jueves, 6 de septiembre de 2018

Malas mías





Esto de 'mala mía' es una expresión actual que se usa mucho acá (desconozco si en otros lugares) cuando uno asume la culpa de que algo salió mal. Y en este caso, tengo que asumir varios errores, que realmente cometí sin querer, pero bueno, son errores y me hago cargo. Uno de ellos es el económico. Como dice mi viejo, me faltó 'cintura' (habilidad) para darme cuenta que, cuando cerré el trato de pagar el alquiler de la nueva casa vieja, en dólares,  me estaba mandando una 'cagada' (error).

Quizás, él no lo hubiera cometido, debido a las cosas que le tocó vivir. Una de ellas, es la devaluación feroz de nuestra moneda. Porque cuando alquilamos la nueva casa vieja, allá por marzo, el dólar estaba a $ 17 y U$S 300 era la quinta parte de mi sueldo. Pero con la última devaluación, el dólar, subió a $ 40 y el futuro se nos pone negro, ya que tenemos que pagar de alquiler por la vieja casa nueva lo mismo que deberíamos pagar por un departamento grande y lujoso en una avenida cercana.

Pero, que se puede hacer? Tenemos dos salidas: una es hablar con el dueño y convenir un nuevo alquiler, teniendo en cuenta, otros parámetros (la relación sueldo/alquiler) o rescindir el contrato y buscar otra cosa. Pero esto de 'cambiar de caballo en medio del río' (cambiar de casa), no me tranquiliza nada, especialmente por todo el dinero que tenemos que desembolsar por la rescisión del contrato, más la mudanza, el anticipo que hay que pagar para alquilar otro lugar y muchos etcéteras.

Así que no sé qué vamos a hacer. Mientras tanto acá, las cosas siguen subiendo de precio y está todo muy caro. Todavía nos queda la opción de volvernos a la casa de campo pero también necesitaríamos bastante dinero para poder hacerlo, ya que además del dinero a gastar por la rescisión del contrato, gastaríamos mucho dinero en ponerle 'GNC' (Gas Natural Comprimido) a la Ecosport para que lo use como combustible, ya que acá, la nafta, también aumentó increíblemente.

Y es eso o gastar un 'platal' (mucho dinero) para desplazarnos en ómnibus. Porque con los aumentos  del combustible, el pasaje entre el pueblo y la ciudad aumentó muchísimo y va a aumentar más todavía si, como dicen, el gobierno le quita el subsidio al transporte. O sea que, como verán, las cosas se nos están complicando. Además. tenemos que tener en cuenta, nuestro desplazamiento entre el campo y el pueblo y de la estación de ómnibus a nuestro trabajo. Todo un quilombo.

Y en este orden de cosas, si bien la idea de que lo 'prepare' (ayude extraescolarmente) a Emmanuel José María (léase Emmanuel), fue buena, pasándole la 'changa' (trabajo temporario) a la Agus, porque le sirvió a la Agus, de incentivo, para salir del pozo depresivo. Pero, la otra 'mala mía' fue con Emmanuel. No sé, hice lo que hice con todo el ánimo de hacer lo mejor y resulta que ahora se me vuelve en contra todo como un 'búmerang'.

Desde que entró al colegio, a principios de año, Emmanuel se distinguió por algunas características especiales y no tanto por su orientación sexual. Emmanuel es gay, algo afeminado pero muy pedante y con aires de superioridad que el resto de los alumnos detestan. Pero, en general, es muy buen alumno y muy aplicado. También es buena persona hasta donde lo conozco. Especialmente, cuando a la tarde va al gabinete psicológico donde conversamos de todo y nos podemos conocer más

Y acá viene, lo extraño. Días pasados, me paró en la calle un chico que yo no conocía, de unos 18/19 años, semidiosito, que me preguntó si yo era 'fulano de tal' y cuando le dije que sí, me preguntó si tenía una ratito porque quería hablar conmigo. Le pregunté cuál era el motivo y me contestó que quería hablar de un amigo en común: Emmanuel. Y no sé que percibí en ese chico, que hizo que le dijera que sí y que fuéramos a un bar cercano. Mi radar gay algo detectó pero fue una señal débil.

La verdad que, aunque no lo conocía, sentí confianza en ese chico. Me dijo que se llamaba Ramiro y que era amigo de Emmanuel. Al principio fue demasiado tímido y estaba ansioso y nervioso, a tal extremo que le temblaban las mandíbulas y se mostraba, expectante y alerta a todo lo que pasaba a nuestro alrededor. Creo que se había arrepentido de haber ido y de poder, hubiera salido de allí huyendo. Pero, lo que lo inquietaba, era más fuerte e hizo que se quedara.

Al principio le costó hablar. Yo lo dejé hasta que se animara y me dijera lo que había ido a decirme. Finalmente, me dijo que era gay. Que era muy amigo de Emmanuel desde que eran chicos. Que lo quería mucho y que ese sentimiento era recíproco. Y que al principio, eran amigos 'íntimos' (con derechos) y ahora, novios. Qué se gustaban y se querían y que esperaba que Emmanuel terminara la secundaria, para irse a vivir juntos, como era el deseo de ambos.

Me confirmó que él (Ramiro) estaba algo preocupado por Emmanuel y por la relación que tenían. Más que nada porque el mismo Emmanuel le había dicho que yo soy gay o bi y que yo le gustaba mucho. Al principio no le dio importancia a esa confesión, aunque sintió celos. Y con el paso del tiempo, Emmanuel no hacia otra cosa que hablar de mí y de nuestros encuentros en el gabinete por la tarde. Y ahora, le había dicho que iba a ir a mi casa para que le diera apoyo extraescolar en inglés.

Ramiro creía que Emmanuel y yo estábamos 'saliendo' porque fue el mismo Emmanuel, quien le dijo que quería interrumpir el noviazgo. Todo apuntaba a que me lo estaba 'haciendo' (teniendo sexo) a Emmanuel. Le aclaré a Ramiro, que Emmanuel era un excelente chico, tanto como persona y como alumno y que si bien pasaba gran parte del día conmigo, solamente éramos amigos y no teníamos otra relación más que la de docente-alumno. No pasaba otras cosas y mucho menos relacionarme afectiva y sexualmente con él, tener sexo o algo por el estilo. Argumenté que Emmanuel era menor de edad y que me podía meter en serios problemas de tener algún otro tipo de relación, que no fuera la del docente-alumno. Y así seguí durante muchos minutos. Pero mis argumentos no sirvieron de mucho, ya que Ramiro, me dijo que yo era un lindo 'tipo' y que podía conseguir muchos chicos y lo que él únicamente me pedía, era que no me aprovechara de Emmanuel y lo desalentara en seguir adelante en la relación que tenía conmigo y todo eso. No hubo dios que lo convenciera de que, entre Emmanuel y yo, no pasaba nada. Y con esa convicción se fue dejándome un amargo sabor en la boca. La primera vez que tengo una relación amistosa no sexual con un pibito y no me creen! Si es para no creer! 








12 comentarios:

  1. Queramos o no la vida siempre haya la forma de complicarnos todo, asi tengamos o no las mejores intenciones; y en tu caso ésta es una situación que tiende a repetirse.

    Que mal lo de la inestabilidad economica, espero que logres encontrar un equilibrio pronto, mas ahora que son 3 bajo un mismo techo.

    Espero que Ramiro no te meta en problemas aún mayores, ya deberias tener experiencia con los celos desproporcionados de los adolescentes/jovenes, pero a ti te gustan así, llenos de energia y locura jajaja.

    Cuidate mucho Lu, como siempre te deseo lo mejor.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que el dueño de la nueva casa vieja, tiene un poco de sentido común, aceptará renegociar el contrato de alquiler. Volveremos al $ Ars y veremos como se lo puede mantener sin que la devaluación se lo coma. Eso por un lado.

      Por el otro, está el tema Ramiro/Emmanuel JM. No creo que Ramiro quiera ni meterme ni meterse en problemas. Vino a mí buscando una solución y no un enfrentamiento. Le temo a la reacción del Emmanuel, cuando le tire abajo todas las fantasías que tiene conmigo. Pero no me voy a adelantar a los acontecimientos. Tengo que hablar con Emmanuel JM primero y ver que pasa por su cabecita. En fin, veremos dijo Lemos!

      Besos!

      Eliminar
  2. Luckitas!

    Renegocia ese contrato!!! Es demasiado peligroso. Y si te ves obligado a cancelar es mejor con dolar a 40 que con dolar a 50. Además recuerda que las cosas van a empezar a subir mucho de precio por la especulación.

    Quizá con tu carisma logras ablandar al dueño para que les acepte cobrarles en pesos, quizá con un aumento programado. Feo pero más seguro que el dólar. Todo apunta a que va a seguir subiendo de precio.

    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que voy a intentar renegociar, ponele la firma MAT. Otra no me queda. Ya veré si acepta la relación inicial entre el precio del alquiler y mi sueldo. Si el viejo tiene un poco de sentido común, se va a dar cuenta, que al precio que quiere, no lo va a poder alquilar por años, porque sino me da una solución, le rescindo el contrato, le pago lo que tengo que pagar y a otra cosa mariposa. Después, no sé. Jaaaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  3. Pues dado tu carácter de catalizador de problemas, ten cuidado con este tipo de amantes despechados (aunque sea falsamente), por si le da por denunciarte al colegio por acosar a un alumno o algo así. Aunque se demostrara tu inocencia, el daño ya estaría hecho, y no están económicamente las cosas como para quedarse sin empleo. Por otro lado, es posible que EJM esté muy entusiasmado contigo, pero es evidente que al revés no sucede lo mismo, porque tú te tiras a cualquier pileta si te resulta apetecible sin mirar si tiene agua, y en este caso eso no ha sucedido.
    Besos y que todo mejore ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón ALUCINAITO pero lo veo desde otra óptica. No le temo a que Ramiro intente nada. Le temo a la reacción de Emmanuel JM. Temo que al decirle lo que Ramiro me dijo, y desalentar, todos sus planes que tiene conmigo, se sienta despechado y me denuncie de que hicimos algo, cuando en realidad, ni siquiera lo toqué. Acá estamos de acuerdo, en qué me resultaría muy difícil, demostrar mi inocencia y aún así, las sospechas se instalarían sobre mí y va a ser difícil eliminarlas. En cuanto a quedarme sin empleo o que me sancionen penalmente, no lo creo. Sería su palabra contra la mía y un muy buen abogado, haría añicos la historia de un chico gay despechado. De todos modos, no quiero adelantarme a los acontecimientos. Bastante problemas tengo ahora para pensar en uno nuevo. En fin.

      Besos!

      Eliminar
  4. Anónimo8/9/18 1:34

    Lu tema alquiler........podes rescindir de 1 dia para otro sin preaviso....despues de los 6 meses y hasta el año; la penalidad es 1 mes y medio d alq, pasado el año hasta el final del contrato en cualquier momento la penalidad es 1 solo mes de alq ...Respecto al contrato en Dolares si bien no esta prohibido.....no existe en BA un solo contrato de alq en esa moneda tdos son en $ inclusive los comerciales. Por lo tanto popdes hablar con el dueño y renogociar el contrato.....Si no entendi mal estas hablando de U$S 300 x mes .....hoy el verde esta vendedor $ 38...no $ 40 .....anula ese contrato y renegocia uno en $ como corresponde.....con actualizacion en el peor de los casos semestral del 12 a 15 % o Anual del 30% a hoy .....Abrazos Charlieindio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que pienso hacer, CHARLIEINDIO. Renegociar con el dueño. Me pasó por 'buenudo'. En 2015, el dólar estaba a $ 14. En 2018, cuando firmé el contrato de alquiler, estaba en $ 17. Quién se iba a imaginar semejante alza? Yo no... Lo demás nos tenemos que regir por el contrato. Tengo que ir a la asociación de defensa del inquilino a ver qué me pueden decir. Mientras tanto, a la noche, hay 5 familias que buscan la solución a este entuerto. A alguno, se le prenderá la luz. Yo por el momento, soy una lamparita quemada... Jeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  5. Me sorprende que en Argentina cobren una renta en dólares. Acá en México es muy común sobre todo en la frontera con EEUU (y con lo que me molesta que me cobren en la moneda gringa, porque los trabajos pagan en pesos mexicanos).
    Hubiese pensado que en Argentina, por la lejanía geográfica, era menos común esa práctica pero veo que ya se está globalizando, como todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, ANÓNIMO, las rentas NO se hacen en dólares. Pero sí todo está atado al dólar. Y cuando hablo de todo, hablo de todo. Y no es de ahora, es de hace años. Nosotros, los argentinos, cobramos, pagamos y compramos en pesos argentinos. Pero viene bien saber el equivalente en dólares. Por ejemplo, si tú me hablas de una hamburguesa con papas fritas y una gaseosa (soda) yo para hacer una equivalencia necesito conocer cuánto representa en dólares. Luego, lo traslado a pesos argentinos. Y así todo. Absolutamente todo. El resto de los países latinoamericanos ninguno le preocupa la cotización del dólar. Acá vivimos pendiente de las fluctuaciones de esa moneda. En fin, es lo que hay...

      Besos!

      Eliminar
  6. Sin duda yo intentaría renegociar ese contrato, me parece la mejor salida a esa situación.

    En cuanto a lo de Emmanuel, creo que es muy difícil convencer a Ramiro, él tiene una idea y no escuchará otra. Aunque me parece que el problema es el mismo Emmanuel que es quien ha hecho pensar a Ramiro lo que piensa y que es probable que él (Emmanuel José María) cuente con conseguirte...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Ay, JOSEP, por qué la vida tiene que ser tan difícil? Cuando yo no busco los problemas, los problemas me buscan a mí. Ya que mi mamá me decía cuando todavía era preadolescente, que yo era un catalizador de problemas. Y si bien todavía no entiendo que es eso de 'catalizador' creo que se refiere a que los problemas vienen a mí y sino, yo los provoco. Pero no es verdad. Yo no los provoco (algunos sí) pero otros no y estoy en el medio de un gran bolonki.

    Sin duda que voy a negociar el contrato a como de lugar. El tipo me va a tener que escuchar. Cuando le planteé hacer el contrato en dólares fue por 'buenudo' que soy. Me pareció que en ese momento, el alquiler era barato ($ 500 contra los $ 20.000 que yo estaba ganando, sin contar el sueldo de Luciano). Por otra parte, el dólar estaba a $ 14 en 2014 y $ 17 en 2018. Quién se iba a imaginar la estampida que pegó? Al menos, yo no. Pero fue mala mía y ahora tenemos que bailar con la más fea. Solución hay pero todas implican un gasto increíble de dinero. En fin.

    En cuanto a lo otro, pienso lo mismo que vos. Emmanuel JM está abonándole a Ramiro la idea de que hay 'algo' entre nosotros, cuando no lo hay. Lo que me queda es hablar con Emmanuel JM y plantearle lo que me dijo Ramiro, para conocer sus motivaciones. Lo único que me faltaba en este momento, es que un alumno, que todos reconocen gay, me denuncie por despecho y diga que pasó cualquier cosa, cuando en realidad no pasó nada de nada. Porque por más que me crean, cómo borro las sospechas que se van a instalar sobre mí? Todo un tema... Veremos dijo Lemos, como salgo de esta...

    Besos!

    ResponderEliminar