wsp' y a los 'gps' de los celulares, pudimos encontrar la casa donde estaba el Pela, especialmente porque en esa zona, las calles no son rectas y es fácil extraviarse. En ese rato, que estuvimos juntos, el Nachito les contó de nuestro problema de alojamiento y que íbamos a ir a un camping hasta conseguir alquilar algo cerca de la playa. El Pela nos dijo que si queríamos, esa noche podíamos pasarla con ellos pero que nos teníamos que ir al día siguiente porque llegaban los padres.

La propuesta era interesante. Los amigos del Pela se iban al día siguiente porque llegaban los padres del Pela y éste, estaba contento porque no se quedaba solo, ya que habíamos llegado nosotros, especialmente, porque además de los padres, iban las hermanas con algunas amigas. Así que ese día, fuimos a la playa, almorzamos/merendamos y recorrimos a pie, todo el barrio. Al regreso, casi a la noche, vimos el cartel de una casa que se alquilaba por día, semana, quincena o mes.

Si bien ya era de noche y la casa estaba a oscuras, parecía un lindo lugar. Lo raro era que no se había alquilado, porque la casa exteriormente era linda, el jardín que la rodeaba estaba bien cuidado y lo mejor de todo, estaba a metros de la playa. El cartel de 'Se alquila', solamente tenía el número de un celular. Así que no dudé y llamé al 'toque' (rápido). Pero no me atendió nadie y mi llamada fue dirigida a la casilla de mensajes. Así que dejé un mensaje sobre mi interés y como ubicarme.

Cerca de la medianoche, sonó mi celular. Yo pensé que era Luciano el que me llamaba, pero, me equivoqué. Era el dueño de la casa que se alquilaba. Me explicó que la casa la habían alquilado por todo enero, pero no sabía por qué, la familia que la había reservado, anuló la operación los primeros días de enero y la cosa quedó allí. Así que estaba disponible todo el mes. También me describió las comodidades de la casa y la posibilidad de que al día siguiente pudiéramos verla por dentro. 

Como las dos partes, estábamos cuasi desesperadas: uno, el dueño, en alquilar y no perder el dinero del alquiler de todo un mes y nosotros, por alquilar, porque no teníamos dónde 'echar nuestros huesos', nos pusimos de acuerdo rápidamente y en ese momento. El dueño aceptó alquilarnos por 15 días, es decir, del 7 hasta el 20 de enero. Generalmente, los alquileres en esa zona, son quincenales o mensuales, pero para salvar el dinero, el tipo decidió alquilar su casa hasta ese día y tratar de conseguir, un nuevo inquilino hasta fin de ese mes. Incluso, nos propuso, cobrarnos mucho menos, si nos quedábamos hasta fin de mes, así que quedamos en responderle al día siguiente. Pero los 'pajaritos' (el Nachito y los amigos) no habían llevado tanto dinero para tantos días y aunque yo 'aguantara' (soportara) sus gastos de esos 10 días 'extras', después de hacer cuentas y más cuentas esa noche, decidimos renunciar a quedarnos esos 10 días más y volvernos como lo teníamos planeado... (sigo en otro post, porque definitivamente no sirvo para resumir... Jeeeeeee...)







6 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Eso de que lo que tenía que pasar, pasó, es un poco inquietante, a ver si nos lo aclaras.
    Espero que hayas disfrutado de las vacaciones. Siempre saben a poco. Y también que Luciano vaya evolucionando positivamente.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Jaaaaa... lo aclaré enseguida, ALUCINAITO. Solamente a un trasnochado como a mí, se le puede ocurrir buscar alojamiento cuando ya comenzó la temporada de verano. Y tenía que pasar, lo que pasó, ergo, no conseguimos alojamiento y sino fuera por la casualidad, hubiéramos terminado durmiendo dentro de una carpa y rodeado por la naturaleza gesellina... jeeeeee...

    Las vacaciones las disfruté lo mejor que pude y es como vos decís, siempre saben a poco. Y sino hubiera sido por los 'pajaritos' a los que tuve que solventar económicamente los últimos días, quizás nos podríamos haber quedado más tiempo. Pero bueno, otra vez será.

    Lo de Luciano va evolucionando favorablemente. Le colocaron una bota walker que le cubre toda la pierna pero no lo dejan apoyar el pie, así que se moviliza con muletas. Y todavía para bastante tiempo o eso al menos es lo que le dijo el médico que lo atiende.

    Así que tendrá y tendré que tener paciencia. Después vendrá la etapa de rehabilitación pero en ese entonces, creo que ya podremos vivir juntos. En el campo ya no, seguramente alquilaremos algo acá en la ciudad. Veremos dijo Lemos!

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que te haya salido bien a pesar de tu falta de previsión. Espero que nos cuentes más detalles todos esos días.

    Un abrazo muy fuerte de bienvenida.

    ResponderEliminar
  4. Hola, JOSEP! La verdad que no me puedo quejar pero tengo que reconocer que la suerte estuvo de nuestro lado, porque si ese día que vimos la casa que se alquilaba, hubiéramos regresado como muchos querían, volver por la playa nunca la hubiéramos encontrado. Son cosas que pasan... Jeeeeee...

    Ya voy a contar en el próximo post las cosas que me pasaron pero a modo de anticipo, te cuento que me porté más que bien (las circunstancias aconsejaban eso). Todo muy lindo y divertido, la pasé re bien y practiqué el estoicismo y no tuve relaciones sexuales en casi 2 semanas. De-no-cre-er! Cosas de la vida...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, no me lo puedo creer ¡DOS SEMANAS DE ABSTINENCIA! Debes haber ejercitado mucho la manuela... ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Ni te imaginás, JOSEP! Gracias a mi fértil imaginación, desarrollé tanta habilidad, que me convertí en ambidiestro, y que apliqué en muchas variantes y posiciones inimaginables! Jaaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar