domingo, 27 de mayo de 2018

Sacrílegos




Y por último, el suceso más extraño: el martes, vino el Sebi. Habíamos convenido, el sábado que nos vimos, en encontrarnos, para almorzar juntos, en algún lugar del centro y charlar, ya que hacía mucho que no lo hacíamos. Pero no fue ni una cosa ni la otra. Los planes del Sebi habían cambiado. Me propuso comprar comida e ir a la nueva casa vieja a almorzar, para conocerla, poder estar más cómodos y conversar tranquilos. Y como me pareció buena idea, le 'di para adelante' (acepté).

Compramos pollo asado con papas fritas, cuatro empanadas de carne y de postre, una 'crema de chocolate' con crema chantilly y frutillas. Helado no, porque al 'mariconcito' del Sebi, el frío le hace mal a la garganta. Ahora le hace mal, pero bien que, cuando éramos chicos, se 'bancaba' (soportaba) que le pusiera helado en la raja y en el agujerito del culo y se lo chupara, hasta terminarlo todo, mientras me rogaba que lo cogiera/follara o le pusiera más helado... Jaaaaaaaaa...

De ahí, fuimos a la nueva casa vieja, mientras le contaba, en el camino, casi todo lo que había pasado, desde que a Luciano le dieron el alta, y fuimos a vivir al campo, hasta que terminamos alquilando ahí. Obviamente, lo único que no le dije, fue mi aventura con el Alexis, porque sabía de antemano, que esas cosas medio promiscuas, al Sebi no le gustan para nada, y ahora, que casi es 'doctor' y está más 'amariconado' que de costumbre, no quiero ni pensar en todo lo que me puede llegar a decir!

De ahí que opté por el viejo dicho de 'ojos que no ven, corazón que no siente'. Para qué intentar convencerlo de lo del helado? Así fue que llegamos y mientras yo desenvolvía la comida, le dije al Sebi que pusiera los platos y demás cosas en la mesa. Le aclaré que Luciano, nunca venía a almorzar, porque prefería 'picar' (comer) algo en el centro y después, iba a un gym o hacía natación, cuando podía. Y yo, casi nunca volvía a mi casa, ya que almorzaba en el colegio y seguía ahí, a la tarde.

Le aseguré de esa manera, que íbamos a estar tranquilos y, que tampoco vendrían los 'pollitos' y, aunque vinieran, recién lo hacían después de las 18 horas. Así que estaríamos más que tranquilos. Y mientras estaba desenvolviendo las cosas, el Sebi se apoyó detrás de mi cuerpo, apoyó su pija erecta en mi culo y mientras me abrazaba mi cintura y besaba mi cuello, me dijo: 'vamos a la cama?'... Uuuuhhh...! Justo a la cama? pensé. Y desde cuándo, el Sebi me 'primereaba' (tomaba la iniciativa)?

Le estaba por decir lo que habíamos convenido, Luciano y yo, de no tener sexo con otro que no fuéramos nosotros, en esa cama. Incluso, yo había pensado, después de almorzar, crear un clima, más o menos, interesante, para que pudiera, 'transar' (acariciar y besar) un poco al Sebi. Y si el Sebi se mostraba receptivo, seguiríamos con una paja, una buena felación y no creí que el Sebi, iba a aceptar algo más (la penetración) porque según él, dejó de ser gay (si es que se puede dejar de serlo, claro).

Recordé que una vez, no hace tanto tiempo, habíamos tenido algunos 'acercamientos', creo que cuando el Sebi todavía estaba de novio, con esa Coty. Aquella vez, tuvimos un 'touch' (encuentro) pero no se si fue por calentura, amor, pasión o qué. Realmente, el Sebi en ese sentido, es inexpugnable, y no se sabe, que motivación tiene cuando hace lo que hace. Yo no soy tan así, soy más previsible y cualquier 'diositos' siempre me adivina de antemano mis intenciones... Jeeeeee...

Pero, lo que yo creía que iba a terminar en uno de los sofás de la sala, iba a comenzar en nuestra cama gigante del dormitorio. Finalmente, y tomando nuevamente la iniciativa, el Sebi me agarró la mano y me llevó hasta el dormitorio. Y yo me dejé llevar. Qué iba a decir? Qué nos habíamos prometido, Luciano y yo, usar la cama, para tener sexo únicamente nosotros mismos? Qué? Le iba a negar la cama al 'pibito' que amé (amo) con toda intensidad y con el que comencé mi vida gay?

Obviamente que no. No dije nada y me dejé llevar. Éramos un par de 'sacrílegos' profanando la habitación sagrada. La cama estaba sin tender, y toda desacomodada, tal cual, la habíamos abandonado a la mañana. El Sebi extendió las sábanas y yo, el acolchado. Luego, nos 'transamos', mientras uno desvestía al otro. Atrás fueron quedando el hambre que sentíamos y las ropas que nos sacábamos y llegaron, para quedarse, los recuerdos de miles de 'encamadas' que tuvimos el Sebi y yo.

Creo que no dejamos ni un milímetro de nuestros cuerpos, sin que la lengua o los labios o nuestros dedos, lo recorrieran. Apenas nos metimos en la cama, debajo del acolchado, totalmente desnudos, volvimos a 'transar' con desesperación. Con el ambiente ya cálido y cubiertos por el acolchado de la cama. nos volvimos a dar permiso para gozar cada uno con el cuerpo del otro. Por favor, todo lo que había cambiado el Sebi! Ya no es un 'diosito'. Es un perfecto 'dios' que me incitaba a poseerlo.

Y no pude negarme a sus deseos, porque también eran los míos. Una sensación de bienestar, felicidad y goce me invadió por completo cuando pude penetrar una vez más, aquel 'dios' que ahora me envolvía con sus brazos y piernas, haciendo que mi pija, desbordante de leche, permaneciera retenida adentro de su ser. Cambiamos de posición varias veces y como cuando éramos chicos, también hice de pasivo, para sentir al Sebi, dentro mío. Y nos gozamos como nunca antes. Nos entregamos el uno al otro, sin pensar, inconscientes, como cuando éramos chicos, con muchas dudas, preguntas y diálogos, para conocer las sensaciones y sentimientos del otro. Y nos disfrutamos plenamente, con una sola idea: gozar al máximo de nuestros cuerpos, de nuestras sensaciones y de nuestros sentimientos. Revivir tiempos lejanos y comprobar que el sentimiento recíproco que había entre nosotros, se mantenía intacto. Seguíamos siendo el uno para el otro. Seguíamos necesitándonos y sabíamos, que nos satisfacía, plenamente, estar juntos. Saber que más que amigos 'con derechos', somos amantes y aunque la Vida, nos hizo tomar caminos diferentes, vamos a seguir siendo 'amigos con derechos', le guste a quien le guste. Como fue en el pasado, como es ahora, en el presente y como será, seguramente, en el futuro... Jeeeeee... 






8 comentarios:

  1. Yo veo más amor que calentura en este post. Al final, la isla va a tener las dimensiones de Australia, y, encima, la cama dejó de ser tabú. ¡Cualquier día te vas a acostar con la Agus sin pedir permiso al hechicero de la tribu!
    Besos, profe.

    ResponderEliminar
  2. Jaaaaa... Qué malo eres, ALUCINAITO! La isla es cosa del pasado. Fue una buena idea que nos sirvió durante un tiempo pero no creo que se pueda 'reflotar'... Jeeeee... Quizás, algo parecido, con otras características, no sé. En cuanto, al lugar sagrado, duró nada. Somos demasiado sacrílegos y acá, nadie respeta nada. Literalmente! Jaaaaaa...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. He de confesar que yo amo a Sebis... siempre me encanto su actitud y su manera de ser... mas ahora que nunca; un noble caballero en todo el sentido de la palabra con esas pizcas inexpugnables de insertidumbre que a la larga hacen que uno lo ame a su entrega, a su pasión, a su estilo... que hermoso que es...

    Tenía ratos de no escuchar de él... y me alegra que esté muy bien... par de sacrílegos pero que de verdad era alguien con quien merecía romper la promesa pues no es cualquiera, sino con la persona que experimentaste un sin fin de sensaciones y emociones que aún salen a flor de piel a pesar del tiempo y la distancia... la persona que más te ha amado y que aún lo hace pues eres el único con el que se entrega de tal manera...

    Un beso Lu, se te quiere mucho a la distancia... tengo mucho de no escribir pero aún te sigo, espero te acuerdes de mi...

    Un fuerte abrazo...

    Yurgth...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola YURGTH! Cómo no te voy a recordar, amigo? Si viviste casi toda tu adolescencia acompañándome! Lamento que haya influenciado, poco o mucho en tu vida. Especialmente porque siempre fui un adolescentes hiper hormonado y haciendo 'cosas' a las que todavía mucha gente se persigna! Jaaaaaa...

      Qué tal, tus cosas? Saliste del clóset? Sos feliz? Tenés novio o novia? Jeeeee... Estudias o trabajas? Recordame en que país vivís. Últimamente estamos evaluando, Luciano y yo, la posibilidad de viajar a Colombia y Centroamérica y si obviamente, andas por ahí, poder conocernos personalmente. Será todo un placer para mí.

      En cuanto al Sebi es como dice el refrán, 'donde hubo fuego, cenizas quedan' y en este caso, no solamente cenizas, sino también algunas brasas que a pesar del tiempo que pasó, aún se mantienen encendidas.

      Espero que sigas bien.

      Besos!

      Pd. si quieres escribirme en forma particular hacelo a yo.lucky.luciano@gmail.com
      Chauuuuu!

      Eliminar
    2. Jajajaja... naaa que va Lu, influenciaste mucho y de gran manera mi vida y aun lo haces; aquellos fantasmas de la adolecía nos aparecían a ambos y fuiste gran apoyo en ese sentido, no sabes lo que te agradezco por ello; me dio la serenidad y capacidad de afrontar situaciones de mi vida de una mejor manera, y las fuerzas para seguir adelante, en otras palabras no me sentía tan solo, al otro lado del hemisferio había un chico con problemas en ocasiones mas serios que los míos y aun seguía adelante.

      Hormonalmente fui y soy aun un poco mas recatadito así que por ese lado no te preocupes jajajaja...

      Me alegra mucho que estés bien Lu... ya te escribo y te cuento un poco mas de mi...

      Saludos desde Costa Rica... el país más hermoso de Centro América (sin menospreciar a los demás) le insto a visitarlo, hermosas playas, montañas y volcanes, de todo tenemos en nuestro pequeño país y como es chico rápido llegas a todo lado jejejeje...

      Por cierto muchas Felicidades en tu cumple años!! espero sea excepcionalmente bello y especial para ti...

      Besos!!

      Eliminar
  4. Hola lucks! Les falto usar la crema de choco, asi recordaban viejos tiempos.. aunque saborear primero el choco dulce y luego la leche amarga no se si es buena combinacion ajajjaja saludos -juan

    ResponderEliminar
  5. Me encanta que os sigáis amando. La pena es que hayas tenido que romper una promesa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3/6/18 1:52

    Q copada esta historia con el Sebi ....si lo habre leido, desde hace tantisimo tiempo ....me r alegro hayas estado con el.... ahora cuando se fue; como quedaste ...dentro tuyo...melancolico o ? Charlieindio

    ResponderEliminar