sábado, 28 de abril de 2018

Sentimientos encontrados




En este corto tiempo, entre la confesión de la Agus y hoy, y a pesar de que, tanto Luciano como yo habíamos aceptado que la Agus viviera con nosotros, fue la misma Agus, la que cambió de idea, para volver al plan original: que cada uno viva en su propia casa y siguiera haciendo su vida. Nos juntaríamos todas las veces que quisiéramos o que fuera necesario, pero ella no quería perturbar, de alguna manera, con su presencia y la del bebé, la relación de pareja que tenemos, Luciano y yo.

Así que volvimos a la idea original y por mucho que argumentamos, tanto Luciano como yo, la Agus siguió en sus 'trece' y no hubo forma de convencerla. De todas formas, ella no vive tan lejos nuestro y podemos estar en contacto permanentemente, de mil maneras distintas. Y así quedamos. Por lo pronto, la existencia del bebé ya no es un secreto. Tanto mi familia como la de la Agus, fueron enterados de la nueva buena. Y de ahí, se filtró y llegó al resto de los 'diositos'...

Y me imagino cómo... El Gasti se debe haber encargado de desparramar la novedad entre los 'diositos' más grandes y el Matius, le debe haber dicho al 'Pollo' y éste, a algunos de sus 'pollitos' seguidores. El resto, se debe haber enterado, por Luciano, que aunque es muy reservado en cuanto a su vida personal, es muy 'chismoso', si se refiere a la vida de otros. El Tato, seguramente, algo le habrá dicho al Sebi y este, terminó de difundir la noticia entre los 'diositos' medianos.

Y la noticia siguió su curso. Como será que hasta Caio, se enteró que voy a ser papá! Y , creo, que muy pronto, será un secreto 'a voces'... Igualmente, prefiero que se sepa que voy a tener un hijo y no que tuve sexo con Luciano, cuando era menor de edad o con alumnos, dentro y fuera del colegio. Porque bastante resistí (resisto) a la tentación diaria de estar al lado de nuevos 'diositos' que me envían señales inequívocas, de que hay agua en sus piletas. En fin, que dura es la vida a veces... 

Obviamente, cuando enteré a los míos, de la noticia, fue mi vieja la más shockeada. Durante años, albergó la idea de tener un nieto de su hijo mayor (yo) y luego fue aceptando, a regañadientes, que yo era gay y toda la parafernalia que acompaña al mundo gay. Terminó de aceptarme, después de lo que le pasó al hijo de esa amiga, que se murió en un accidente, para que ella recapacitara y se diera cuenta, que más vale un hijo puto vivo, que un hijo hetero muerto. 

Y de ahí en más nuestra relación cambió. Y terminó aceptando a Luciano, como mi pareja, aunque siempre fue muy curiosa, de saber mi rol dentro de la pareja. Hasta que, un día, le dije que eso era lo mismo que preguntar, si los palitos que usan los chinos para comer, son diferentes para la mano izquierda que para la mano derecha. Pero, como no entendió la metáfora, le tuve que decir que en mi relación de pareja con Luciano, los dos éramos varones y cumplíamos la función de tal.

Aunque había ciertas preferencias en las que nos sentíamos más cómodos y que era, yo haciendo de 'activo' y Luciano, haciendo de 'pasivo' pero conmigo exclusivamente. Porque en otras relaciones que habíamos tenido, ambos fuimos lo contrario de lo que somos ahora. No tenía sentido, explicarle eso de ser una pareja 'abierta' con todo lo que eso implica. Así que se conformó con eso y cuando supo que habíamos alquilado una casa para nosotros dos solos, creo que terminó de aceptar que yo era gay.

Incluso, nos dijo que vendría a nuestra nueva casa vieja a comer algún día, no solamente para conocer a Luciano (lo conoce solamente de 'vista', porque creo que lo vio una vez y todavía no éramos pareja) sino también a estrechar lazos de familiaridad y todo eso. Nos regaló un mantel para la mesa de la cocina y otro, mucho más lindo y 'fino' (delicado), con las servilletas haciendo juego y una vajilla espectacular para 12 comensales. La verdad que por ahora, no tengo nada que reprocharle.

Claro que, imagínense como reaccionó, el dia que fui al sanatorio, donde trabaja como gerente, con la noticia que la Agus estaba embarazada y que yo era el padre de la criatura... En menos de un minuto, pasó del más absoluto de los asombros, a la incredulidad, al creer que le estaba haciendo una broma 'pesada', a la emoción descontrolada (lagrimeaba y reía al mismo tiempo), al amor maternal (me abrazó y me besó muchas veces) y el ciclo de sensaciones encontradas y sentimientos se reanudó.

Aunque esta vez, se saltó algunos estadios (el asombro, por ejemplo) y entró de lleno en la incredulidad mezclada con un interrogatorio, al mejor estilo de la CIA (Central Intelligence Agency - Agencia Central de Inteligencia), con algunos toques de emoción (ahora mejor controlada), al amor de madre y de ahí, a la más profunda desazón y desencanto, cuando supo que no iba a ser la madrina de la boda, porque no nos íbamos a casar, ni por civil ni por iglesia.

En ese momento, afloró la personalidad de 'madre'. No podía creer lo que estaba escuchando. Le tuve que explicar, con 'pelos y señales' (detalladamente) cuáles eran nuestros planes. Y, aunque se le escapó, dijo que esa decisión era una locura y que patatín y que patatán. Y poniéndose en el papel de 'Mujer Maravilla', me dijo que ella, hablaría con los padres de la Agus, para ver que pensaban ellos y como torcer esa decisión inaceptable tanto de la Agus como mía, de no casarnos.

En fin. No le dije nada ni la quise contrariar, porque era 'al pedo' (inútil). Que disfrutara de la idea de un casamiento 'a todo culo' (de gran categoría), de poder emparentarse con una familia reconocida socialmente en la ciudad y de ser abuela, por primera vez y de un hijo descarriado como yo, al que no solamente, le gustaban los hombres, sino que le había dicho, que no esperara nietos suyos y que por suerte, tenía dos hijos varones más (el Tato y el Nachito) que podían eternizar el apellido.

Días después, me junté con la Agus, para almorzar y contarnos cómo nos había ido con nuestras respectivas familias, ante la novedad del embarazo y nos dimos cuenta, que las reacciones, fueron muy parecidas. Incluso, la idea del casamiento civil y religioso 'a todo culo'. Hasta el Matius y el Gasti quieren que nos casemos, sabiendo que soy gay y que tuve sexo con ellos hasta el hartazgo! Quizás para evitar que entre los Lucchessi, se sepa mi orientación sexual, pero, y después, qué?

La Agus y yo, pensamos que la idea de no casarnos, iba a ser la mejor pero, no tuvimos en cuenta, que no hay obstáculos, para los Lucchessi padres y espíritu santo, para que no nos casemos. En mi familia, las opiniones aunque están divididas, no cuentan la de los varones de la familia, sino que, la que 'corta y pincha' (hace todo) es mi vieja y quienes la secundan. A ella no le 'entra' (entiende), que yo no puedo (ni quiero) casarme, porque no quiero dejar a Luciano. 

Tampoco entiende la causa por la que yo prefiero a Luciano, en detrimento de la Agus y de mi propio hijo. Creerá que por haber embarazado a la Agus, me 'curé' de mi homosexualidad y me transformé en heterosexual? Sé que todo esto, es difícil de entender, especialmente, para el que no es gay, pero así están dadas las cosas. Tampoco, como bien dice la Agus, podemos vivir los 3, primero, y con el bebé, después, bajo el mismo techo. 

Porque, qué 'pito' (función) estaría tocando Luciano? Sería como volver a 1870, cuando vino mi tatara tatara abuelo, con la señora, un bebé y un 'amigo' ¿'con derechos'? que a la pronta muerte de mi tatara tatara abuela, se quedó con mi tatara tatara abuelo, para siempre, acompañándolo y juntos, criaron y educaron a ese bebé? Y decir que vivo con la Agus y el bebé, en la misma casa, cuando en realidad, a la noche, 'duermo' con Luciano? Mmmm... Tendríamos que mentir permanentemente y hacer una 'doble' vida, totalmente artificial, con todo lo que eso implica. Y la mentira, tiene 'patas cortas'...  Así que, hoy por hoy, la idea de no casarnos sigue vigente, aunque está perdiendo 'fuerzas', como pierden fuerzas los huracanes tropicales, apenas van entrando en el continente. Incluso, creo que va a perder más fuerza, cuando la novedad llegue al colegio y el casamiento religioso, sea una condición 'sine qua non' que no pueda (léase podamos) evitar... En fin, la máxima de mi viejo, de que nadie me dijo que la vida me sería fácil, cada vez más, es un acierto grande como una casa... Jeeeeeee...





20 comentarios:

  1. Anónimo29/4/18 2:34

    No te conviene entrar en la farsa de un matrimonio, mejor ir con la verdad. ¿Para qué te vas a complicar la vida en una madeja de mentiras sin necesidad? El colegio no te va a obligar, porque el casamiento es un acto privado, por más católico que sea el colegio no se pueden meter en tu vida. Además el casamiento es un acto civil con implicancias económicas, habrá bienes gananciales con el tiempo que se dividen en caso de divorcio, un lío.

    Ojo, que ya te conocemos, vos tenés un costado extraño donde te satisface que piensen que sos hetero. Te relacionaste con la Agus en tu época colegial para acallar rumores de tu sexualidad y te satisfacía bastante esa situación, mostrarte como un ganador con las minas. Evolucioná, no caigás de nuevo en esa situación infantil. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con vos ANÓNIMO, y aunque Betulo cree que le escapo al compromiso, esta vez le tengo que dar la razón. El plan original de la Agus, era ser madre soltera, de un hijo mío. Lo demás, lo habíamos hablado y concordamos que yo sería un padre 'presente' pero hasta ahí.

      La idea del 'casamiento' surge por el lado de mi vieja y de los Lucchessi, pero ya convinimos con la Agus y le aseguré a Luciano, que no habrá casamiento ni civil ni religioso, aunque sí voy a reconocer a la criatura que lleva en su vientre y le daré mi apellido.

      Pero el problema no es ese, sino que el verdadero quilombo se da que no vamos a convivir y creemos que ahí está el quid de la cuestión. Tenemos que pergeñar un buen plan, para justificar la no convivencia y algunas ideas tenemos pero todavía tenemos que pensarla bien y no tomar decisiones apuradas.

      En fin. Así están dadas las cosas y es lo que hay...

      Besos!

      Eliminar
    2. ¿Me das la razón? ¡NO ME LO PUEDO CREER! No pensaba comentar; pero, tras leer comentarios y réplicas, me lanzo:

      Un mal hecho; no se soluciona con otro. Si se ha engendrado, la solución no es abortar; ni APARENTAR un receptáculo idóneo donde acoger al nuevo miembro para su desarrollo como es un falso matrimonio; que, además, para que Josep prosiga con sus prejuicios, ES UN SACRILEGIO abusar de un sacramento como es el matrimonio. ;-)

      Eliminar
    3. Jaaaaa... Ay BETULO! Sos imposible! Parecés el perro del hortelano: no come pero tampoco deja comer! Obviamente no habrá casamiento. Un chico para crecer sano y feliz no necesita que sus padres estén casados. El amor entre los padres y el amor al bebé creo que reemplaza al vínculo sagrado del matrimonio. Y eso creo que lo tenemos asegurado. De todos modos, tampoco resultados tan malos como hijos y eso que prevenidos de una familia bastante disfuncional... Jaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
    4. Fe de erratas.

      Resultamos no resultados *

      Provenimos no prevenidos *

      Jeeeee...

      Eliminar
    5. MEJOR. Sobre los resultados de la familia disfuncional..., ¡VAMOS A DEJARLO!

      Eliminar
    6. Jaaaaaa! No sé qué tendrías que observarnos, BETULO, como hijos ejemplos de una familia disfuncional! Jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  2. A mí me parece que va a haber boda "a todo culo". Y eso de que Luciano va a estar por delante de Agus y del bebé, habrá que verlo cuando tengas a la criatura entre los brazos y empiece a desplegar el repertorio de monerías que hacen los peques y que dejan a todo el mundo embobado. Tu hijo va a ser lo más importante, y es natural que lo sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No habrá casamiento, ni civil ni religioso, ALUCINAITO. Eso ya está decidido. Tendremos que soportar muchas presiones, pero bueno, es lo que hay. Creo que las verdaderas presiones vendrán cuando sepan que no vamos a convivir. Pero por ahora, tenemos tiempo como para pensar como vamos a encarar ese tema.

      Seguramente, el bebé tendrá cierta incidencia en mi vida, pero al no convivir con la Agus y no verlo diariamente, no creo que eclipse a Luciano (me parece).

      De todos modos, veremos dijo Lemos... Jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  3. Hola lucks. Los de afuera son de palo dicen, no se xq te hace tanto ruido la opinion ajena y externa, opinan y quieren meter cuchara en la vida de los demas, cuando en verdad cada cual vive a su manera, como dice la cancion jeje
    Eso de casarte para despues tener una doble vida, es sinonimo de mal plan, quilombo, puterio etc mejor ahorrate todo eso.
    Con respecto a tu madre, ni siquiera te pregunto si la amas a la Agus, si fue un hijo deseado etc solo le importa que te cases y seas "normal" En el fondo solo quiere q seas hetero, me parece una falta de respeto que vaya a hablar con los padres de la agus para lograr un casamiento, acaso tenes 15 años vos?? Ya ss dueño de tu vida!!! En fin... me ahorro mas comentarios mejor ajajja saludos -juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos opinan con la mejor de las intenciones JUAN. Sucede que tenemos diferentes vivencias y experiencias y eso da lugar a que los consejos y sugerencias sean disímiles.

      En cuanto a mi vieja, es como yo, o mejor dicho, yo soy como ella, verdaderos 'patrones de estancia', dónde todo, absolutamente todo, debe pasar por nosotros, de lo contrario nada saldría bien y todo sería una catástrofe. Lo malo en este caso, que aunque los dos somos 'patrones de estancia', soy yo quien tiene las riendas y el 'rebenque' (látigo) así que se hará lo que yo digo y no lo que ella quiere. Simple no? Jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
    2. "rebenque" jamás había oído esa palabra, gracias por aclararla ¡qué rica esta lengua que nos separa!

      Eliminar
    3. No conozco, BETULO, el origen de la palabra, pero 'rebenque' es una palabra muy usada por estos lares, especialmente en el campo. Yo la traducí como látigo, pero no es exactamente lo mismo. Sucede que en ese momento de escribirlo, no se me ocurrió otro sinónimo. Aquí te mando el verdadero significado de 'rebenque' según Wikipedia (https://es.wikipedia.org/wiki/Rebenque)

      Besos!

      Eliminar
    4. Lo consulté en la RAE; es totalmente académica. Gracias.

      Eliminar
    5. Anónimo3/5/18 7:28

      El mejor comentario que leí hasta ahora es el de Juan, con quien coincido plenamente. Que madre que te ha tocado Lu! Es tal cual, no se preocupó ni un solo segundo si amas a Agus, ni si el hijo era buscado ni nada! Además toda la vida ausente para ahora venir a querer organizarte la vida cuando estas rozando los 30. Estoy seguro que la pondrás en su lugar, y tendrá que tragarse todos sus aires de omnipotencia.. Un abrazo!
      Alejo

      Eliminar
    6. Sabés que pasa, ALEJO? Una madre como la mía que nunca asumió mi homosexualidad y que hizo siempre como el avestruz, que esconde la cabeza bajo el ala, para no ver el problema, enterarse de pronto, que va a ser abuela de un bebé engendrado por su hijo gay, es bastante complicado de entender. Y no te olvides, que siempre la describí, como a una verdadera 'patrona de estancia', de carácter fuerte, déspota y tirana, no va a admitir nunca, que algo que pase entre sus manos, no se haga como ella dice.

      Hasta ahora. Porque yo también son 'patrón de estancia' pero no con un carácter tan fuerte. Yo soy más conciliador, dispuesto al diálogo y demagógico, aunque siempre, con todas mis 'fichas' (ganas) puestas, para conseguir lo que deseo.

      Y ahora, nos enfrentamos dos 'patrones de estancia', cada uno con características diferentes. Pero con una ventaja: yo ya tengo una estrategia preparada y ella, no. Y es la del 'caballo de la sabana' que el Sebi utilizaba conmigo. Me daba toda la libertad del mundo para que yo hiciera y deshaciera a mi antojo pero llegado cierto momento, comenzaba a recoger la cuerda a la que estaba atado y sí o sí, volví a su lado. Con mi vieja, voy a usar la misma estrategia. La voy a dejar hacer y cuando crea conveniente, le daré un baño de realidad de la cual, solo saldrá aceptando nuestros puntos de vista. Es una jugada que espero (esperamos) que nos salga bien, porque los Lucchessi también están incluidos... Jeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  4. Lucky... que decir, casi que me recuerdo a mi hace años cuando Eva (mi esposa) quedó embarazada, pero con marcadas diferencias.
    Me parece bien que no se casen si no hay amor (¿hay o no?), para que atarte a alguien que no amas, así solo serás infeliz vos, Agus, el bebe y Luciano... no es algo que puedas sostener muchos años y menos fingiendo una vida heterosexual.
    Todas la madres tienen la ilusión que su hijo gay (por alguna clase de milagro, magia, brujería, etc.) se haga hombre, se convierta al lado heterosexual. Tenes que hablar con ella y explicarle que por más que Agus esté embarazada, vos seguirás siendo gay, eso no cambiará, pero que te vas a hacer cargo del bebe sin casarte.
    Estoy de acuerdo que no deben convivir con Agus, eso solo complicaría más las cosas para el resto de los familiares (ya que vos aun no saliste por completo del armario).
    Lo más fácil y simple es que reconozcas tu homosexualidad ante todos, y que la dejaste embarazada "por accidente", pero que te harás cargo del bebe pero sin matrimonio, ya que amas a tu compañero Luciano.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡POR ACCIDENTE NO! un hijo no es un accidente ¡menudo sanbenito cargaría toda la vida el chaval! Con Agus, hay amor; diferente, pero amor; y placer; pero ambas circunstancias no le son de suficiente peso como para un planteamiento existencial distinto.

      Eliminar
    2. SEBASTIÁN: como pocas veces, estoy de acuerdo en todo lo que dice Betulo, como respuesta a tu comentario. Nuestro hijo, no es un 'accidente'. No quiero que nadie crea que el bebé que lleva la Agus en su vientre, es un accidente. Muy por el contrario. Fue algo planeado, buscado y querido. Y, ese bebé, es la cristalización del amor extraño ('diferente', en la terminología betulesca) que nos profesamos la Agus y yo.

      Y como dice Betulo, también, no son de suficiento 'peso' esas características para concretar una relación de pareja. A la Agus, le alcanza y sobra, con tenerme a mí a su lado, pero a mí, no. Ella, como mujer sí, pero yo no puedo negar mi faceta homosexual y deseo, también una relación de pareja con un chico. Y no le quiero devolver mi infidelidad por la fidelidad total y absoluta de la Agus.

      En cuanto a la ilusión de mi vieja, creo que ya hace bastante tiempo, cuando reconocí que era gay, le quité todas las esperanzas que tenía que su primogénito, le fuera a dar un nieto. De ahí que derivé esa 'obligación' en el Tato o el Nachito. Lo que pasa, que este bebé. viene a tirar por tierra, toda mi declaración. En fin.

      Y lo de que no vamos a casarnos ni por civil ni por iglesia, que no viviremos juntos pero sí, me haré cargo de este bebé y de los futuros bebés que vengan, ya lo sabe. Ella y también los Lucchessi. Lo que pasa que esta decisión, es un verdadero puñal, clavado en sus autoestimas. Pero, bueno, es lo que hay. Ya veremos como se desenvuelven las cosas.

      Besos!

      Eliminar
  5. No sé como va acabar todo este embrollo. Ignoro si tu madre y los Lucchessi conseguirán imponer su "bodorrrio" (gran boda). Según mi criterio sois vosotros los que tenéis que decidir lo que queréis hacer y como deseáis subir a ese niño, lejos de la convenciones sociales o los dogmas que defiende ese sacerdote balear que usa un nombre que recuerda el de una ciudad vecina a la mía.

    Sin duda vuestra propuesta tiene mucho de desconocido y por tanto de aventura, pero, sinceramente me parece muy sensata, aunque mi experiencia como padre me hace tener algunas dudas, ya que vivir separado de él me hacer tener algunas dudas de tu posible implicación como padre, especialmente por la idea que me he hecho del carácter de Agus.

    Insisto en desear que todo os funcione de maravilla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar