lunes, 12 de marzo de 2018

Una muy buena cama





Todavía no nos mudamos. O sí, pero a medias. Solamente pudimos llevar a la nueva casa vieja, la cama y las mesitas de luz y otros muebles de dormitorio que compramos. Porque los muebles míos que tenía en la casa de mi viejo, ahora los está usando él para dormir y no podemos pedírselos. El arreglo que habíamos hecho antes de irnos al campo, quedó en que mi viejo usaba nuestro dormitorio (incluída la cama y los demás muebles) y los 'pájaros' seguían como hasta ese momento.  

Así que, en nuestro dormitorio y cama duerme mi viejo y, con el quilombo que se armó, Luciano no quiere saber nada con regresar a la casa de la madre. Ahí nos dimos cuenta que, a la casa de mi viejo no podíamos volver. Luciano no quería volver a la casa de la madre y a la nueva casa vieja que alquilamos, tampoco, ya que nos dimos cuenta que no tenemos muebles propios. Nunca pensamos en eso. De mi viejo, usábamos los muebles de la casa que eran los de él y en el campo, ídem. 

Así que por culpa de mi suegra y de mi viejo, tuvimos que volver a vivir, por unos días, otra vez al campo. Todavía no sé como, la madre de Luciano, no conoce la sensibilidad del hijo. Porque por muy duro que se muestra por afuera, Luciano, es muy sensible, se ofende por cualquier cosa, lo hiere una palabra mal dicha o un comentario desubicado y enseguida lagrimea. Así que yo y todos, nos cuidamos para que Luciano esté bien. Si lo tratamos como a un principito, tenemos Luciano para rato.

Así que, fue en el campo, donde nos dimos cuenta que no teníamos muebles propios para mudarnos a la nueva casa vieja. No queríamos comprar muebles usados y toda esa 'onda' de usar lo que venga, no va con nosotros. Para colmo, las casas antiguas, no tiene placares. Antes, en los dormitorios, para guardar la ropa, se usaban unos muebles que se llamaban "roperos' pero que no estaban empotrados en la pared. Ergo, no teníamos un puto mueble donde guardar nuestra ropa.

Nosotros teníamos placares empotrados, tanto en la casa de mi viejo como en el campo. Así que, además de comprar una cama con su correspondiente colchón y las mesitas de luz, tuvimos que comprar un placard para guardar nuestra ropa. Tampoco tenemos muebles de cocina (heladera, mesa desayunadora ni banquetas), de comedor (mesas, sillas y vajillero) ni de sala de estar (sillones/sofás). Un verdadero desastre del lado que se lo mire. 

Tampoco estamos en condiciones económicas de comprar todo lo que nos falta. Así que, decidimos liquidar nuestros ahorros y comprar un juego de muebles de dormitorio completo (una cama king-size de 2m x 2m, con un super colchón, dos mesitas de luz, el placard y una 'cómoda' con espejo y cajones). Así era la oferta que nos hacía una mueblería muy conocida de mi ciudad, y, aunque nos salía bastante caro, nos hicieron un muy buen precio. Así que cerramos los ojos y compramos todo.

Era la única manera que teníamos para empezar a tener muebles propios y poder mudarnos a la nueva casa vieja. Mi viejo, dio la 'nota' (sorpresa), al hacerse cargo del gasto de los muebles del dormitorio, en compensación por haberle 'cedido' los nuestros. Así que nosotros, con ese dinero, compramos ollas y cubiertos y otros elementos de cocina y de limpieza. La solución, según Luciano, hubiera sido casarnos y haber hecho una lista de regalos de casamiento... Jaaaaa...

El resto de los muebles que nos faltaban, vinieron por el lado del Gasti. Por suerte me acordé que él vació de muebles todo el departamento que tenía para poder alquilarlo. Así que le dije si nos podía prestar algunos, hasta que pudiéramos comprar los nuestros y devolvérselos. Obviamente, el Gasti nos dijo que sí y nos prestó todo lo que tenía (muebles de cocina, comedor diario y de la sala de estar). Hasta la heladera con freezer! Genial, el Gasti, como siempre.

Y también geniales, el resto de los 'diositos' (incluidos el Gasti, el Matius y la Agus), que a instancias de los 'pájaros', hicieron una 'vaquita' (fondo de dinero) que nos lo regalaron para que compráramos lo que nos faltara. Así que no nos queda otra, que mudarnos este fin de semana. O el otro, o cuando se pueda. Ya decidimos, que les vamos a agradecer a todos, con una buena 'joda' (fiesta) como las que hacíamos cuando vivíamos en la casa de mi viejo. Y de paso comprobar 'in situ', la capacidad de la nueva casa vieja para albergar a todos nuestros amigos. Obviamente, el tamaño del lugar, no da para hacer mucho, pero sí alcanza para 'transar' o bailar o hacer lo que se les 'cante' (lo que quieran). Todo este quilombo de la mudanza, nos obligó a cambiar de planes. Así que Luciano va a hacer la rehabilitación en la ciudad y no en el pueblo como habíamos pensado. Total recién tiene que empezar a trabajar a principios del mes que viene y yo ya voy a estar en pleno período escolar. Así están dadas las cosas hoy. Nos faltaba de todo pero nos sobran muy buenos amigos y también mucho amor real, que nos tenemos, Luciano y yo y que pensamos seguir cristalizando y exteriorizando, en la 'muy buena cama' que compramos, literalmente y no literalmente, hablando... Qué más puedo pedir? Jeeeeee...







11 comentarios:

  1. Qué bien, parejita linda ;)
    Cómo ilusiona esto de los muebles nuevos. Muy de acuerdo en que la inversión esencial es el colchón. Es fundamental un buen descanso, además de lo otro.
    Y muy bien la reacción de todo el entorno, se han portado todos como tiene que ser.
    Ya sólo falta que esta semana haya otro par de feriados,como poco.
    Besos, chicos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaa... no serán feriados pero estamos sin actividad escolar martes y miércoles por la huelga de los profesores. El gobierno había ofrecido un 15% de aumento en tres tramos: ahora el 5%, en julio otro 5% y en octubre el último 5%. Eso le valió el paro de lunes y martes pasados. Ahora contra ofertó una nueva propuesta. El mismo 15% de aumento dividido en 3 tramos en el mismo tiempo de 7%, 5% y 3%. Parece joda pero no lo es. Ergo, paro nuevamente mañana y pasado mañana. Esto es del nunca acabar. El gremio docente propone un aumento no menor del 25%. Así que como verás, las partes están muuuuyyy alejadas.

      En cuanto a lo otro ya lo tenemos más o menos todo listo. Así que suponemos que el sábado vamos a hacer la mudanza. No son muchas las cosas que tenemos para trasladar pero hacerlo en la Eco era un incordio y los demás diositos no tienen autos aptos para una mudanza. Así que vamos a contratar un camión de mudanzas y si la Vida quiere el sábado o a más tardar el domingo ya vamos a estar instalados en la nueva casa vieja... Cruzá los dedos y deseanos suerte! Jaaaaa...

      Besos, ALUCINAITO bombón!

      Eliminar
  2. Anónimo13/3/18 1:37

    No sé qué pasó esta noche pero recordé que hace casi diez años leía un blog con historias de un pendejo como yo... Tal vez este era el único lugar donde encontraba relatos de sensaciones parecidas a las que me recorrían el cuerpo y la cabeza.

    No sé porque hoy busque y encontré este mismo lugar. Pero, vale, hay que agradecerte por compartir esasesas histo, cuando por convertir lo privado en un hecho anonimo pero público, colectivo.

    Abrazo, de un anónimo a otro.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario amigo ANÓNIMO! Espero haberte ayudado de alguna manera y no haber influenciado sobre vos. Soy (fui) como cualquier chico gay, lleno de temores, dudas, errores y aciertos, que aún hoy, me siguen acompañando por este derrotero que la Vida nos tiene preparado a cada uno. En fin, es lo que hay!

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, a buen tiempo lo del depto, es raro como se dan las cosas en tu vida, de a ratos son caóticas, pero después del caos siempre te vienen cosas buenas (en tu caso seria alreves al conocido dicho... "no hay BIEN que por MAL no venga" jajaja)... no planifiques tanto... muchas veces la planificación se ve cancelada o cambiada por otras cuestiones y te puede llegar a pinchar. Te mando un abrazo!!!!

    Nostra

    ResponderEliminar
  5. Viste NOSTRA? Dicen que a la suerte hay que buscarla. Y yo si tengo algo de bueno, es que soy 'seguidor' como perro e' sulky. No decaigo cuando las cosas no me salen como quisiera. Si así fuera, no seria el arquitecto de mi propio destino. Sigo buscando y buscando. De ahí que siempre digo que la suerte no me busca sino que es al revés: yo salgo a buscar la suerte. Y casi siempre la encuentro! Jaaaaa!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me parece que esa idea «según Luciano, hubiera sido casarnos y haber hecho una lista de regalos de casamiento» no es nada descabellada. Así montamos nosotros nuestro primer hogar, que disponía tan solo de lo más imprescindible, pero que nos sirvió, y mucho, para formar una familia. Lo malo que me parece que en vuestras circunstancias eso de casaros cae un poco fuera de lugar. Es lo que tiene se homosexual y muy joven (como lo es Luciano).

    Por lo demás os felicito porque tienes un buen padre y muy buenos amigos.

    ¡Qué disfrutéis mucho ese nuevo nidito de amor!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente JOSEP, Luciano dijo con sorna eso de casarse y hacer una lista de casamiento. Casarnos, nos podríamos casar tranquilamente. Sé que somos jóvenes y que Luciano es chico todavía, pero algunas cosas las tiene bien claras, como eso de casarse y tener hijos, alquilando un vientre o adoptando fuera del país. A mí ninguna de las dos cosas me desvelan y hoy por hoy, te diría que a todo eso, lo considero un disparate monumental, pero Luciano, quiere que terminemos nuestros días juntos, viejitos, rodeados de hijos y mirando la puesta del sol... jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  7. Hola lucks. Que engaño el titulo del post!!! creia q iba a leer un relato super hot y bue.. jaja en fin, lo importante es el amorrr y ahora esta de moda los espacios vacios en las casas y deptos, solo se usa lo fundamental y no llenar la casa de pavadas q no se usan. saludos -juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JUAN, 'diosito' de la vecina orilla! Lo de creer que 'Una muy buena cama' era un relato hot, te pasa, porque tenés un pensamiento pecaminoso! jaaaaaaa...

      Eso de que está de moda los espacios vacíos en casas y deptos, será allá porque acá, todos se (nos) atiborramos de boludeces, que muchas veces no son prácticas ni necesarias. Ahora en la nueva casa, medianamente amueblada, te voy a contar de la experiencia... jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
    2. ¡Lo elevaste de categoría! Había que reconocerselo por como se cuida.

      Eliminar