viernes, 16 de febrero de 2018

Nido abandonado





El lunes de esta semana (feriado por ser carnaval), a la tarde, me llamó por teléfono el padre del Pela. Volvieron hace bastante, pero recién me contactó ahora, para que fuéramos a ver la casa que me había ofrecido. Combinamos en ir al día siguiente, martes, ya que yo todavía estaba en el campo y no me iba a poder llegar ese mismo lunes. Bah, como poder, podía, pero no tenía ganas de ir a la ciudad, en un viaje relámpago. Así que nos encontramos, el martes, tipo 18 horas, cuando todavía había sol pero no hacía tanto calor. La casa está cerca de la casa del Pela y en un barrio que me gusta mucho, porque es residencial, casi céntrico e increíblemente tan solitario, que parece que no estuviera habitado.

Yo ya iba medio desanimado porque a Luciano, mucho no lo convencía la oferta de los padres del Pela. Y mi desánimo aumentó, cuando vi la fachada de la casa: fea, antigua, abandonada... La puerta de entrada estaba 'clausurada' (no sé por qué), así que entramos por un portón que da acceso a una cochera descubierta. Una vez adentro, mi desánimo se profundizó. La casa es de construcción muy antigua, tipo 'chorizo' (un ambiente detrás de otro) y construidos a un lado del terreno. Del otro lado, un ancho pasillo cubierto con una 'parra' (planta de vid) comunicaba el frente con el fondo de la casa.

Se notaba que a la casa, era un 'nido abandonado'. Estaba todo muy sucio. Aunque la suciedad, era lo de menos. Le faltaba mantenimiento. Más que mantenimiento, era necesario hacerle un 'reciclaje' completo. Esa casa, amoblada como estaba, parecía detenida en el tiempo, por lo menos, un centenar de años. Era más un 'museo' abandonado que una casa para habitar. Un pasillo ancho, cubierto y cerrado con mamparas y vidrios comunicaba, al costado, con los diferentes ambientes (dos dormitorios, la cocina-comedor, el baño y una pequeña habitación, que era una especie de desván.

Al lado de ese pasillo, había otro pasillo abierto y cubierto con la parra y que comunicaba la parte delantera de la casa con el fondo, donde crecía una verdadera selva de árboles frutales, arbustos, plantas y yuyos de diferentes alturas. Dice el refrán, que, 'cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía' y creo que ese refrán, se ajustaba exactamente al ofrecimiento. No íbamos a pagar alquiler pero para hacer habitable esa casa, tendríamos que invertir mucho dinero. Y eso, fue lo que le dije al padre del Pela, que me miraba extasiado como si me estuviera ofreciendo un palacio de oro.

Así que le dije que era imposible que aceptara el 'generoso' ofrecimiento porque a la casa había que hacerle mucho mantenimiento y que ese proceso, iba a demandar por lo menos, seis meses. El padre del Pela, se rió y me dijo que el reciclado de la casa completa, no iba a demorar mucho tiempo, a lo sumo, como mucho, dos meses. Yo le dije que podía ser, siempre que hubiera dinero para hacer todo lo que había que hacer, en tan poco tiempo, pero que yo no tenía ese dinero ni tampoco medios para conseguirlo. En ese momento, comenzó el principio del fin.

Mi argumento que no tenía el dinero para que el reciclaje se hiciera en dos meses, aunado a que, a lo sumo, podía aportar cuatro mil pesos mensuales (algo así como u$s 200), para reciclar, ya que, paralelamente, iba a tener que alquilar en otro lado y que se iba a demorar mucho todo, hizo que el padre del Pela, perdiera el entusiasmo y el optimismo que tenía (viejo 'guacho' (pícaro), quería que yo pagara todo para dejarle esa horrible casa habitable, sin que él pusiera nada de dinero y seguro, que después de un tiempo, iba a reclamarme algún pago por vivir en la casa y todo eso). 

Igualmente, intentó convencerme de que yo estaba en un error y me dijo que lo pensara bien, pero como vio que yo ya me había 'cerrado' al diálogo, refunfuñando, me dijo que estaba bien, que le parecía que yo perdía una grandísima oportunidad pero que respetaba mi decisión. Así que sin más, nos despedimos con un apretón de manos, al tiempo que el padre del Pela, seguía lamentándose, que yo no pudiera aprovechar la oportunidad que me daba. Apenas me fui de ahí, le hablé a Luciano, para preguntarle como estaba y comentarle todo lo de la casa 'gratis'. Me atendió con la alegría que siente siempre cuando hablamos por teléfono. Me dijo que estaba bien y que si yo quería, podía pasar a buscarlo para ir a tomar algo por ahí, porque el médico, le había dicho que ya podía desplazarse, fuera de la casa, pero con muletas, aunque sin quitarse todavía la bota walker ni apoyar el pie. Así de paso que nos veíamos personalmente, quería que le contara bien lo de la casa y ver, si podíamos hacer 'algo', ya que hacía casi dos meses que no teníamos más contacto que el virtual... Obvio que le dije que sí, además podía matar, dos pájaros de un tiro: tener sexo con Luciano y ver si lograba que me 'blanqueara', su nueva relación con esa 'minita' de la que me hablaron, tanto Carlitos como Enzo... (en otra les cuento)... Jeeeee...






12 comentarios:

  1. Sin duda ahí, en la oferta de la casa gratis, había gato encerrado. Creo acertaste en no aceptarla. Me parece que el padre del Pela o bien vive muy alejado de la realidad o bien es un pájaro de cuenta. No soy nadie para juzgarle, ni pretendo hacerlo, pero no me ha gustado nada esa historia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Algo así, JOSEP. El tipo es ingeniero civil y también, docente universitario, así que alejado de la realidad no vive. Sí creo que es un vivo o se quiso hacer el vivo conmigo, eso, no lo entiendo. De todos modos, le jugué de frente y le dije la verdad: no estoy (ni estamos) en condiciones de meternos en una obra faraónica como la de reciclar esa casa. Porque si fuera tan fácil, como el padre del Pela dice, por qué no afronta él esa obra? En fin, es como dice el refrán: 'cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía'...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hiciste muy bien en ir a ver la casa (me encantó lo de "tipo chorizo") y en decirle bien claro al padre del Pela lo que opinabas de ella. A veces, donde hay confianza, da asco. Ahora te has quitado una causa de remordimientos en caso de tener "algo" con el Pela.
    Espero que el encuentro con Luciano fuera muy lindo. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si, otra no quedaba, ALUCINAITO. Por suerte, la fui a ver antes porque, si aceptaba la oferta sin ver la casa, nos hubiéramos llevado flor de sorpresa! Ahora tengo que ir a ver otra casa en la misma zona, pero el contacto es a través de un corredor inmobiliario. Vamos a ver que pasa.

      Luciano de a poco se está reintegrando a mi vida, así que está todo bien, aunque la madre merece un post aparte, que estoy elucubrando... Jaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  4. Que bajón lo de la casa Lu! y menos mal que la fuiste a ver. Me acordé del Nesti, decís que no da ir a pedirle si tiene algo dando vueltas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ALEJO, todo un garrón! Pero bueno, no hay mal que por bien no venga. La oportunidad nos cerró una puerta para que pudiéramos abrir otra.

      Tenemos otra propuesta, aunque no del padre del Pela. Tampoco del Nesti, que en un momento, pensé en él pero si Luciano se entera me mata a mí y Tomi lo mata al Nesti...

      Bastante que me bajé los 'lienzos' (pantalones y ropa interior) cuando recurrí a él para ver si le conseguía departamento al hermanito del Caio.

      Es como dice el refrán: 'el que se quema con leche, ve la vaca y llora!' Jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
    2. Mira vos! Me imagino que no. literalmente, no? Igual me re copaban las historias sexuales con el nesti

      Eliminar
    3. Jaaaaa... No literalmente, ALEJO. Me había prometido a mí mismo (y a Luciano y a Tomi) que con el Nesti, nunca más en ningún sentido. Pero viste como es la Vida? Llueve sopa y vos lo único que tenés es un tenedor en la mano! Jaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  5. Anónimo22/2/18 7:23

    jajaja, está muy bien

    Me acuerdo de cuando contabas de la pija enorme que tenía ese hombre, y cómo te daba vuelta como a una media.

    Un beso Lu!
    que te vaya super bien
    Alejo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, ALEJO! Deseo lo mismo para vos! Como siempre decía mi vieja, hay que probar de todo para poder decir que algo no te gusta... Jaaaaa...

      Y mejor no me acuerdo de tamaños de pijas que aguanté como un solo hombre, no tanto la del Nesti y sí la del Juanma y su 'misil' intercontinental.

      Qué locura! El Juanma me partía al medio cada vez que me cogía/follaba y aunque me hacia llorar/lagrimear, nunca dejé de desear ese pijón adentro mío! Jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
    2. algún día tienes que pasarnos algún vídeo de xtube de algún tío que la tenga parecida así nos hacemos una idea tus fans

      Eliminar
    3. Lo voy a tener en cuenta! Jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar