viernes, 9 de noviembre de 2018

Alexis recargado



Días antes, de que esto que voy a contar pasara, me había llamado el Matius para 'vernos' porque me quería decir 'algo'. En realidad, desde que está saliendo con el 'Pollo', la relación de noviazgo tiene muchos altibajos y por lo que se ve, va derecho al fracaso. De todos modos, me gusta encontrarme con el Matius, porque no puedo olvidar todo lo que sentía por ese pibito cuando era más chico. Especialmente, cuando hace de 'activo'. La ondulación de la cadera, hace que la penetración del Matius, sea tan placentero que es de no creer. Aunque no sé por qué, conmigo prefiere ser 'pasivo'. 

Habíamos quedado en encontrarnos cuando saliéramos de trabajar. Ese día, él no iba a la facultad, así que matábamos dos pájaros de un tiro. Íbamos a tomar alguna cerveza artesanal, aprovechando el 2x1 de cualquiera de las cervecerías de la avenida Pellegrini y de paso comíamos algo. El Matius me iba a decir lo que no quiso decirme por teléfono y finalmente, terminaríamos en su departamento, haciéndonos el amor. Así que estuve haciendo 'tiempo' en el colegio hasta las 17 horas. Pero ya me estaba aburriendo soberanamente, así que decidí adelantarme a la cita e ir a merendar algo.

En eso estaba, cuando recibí el primer 'wsp' de Alexis. En su mensaje iba directamente al grano. Quería cogerme/follarme y me preguntaba por mi disponibilidad. Ese 'chongo' (hetero que tiene sexo gay) me pone re caliente. Algún día, tendría que ponerme a reflexionar que tienen en común, Alexis, el Juanma y el Mati, que sin ser 'diositos' como a mí me gustan, me rindo tan fácilmente a sus deseos. En algún momento, pensé, que era porque son heteros, bien machos, típicos mestizos descendientes de europeos e indígenas y chongos a morir. Porque otro motivo no le veo.

Sea como sea, le contesté a Alexis que podía un rato nada más porque tenía un compromiso a las 19. El segundo 'wsp' de Alexis, solo me decía que me esperaba, me daba la dirección donde estaba y me indicaba que era una obra en construcción. Pagué rápidamente lo que había consumido y fui al encuentro de Alexis. No estaba lejos. Después de dar infinidad de vueltas, logré encontrar a un par de cuadras, un lugar para estacionar la Ecosport y fui al encuentro de Alexis. No fue difícil encontrarlo. En la cuadra solamente había una obra en construcción de un edificio.

Así que apenas llegué, le mandé un 'wsp' indicándole que ya había llegado. A los pocos segundos, por una abertura lateral, apareció la figura de Alexis que me franqueaba el paso. A pesar de que estaba atardeciendo, adentro estaba todo oscuro. El lugar, típico de una obra de construcción, impregnaba mi olfato de olores característicos: humedad, madera, ladrillos, mezcla de portland, arena y cal. Todo desordenado y con diferentes montículos que impedían el paso y que debíamos sortearlos. Alexis me dijo que estaba trabajando de día como albañil y de noche, como 'sereno' (cuidador nocturno).

Y que había aceptado porque necesitaba el dinero. A la noche iban algunos amigos a comer algo o en este caso, yo para tener sexo, según Alexis, 'del bueno'. Al final de la obra, había una pequeñísima habitación, con una cama, una mesita chiquita, un calentador eléctrico que hacía las veces de cocina y cuatro sillas, una de las cuales, tenía un televisor apoyado sobre el asiento. En el camino, y mientras me iba contando algunas cosas, Alexis no hizo otra cosa que acariciarme las nalgas, al tiempo que me decía que yo era lo mejor que le había pasado. Qué tal?

Así que apenas entramos a ese 'cuchitril' (habitación pequeña y precaria) encendió la luz y sin decir 'agua va' me arrinconó contra una de las paredes mientras me besaba el cuello y metía sus manos por debajo de mi pantalón y mi slip y masajeaba mis nalgas casi con desesperación. Yo en cambio, mientras lo dejaba besarme (nunca antes me había besado), le desabotoné el pantalón de trabajo y se lo bajé junto al boxer. La pija de Alexis ya estaba parada, cabeceante y babeante! Qué calentura tenía por favor! El liquido pre-seminal le salia abundante, lubricándole el hermoso glande aciruelado.

Alexis apenas se sintió desnudo de la cintura para abajo, me quitó la camisa e hizo lo mismo con la suya. Inmediatamente presionó mis hombros hacia abajo y empujó suavemente mi cabeza hacia la pija. Me metí toda la pija de Alexis en la boca no sin antes besarle el pecho y el abdomen moreno y musculado. El olor a 'macho' me volvió loco y retrotrajo mis recuerdos cuando 'peteaba' al Mati en el vestuario del club, al final de las prácticas de fútbol, o cuando me llevaba, para hacer lo mismo, a un grupito de árboles que tenía el club y en el que podíamos ocultarnos de las miradas indiscretas. 

Así estuvimos un largo rato. Luego, ya totalmente excitado, Alexis me arrojó suavemente sobre el camastro y terminó de desnudarme por completo, se colocó un forro y en plena posición del 'misionero' me penetró lenta pero totalmente. Y comenzò con su movimiento de 'saca y pon'. En el silencio del lugar, lo único que se escuchaban eran sus testículos golpear contra mis glúteos. No hubo una palabra, un gemido, un ruido. Luego de un buen tiempo, cambiamos de posición a la del 'perrito', luego de costado y después del otro y al final, me senté encima de la pija del Alexis. 

Finalmente volvimos a la posición del 'misionero' y ahí sí, en medio, de gemidos de goce y placer, Alexis se quitó el forro y acabó sobre mi pecho, abdomen y bajo vientre y me volvió a meter la pija en la boca para que le lamiera el semen que había quedado. Mientras él, a diferencia de otras veces, me ´pajeó' (masturbó) casi violentamente hasta que despedí los hectolitros de leche de los que ya estoy acostumbrado. Finalmente, se acostó a mi lado y mientras jugaba con mi leche, me dijo que yo era 'espectacular'. Después, sacó una cerveza que tenía en una pequeña conservadora y me convidó. 

Me dijo de pedir un pizza. Alexis tenía toda la idea de continuar el 'encuentro'. Pero le dije que ya tenía un compromiso y que no me podía quedar. Me limpié lo mejor que pude y me vestí rápidamente. La hora había volado y ya casi eran las 20.30. Y el Matius me esperaba y yo ya no tenía ganas de nada. Alexis me dijo que si yo podía volver otro día y quedarme más tiempo. Le dije que sí. Que nos íbamos a volver a ver en cualquier momento. A diferencia de otras veces, me dio un corto beso en la boca y volvió a hacerlo, esta vez un poco más largo, antes de abrirme la puerta para que yo saliera. Qué indicaban esas muestras de efusividad? Lo que me falta es que Alexis se enamore de mí. Y entonces sí que me doctoro en 'catalizador de problemas'... Jaaaaaaaa...





6 comentarios:

  1. Yo creo que esas muestras de efusividad indican que la próxima vez se deja coger. Ya nos contarás lo que Matius opinó a continuación, cuando comprobara que habías hecho el precalentamiento adecuadamente, como los deportistas.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Jaaaaa... Sabés ALUCINAITO que pensé lo mismo? Ahora está de moda los 'hetero-flexibles' pero Alexis no tiene 'pinta' de ser muy flexible. Aunque también están los 'hetero-curiosos' y quizás, Alexis, quiere probar algunas 'sensaciones'. La tentación debe ser grande pero a mí no me mueve 'un pelo' (no me interesa). Yo soy activo solamente con aquellos que me gustan mucho y pasivo con aquellos que no me gustan tanto, pero tienen 'algo' que me atrae. Veremos que pasa en los próximos encuentros.

    Con el Matius, como de cada 10 veces que nos juntamos, 8 soy activo, esta vez no cambiaron las estadísticas, con ese pibito que me sigue volviendo loco como cuando era pre-adolescente y seguimos teniendo tan buena cama como entonces. Jeeeeeee...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que sigas contando con la «amistad» del Matius, aunque solo sea de uvas a peras (muy de vez en cuando).

    En lo de Alexis creo, como Alucinaito, que lo que busca es ir más allá en el sexo, y seguramente provar los placeres del pasivo. Però todo está por ver y manteniendo la esperanza de que todo siga en el terreno puramente sexual.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmmm... Yo también supongo que lo de Alexis no pase más allá del plano sexual. Creo que es un 'hetero-curioso' más de los tantos que andan pululando por acá y que buscan nuevas aventuras metiéndose con varones heteros o gays y probando ser activos y/o pasivos. No sé que pasará pero no me entusiasma para nada ser activo con Alexis, como tampoco lo fui con el Mati o el Juanma. 'Berretines' (debilidades) que uno tiene.

      Besos!

      Eliminar
  4. Hola Lu. ¿y si no te gusta, por qué te dejás culiar por él?
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la misma razón de que no le pude decir que no al Mati, ni al Juanma ni a este. En general, son tipos que no me gustan. Aunque los 3 tienen esa 'pinta' (apariencia) de machos. Los 'diositos' y los 'pollitos' si bien son bien varoncitos se puede llegar a adivinar que en algún lugar están algo emplumados... Jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar